×

PayPal

Credit/Debit/Bank Transfer

Shaná tová (feliz año nuevo) desde Jerusalén

septiembre 6, 2021
Print Friendly, PDF & Email

Regalos especiales de Rosh Hashaná de Puentes para la Paz para los sobrevivientes del Holocausto que incluyen un frasco de miel, manzanas y un tarro artesanal para miel que dice «Shaná tová» (feliz año nuevo).

La puesta de sol de hoy lunes marca el comienzo de Rosh Hashaná, que en hebreo significa «cabeza del año» y marca el comienzo del año 5782 en el calendario judío.

Aunque Israel reconoce el calendario gregoriano, los festivales y días festivos bíblicos están determinados por el calendario sobre el que leemos en las Escrituras. Rosh Hashaná no es diferente. La fiesta de dos días se celebra el primer y segundo día del séptimo mes, el mes de Tishrí.

Rosh Hashaná también se conoce como la Fiesta de las Trompetas o Yom HaTeruá (el Día del Sonido). La razón de estos nombres se encuentra en las instrucciones de Dios con respecto a esta fiesta en Levítico 23:23-24, “Otra vez el Señor habló a Moisés: «Di a los israelitas: ‘En el séptimo mes, el primer día del mes, tendrán día de reposo, un memorial al son de trompetas, una santa convocación’».

Hoy, miles de años después, los hijos de Israel siguen siendo fieles a las instrucciones de Dios. En Rosh Hashaná, el eco del shofar, o cuerno de carnero, se escucha en toda la Tierra de Israel. Hacer sonar el shofar emite un toque de clarín para la temporada y significa el reconocimiento de la gente de la realeza de Dios.

Sin embargo, hay un significado adicional para Rosh Hashaná. El festival marca el inicio de la época más sagrada del año en el calendario judío.

Rebecca Brimmer, Presidenta Ejecutiva Internacional de Puentes para la Paz, explica: «Los 10 días entre Rosh Hashaná y Yom Kippur (Día de Expiación) se denominan los 10 días temibles. Estos 10 días son un tiempo de introspección, un tiempo de examinar tu alma, un tiempo para arreglar todo entre tú y Dios, así como también entre tus prójimos».

Rosh Hashaná se celebra tradicionalmente como el Año Nuevo judío. Encontramos la razón en el Mishná, comentarios tempranos de la tradición judía, señala Brimmer. «El primero de Tishrí es el principio del año en la calculación de los años respecto al ciclo de ‘shmitá’ (el séptimo año de permitir que la tierra descanse), el ciclo de ‘yovel’ (Jubileo), para el sembrado de árboles y los frutos» (Rosh Hashaná 1:1).

El autor y Rabino Arthur Waskow aclara aún más: «Este es entonces el año nuevo para aprender cómo el ser humano puede buscar a Dios. Quizás es la cabeza del año porque la cabeza se levanta hacia el cielo desde la tierra, mientras que Pésaj (Pascua) celebra una libertad más terrenal, liberación de nuestros cuerpos [de la esclavitud en Egipto]».

Las celebraciones del día de Año Nuevo el 31 de diciembre en el Occidente secular a menudo están marcadas por fiestas lujosas y alegría. El Año Nuevo hebreo es diferente. La atmósfera de Rosh Hashaná es de reverencia y devoción, descrita por algunos como «gozo moderado».

Brimmer dice: «Cuando escucho los sonidos del ‘shofar’ en Rosh Hashaná, reflexiono sobre estos pensamientos y me siento uno con el pueblo judío. Me encuentro examinando el corazón para ver si hay algo que necesito corregir. ¿Hay relaciones que necesito reconciliar? ¿De qué me está hablando Dios? ¿En qué necesito concentrarme para convertirme en la mujer que Dios quiere que sea?»

En una fiesta típica de Rosh Hashaná, las mesas están repletas de comida en abundancia, lo que significa la esperanza de fructificación y prosperidad en el año venidero. Hay manzanas bañadas en miel para simbolizar el deseo de un dulce año nuevo. El pescado, cocinado con la cabeza todavía unida para sugerir la cabeza del año, a menudo se sirve como plato principal. Los alimentos redondos también son un favorito en todas las mesas para representar el ciclo del año.

Desde Jerusalén, la capital eterna de Israel y el pueblo judío, desde la ciudad de nuestro Dios y la ciudad del gran Rey (Sal 48:1–2), Puentes para la Paz te desea a ti y a tu familia jag sameaj (felices fiestas) de la misma manera que los seres queridos en Israel se saludan en Rosh Hashaná: «L’shaná tová tijatevu» (que seas inscrito para un buen año).

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en septiembre 6, 2021

Fuente: Un artículo por Ilse Strauss, originalmente publicado por Bridges for Peace (Puentes para la Paz), el 6 de septiembre de 2021.

Fotografía por: Maddie Hunt/bridgesforpeace.com