Levantando al Pobre del Polvo

mayo 10, 2018

Este mes celebramos los 70 años desde que Israel se convirtió nuevamente en nación. Los cristianos y los judíos alrededor del mundo alabamos a Dios por Israel. Frecuentemente se leen los salmos de Halel o alabanza (Salmos 113-118) como parte de esa gratitud a Dios. En el Salmo 113, también se alaba a Dios por la manera en que cuida al necesitado: ¿Quién es como el SEÑOR nuestro Dios, que está sentado en las alturas, que se humilla para mirar Lo que hay en el cielo y en la tierra? El levanta al pobre del polvo, y al necesitado saca del muladar (Sal. 113:5-7).

A pesar de esa alegría, hay muchos en Israel que están abrumados por enormes necesidades. Los sobrevivientes del Holocausto, los inmigrantes, los niños en hogares divididos, los soldados sin familia, los ancianos y los enlutados, todos tienen algo en común. Todos necesitan amor y ternura.

Miriam es una nueva inmigrante que recibe alimento de Puentes para la Paz. Ella nos escribió la siguiente carta:

Apreciado Puentes para la Paz,

Yo llegué a Israel con mis dos hijos, y fue como mudarme a otro planeta. No teníamos familia ni amistades en Israel. Fue muy atemorizante llegar a un país desconocido.

Pero para la gloria de Dios, ustedes llegaron a nuestras vidas casi de inmediato, personas que estaban dispuestas a ayudarnos y apoyarnos. Y gracias a ustedes, ¡nos sentimos como en nuestra casa! Ustedes han sido una enorme ayuda a mí y a mis dos hijos.

Mi difícil empleo en la fábrica me hizo sentir alejada de mis hijos, y sentía que estaba desperdiciando mi tiempo y mis fuerzas. Por mucho tiempo, hice trabajos que no me gustaban sólo para proveer a mi familia, y no tenía tiempo ni fuerza para perseguir mis propios sueños.

Al presente, mi hebreo ha mejorado mucho y tomo mis primeros pasos en una nueva empresa, cociendo ropa bella para mis amistades y para mí. ¡Es una alegría poder dar belleza y felicidad a las personas!

Para decir verdad, no hubiese tenido la valentía de tomar este paso si no tuviese la seguridad de que había personas que me iban a ayudar. Muchas gracias, ¡y les deseo mucha fortaleza en tan noble trabajo!

Con amor, Miriam

También nos complace mucho ministrar el amor de Dios a sobrevivientes del Holocausto durante sus postreros años de vida. Ari siempre está agradecido cuando recibe su saco de alimento, pero en esta ocasión le incluimos una pequeña sorpresa. Había acabado de cumplir los 94 años, y por eso le entregamos una cesta de alegría para su cumpleaños, además de su saco regular de alimento. ¡El rostro de Ari se alumbró en una tremenda sonrisa! Nuestro empleado de Puentes para la Paz, Jay, dijo:

Cuando le ayudé a bajar las escaleras con su carrito, Ari no dejaba de darnos las gracias, y eso me produjo grande gozo. Nuestros sacos de alimento para sobrevivientes del Holocausto son mucho más que simple mercancía. Cuando entregamos los sacos de alimento, también les enseñamos que alguien se interesa por ellos, que alguien quiere escuchar lo que les ha ocurrido durante la semana. Aquellos que han sufrido incontables horrores merecen nuestro mayor respeto. El que seamos un oído dispuesto a escucharles mientras les llevamos un saco de alimento, eso hace mucho más por ellos de lo que podamos imaginar. Me siento muy honrado en ser parte de Puentes para la Paz y en tener la gran bendición de ver cómo tantos sobrevivientes del Holocausto reciben la ayuda de cristianos alrededor del mundo que se interesan en ellos.

22,140 Personas Comen a la Mesa de Puentes para la Paz

Ari, Miriam y 22,140 israelíes en situaciones semejantes reciben alimento por parte de Puentes para la Paz cada mes. No les damos alimento sólo en días festivos, porque la pobreza existe todos los días del año. Viven en comunidades israelíes desde norte a sur. Hablan ruso, español, francés, inglés, árabe, persa, portugués, hebreo, amárico, y posiblemente hasta más idiomas. Han llegado desde los cuatro confines de la tierra, mientras Dios restablece a la nación de Israel.

Muchos miles más piden nuestra ayuda. Entiendo que el corazón de Dios es responder a todas sus necesidades. Yo deseo ayudarles a salir de su profunda necesidad y experimentar el plan de Dios para sus vidas. Es una tremenda bendición ser una organización que Dios usa para evidenciar Su amor al pobre, para levantarlos del polvo y sacarlos del muladar.

No lo podríamos hacer sin su ayuda. Por favor, ore y considere hacer un generoso donativo hacia nuestro Programa de Alimento este mes, para que podamos extender la mesa y alimentar a más hambrientos. Gracias por evidenciar su fe a través de sus obras.

“Hijos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad (1 Jn. 3:17-18).

Bendiciones desde Israel,
Rebecca J. Brimmer
Presidenta Ejecutiva Internacional

 

Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

Puentes por la Paz está comprometido a bendecir al pueblo de Israel de varias maneras.

Programa de Adopción

Por medio del Programa de “Adopción,” usted tiene la oportunidad de auspiciar a una familia o a un individuo judío en Israel durante un año, ayudándoles a atravesar este tiempo tan crítico en sus vidas. Les proveemos apoyo emocional además de grandes sacos de alimento (con frutas, vegetales, pollo, productos lácteos, alimentos enlatados y productos de higiene), boletos de autobús y asistencia financiera para necesidades especiales.

Los que se benefician de este programa son los nuevos inmigrantes a Israel, familias israelíes que han sufrido de ataques terroristas, los que atraviesan grandes crisis médicas o pérdida de empleo, sobrevivientes del Holocausto y estudiantes universitarios que no tienen familia en Israel. Somos amigos ayudando a otros amigos, para que se puedan poner en pie y vivir una vidas más productivas.

Los auspiciadores recibirán una foto y descripción de la persona a quienes auspician, y pueden entablar correspondencia por medio de cartas, las que son traducidas por nuestro propio personal. A medida que usted cambia a una vida, ¡usted también cambia!

    

Adopción de Comunidad Israelí

Puentes para la Paz auspicia a 18 pueblos israelíes, desde Galilea hasta el Néguev, que experimentan severos problemas económicos. Trabajamos por medio de los alcaldes y el sistema de trabajadores sociales para proveer alimento a las familias necesitadas, muchos de ellos nuevos inmigrantes. Los auspiciadores se deben comprometer con donar una cantidad mensual por un año, y reciben una reseña biográfica de su comunidad adoptada, perfecta para enmarcar. Coordinamos visitas de iglesias auspiciadoras a la comunidad cuando visitan a Israel.

    

Apoyo a Oficina Nacional

Puentes para la Paz tiene ocho oficinas nacionales que son manejadas por personas sinceras y dedicadas que trabajan desinteresadamente en beneficio de Israel. Nuestras oficinas nacionales son las manos y los pies de Puentes para la Paz mundialmente mientras se esfuerzan por informar y educar a los cristianos, construir relaciones con las comunidades judías locales, defender a la nación de Israel y recaudar los fondos necesarios para continuar nuestros proyectos de ayuda en la Tierra de Israel.

A menudo funcionan con un presupuesto mínimo, pero sus esfuerzos son fundamentales para nuestra continuada labor de construir puentes con el pueblo judío por medio de expresiones prácticas de amor cristiano. Su donativo hacia la Oficina Nacional de su predilección ayuda a asegurar que nuestro trabajo de bendecir a Israel y la Iglesia, fuera y dentro de la Tierra, pueda continuar.

Apoyo para un Voluntario en Israel

La vida en Israel es muy cara, pero nuestros voluntarios pueden continuar su trabajo en Israel con ayuda adicional. También usamos estos fondos para realizar actividades especiales en bien de todo nuestro personal voluntario. Esta es una oportunidad para que usted bendiga a los que han sacrificado tanto para vivir y trabajar lejos de su hogar.

Usted puede apoyar a una persona específica con este fondo. Cuando usted desea hacer eso, entregamos su donativo a la persona que usted nombre para cubrir su necesidad.

Asistencia a Familias Árabes

Existen muchas necesidades en la comunidad árabe-cristiana. Dicha comunidad es más pequeña cada vez, ya que muchos deciden mudarse a otros países del Occidente en vez de permanecer como una pequeña minoría entre la comunidad árabe-musulmana. Ellos enfrentan persecución por parte de sus vecinos musulmanes, y su regalo podrá ministrar el amor del Señor mientras les ayudamos con su alimento.

Asistencia Dental/Médica

El seguro médico israelí no cubre tratamiento dental, ni el 100% de los medicamentos ni equipo especializado, como sillas de rueda. A menudo, los que padecen necesidad, muchos de ellos inmigrantes, deben decidir entre atender a sus necesidades de salud o su alimento. Con esta ayuda, podemos poner sonrisas en los rostros de quienes no tienen opciones.

Ayuda en Crisis

Durante seis días, múltiples incendios ardieron por todo Israel. Condiciones secas con fuertes vientos incrementaron la devastación. Muchos israelíes fueron evacuados (60,000 sólo de Haifa), 13,000 hectáreas de bosques, arbustos y parques fueron decimados, y sobre 150 personas resultaron heridas. Afortunadamente, no hubo pérdida de vida, pero 1,600 personas aún están sin hogar. El daño provocado por estos fuegos ha devastado a la nación, que ya ha comenzado el proceso de reconstrucción. Por favor, considere hacer un donativo hoy para su recuperación de los incendios.

Beca para Jóvenes Adultos Zealous8:2

¿Tiene usted celo por Israel? ¡Transmita su fuego a la próxima generación (en las edades de 18 a 30 años)! Ayúdeles a captar su visión cuando los envía a disfrutar un tour en Israel. Cada año, el programa Celo8:2 auspicia a dos jóvenes: uno en enero y otro en junio. Esta es una experiencia que transforma las vidas, y usted puede ayudar a transformar la vida de un joven adulto.

Centro en Karmiel

Este centro fue establecido en 2008, y es nuestro primer banco de alimento aparte del que tenemos en Jerusalén. Alimento es distribuido en el norte de Israel por medio de este banco de alimento en Karmiel. El almacén también contiene sobre 500 toneladas de alimento para usarse en momentos de crisis, como guerra o desastres naturales. En tales momentos, el suplido de alimento escasea y los precios suben exorbitantemente, pero podremos tener suficiente alimento para continuar alimentando a los que están en nuestras listas hasta por ocho meses, además de responder a solicitudes especiales. Tomamos mucho cuidado de asegurar que el alimento no alcance su fecha de expiración antes de ser distribuido.

Cesta de Alegría

Me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón…” (Isa. 61:1).

Nuestras cestas de alegría están repletas de deliciosas galletas, dulces, frutas secas, nueces, té y varias otras cosas que son específicamente seleccionadas para dar esperanza y ánimo a personas enclaustradas, como los ancianos u otros que necesiten una expresión tangible del amor de Dios.

También damos cestas de alegría a inmigrantes en el Programa de Adopción en sus cumpleaños, especialmente a los niños. Frecuentemente ese es el único regalo que reciben en su cumpleaños.

Estuche Escolar

“Y el que reciba a un niño como éste en Mi nombre, Me recibe a Mí” (Mat. 18:5)

Este estuche contiene muchos artículos escolares, incluyendo bolígrafos, lápices, sacapuntas, pegamento, tijeras, marcadores y mucho más. Estos no sólo los distribuimos a los niños de nuevos inmigrantes sino que también los regalamos a niños en el Programa de Niños Escolares.

Experiencias en la Tierra Bíblica

Este centro educativo para crecimiento personal se encuentra en nuestra Sede Internacional de Jerusalén. Deseamos impartir una comprensión hebraica sobre la cultura bíblica a personas en grupos turísticos cuando visitan la Tierra. Nuestro salón educativo está diseñado para replicar un hogar en el primer siglo, y nuestros participantes se visten en ropa típica de ese tiempo. Enseñamos por medio de dramas y métodos interactivos, como la construcción de una sucá (enramada) en nuestro jardín durante la Fiesta de los Tabernáculos.

Si desea hacer una reservación para usted y su grupo, escriba a: landofthebible@bridgesforpeace.com, o comuníquese con nuestra Sede en Jerusalén por medio de los números:

972-2-624-5004 (teléfono) o 972-2-63406622 (fax)

Fondo Especial para Vehículo

Tenemos varios camiones para ayudarnos en nuestra labor: para la reparación de viviendas, para recoger y distribuir alimento en Jerusalén y Karmiel, para recoger y procurar paquetes en el correo y otras necesidades administrativas. Cuando estos vehículos se gastan, tenemos este fondo para comprar o arrendar nuevos camiones, los que son muy caros en Israel.

Fondo para Nuevos Inmigrantes

Este fondo nos ayuda a cubrir las necesidades de nuevos inmigrantes mientras van llegando a la tierra de Israel en cumplimiento de la profecía bíblica. Esas necesidades varían grandemente en cada caso ya que presentan necesidades diferentes.

Mayor Necesidad en Israel

Este fondo nos brinda flexibilidad para sufragar gastos que no están cubiertos por nuestros proyectos regulares y así responder rápidamente a urgentes necesidades especiales.

Mayor Necesidad Ministerial

Su contribución a este fondo será usado para fortalecer los costos educativos y operacionales del ministerio Puentes para la Paz en su propio país.

Programa de Niños Escolares

Miles de niños escolares en Israel viven bajo el nivel de pobreza y no pueden comprar su almuerzo, ni siquiera a un costo reducido. Con un compromiso mensual fijo durante un año, usted proveerá lo siguiente a un niño: un almuerzo caliente cada día escolar, regalos en su cumpleaños y días de fiesta, textos escolares, una mochila con materiales escolares y su participación en eventos especiales durante verano.

    

Programa Educativo

Nuestros programas educativos permiten que cumplamos con nuestro mandato divino. Ayudamos a la Iglesia para que comprenda las raíces hebraicas del cristianismo y conozca el significado profético, histórico y político del Israel moderno por medio de una red global de enseñanza a cristianos quienes amen y apoyen a Israel. Donativos ayudarán a desarrollar y presentar nuestros programas educativos alrededor del mundo.

Alimento

…si te ofreces ayudar al hambriento, y sacias el deseo del afligido, entonces surgirá tu luz en las tinieblas… (Isa. 58:10).

Los Bancos de Alimento en Jerusalén y en Karmiel juntos procesan sobre tres toneladas de alimento cada día laborable. El alimento llega a los hogares de personas necesitadas en Israel. Dicho alimento, comprado en Israel, cumple con los requisitos de kosher y contribuye al Producto Bruto Interno del país.

Los nuevos inmigrantes son beneficiados, además de los que han estado aquí por más largo tiempo. Eso incluye a sobrevivientes del Holocausto, niños pobres (tanto en los sectores judíos como árabes), orfanatorios y centros comunitarios judíos. Permítanos convertir su contribución en el alimento que ellos tanto necesitan.

Proyecto Rescate

Por tanto, vienen días, declara el SEÑOR cuando ya no se dirá: “Vive el SEÑOR, que sacó a los Israelitas de la tierra de Egipto,” sino: “Vive el SEÑOR, que hizo subir a los Israelitas de la tierra del norte y de todos los países adonde los había desterrado.” Porque los haré volver a su tierra, la cual di a sus padres. Enviaré a muchos pescadores, declara el SEÑOR que los pescarán…” (Jer. 16:14-16a).

Muchos de los judíos más necesitados en los países de la previa Unión Soviética son incapaces de llegar a Israel porque no pueden costear los pasaportes, visas de salida, transporte terrestre y alojamiento temporero para realizar el proceso de regresar a su hogar en Israel. Enviamos a “pescadores” para que identifiquen a los judíos que anhelan ir a Israel, pero que han perdido las esperanzas. Sin ayuda externa, nunca podrían ir.

Con su aportación, literalmente podemos rescatar a nuestros hermanos judíos y ayudarles a cumplir la Palabra de Dios. Hasta el momento, hemos ayudado a rescatar a sobre 50,000 judíos.

    

Proyecto Tikvah (Esperanza)

Este proyecto alcanza a muchas personas judías en la antigua Unión Soviética que no desean o no pueden inmigrar a Israel. Muchos son ancianos o están en mal estado de salud. La mayoría es indigente o sobreviviente del Holocausto.

Cada vez más encontramos a personas judías que padecen de hambre o carecen de calefacción en sus casas durante el invierno. Algunos ya han muerto del frío. Hemos establecido cocinas públicas para alimentarlos, y allí pueden comer por lo menos una comida caliente al día. También les damos calentadores eléctricos y otras cosas que puedan necesitar.

Regalo de Bienvenida a Inmigrantes

Bendiga a una familia inmigrante y recíbala en Israel por parte de cristianos quienes creen que Dios ha prometido traer a Su pueblo de regreso a Su Tierra.

Les damos un generoso saco de regalos: una copia del Tanaj (Génesis a Malaquías) en hebreo, junto con su traducción en ruso o español, estuches escolares para los niños, un nuevo juego de ollas, utensilios de cocina y una tabla de cortar.

Este regalo es de gran ayuda para los inmigrantes que llegan con sólo lo mínimo para establecerse en su nuevo hogar en la Tierra de Israel.

Reparación de Viviendas

“Los tuyos reedificarán las ruinas antiguas. Tú levantarás los cimientos de generaciones pasadas, y te llamarán reparador de brechas, restaurador de calles donde habitar” (Isa. 58:12).

Dios nos ha bendecido con trabajadores muy diestros. Los equipos de reparación renuevan las viviendas de pobres y ancianos, algunos sobrevivientes del Holocausto. Muchos de estos apartamentos están desmoronados con más de 100 años de edad. Arreglamos plomería, reemplazamos ventanas, pintamos, empañetamos, re-alambramos, instalamos nuevos gabinetes, ponemos nuevos techos y hacemos todo tipo de reparación.

Algunos de nuestros voluntarios nos han dicho que este es el mejor trabajo que jamás hayan tenido en sus vidas. Reciben abrazos, además de mucho té, café y galletas por parte de personas muy agradecidas. Su donativo cubre el costo de los materiales usados en las reparaciones.

Salvando una Vida Israelí

Este proyecto es una colaboración con el Servicio de Sangre Nacional Magen David Adom (el equivalente de la Cruz Roja) para salvar a los israelíes en situaciones de vida o muerte, sea a consecuencia de una cirugía, un accidente automovilístico, un ataque terrorista o guerra. Su donativo ayuda a mantener latiendo el corazón de esta amada nación. ¡Salve una vida hoy!

Víctimas de Guerra

“Me ha enviado para…consolar a todos los que lloran” (Isa. 61:1-2).

Ministramos a cualquiera que haya sido tocado por la guerra o el terrorismo, y llevamos cestas de alegría a las víctimas de ataques en los hospitales y a familiares enlutados. También proveemos ayuda especial, como sillas de rueda, cupones de comida y finanzas para gastos médicos y rehabilitación.