×

Debit/Credit Payment

Credit/Debit/Bank Transfer

Volviendo a un hogar en guerra

marzo 2, 2024

¿Por qué se mudaría alguien a un país en guerra? De hecho, ¿por qué dejaría su vida alguien en un país próspero y seguro como Estados Unidos o Francia, para trasladarse a un país que se enfrenta a un enemigo malvado en el campo de batalla? Aún hay más. ¿Qué motivaría a alguien a empezar de nuevo en un país en guerra cuya frontera soberana recientemente fue violada por un ejército terrorista genocida que masacró a más de 1,200 personas, hirió a casi 5,000 personas y secuestró a 250 más, sólo para arrastrarlos a su enclave terrorista para torturarlos, violarlos y matarlos de hambre? Sin embargo, durante los primeros diez meses de 2023 y durante los tres meses siguientes de guerra, hubo 46,687 personas de más de 37 países que hicieron precisamente eso. Si aún no lo has adivinado, estoy hablando de la aliá (inmigración) a Israel.

Aunque esta lógica parece ser contraria a la razón, tiene mucho sentido. ¿Por qué? Porque el Señor está en esto. Durante 2,000 años, los judíos de todo el mundo han estado orando tres veces al día volteando su rostro hacia Jerusalén. Cada Pesaj (Pascua), declaran: “¡El año que viene en Jerusalén!” Pasan sus vacaciones en Israel; vienen a estudiar en Israel; se unen a viajes especiales para reconectarse con Israel; y se informan sobre los acontecimientos diarios en Israel. Además, hay millones que creen que el Señor está reconstruyendo Sión y atrayéndolos de regreso a la tierra porque Él dijo que lo haría. De hecho, Dios declaró 63 veces en los libros bíblicos de los profetas que reuniría a Su pueblo en la tierra (por ejemplo, en Isaías 11:12 y Ezequiel 36). ¿Por qué? Porque Dios nunca ha roto Su pacto (por ejemplo, Génesis 15 y Salmo 105:7-11) con Israel, Su “pueblo santo” (Dt 7:6) y la “niña de Su ojo” (Zac 2:8). Él es siempre fiel a Sus propósitos, planes y promesas, tanto para Israel como para nosotros como cristianos.

Por eso la lógica es sólida como una roca. Dios está detrás de este increíble milagro de aliá. Si aprendemos una verdad importante de las Escrituras, es que cuando Dios nos llama, debemos responder. Pensemos en ejemplos como Abraham, Moisés, David, los discípulos y el apóstol Pablo.

Dios dijo que haría lo imposible. Encontramos una aparente imposibilidad en la visión de Ezequiel del valle de los huesos secos en el capítulo 37. Dios le dio al profeta una visión, preguntándole si a los huesos muertos, secos y sin vida, —que representan al pueblo de Israel— se les podría dar vida nuevamente. El clímax sobrenatural fue estupefacto cuando los huesos se juntaron, se cubrieron de carne y respiraron nueva vida, después de lo cual el Señor declaró: «Por tanto, profetiza, y diles: “Así dice el Señor Dios: ‘Voy a abrir sus sepulcros y los haré subir de sus sepulcros, pueblo Mío, y los llevaré a la tierra de Israel’.”» (Ez 37:12b).

Desde que comenzó el movimiento moderno de aliá en la década de 1880, millones de judíos han regresado a su patria ancestral. Han huido de la persecución y la violencia; han dejado atrás la pobreza o se han despedido de una vida cómoda. Han tomado la decisión de regresar a Israel por innumerables razones. Han viajado en barco, en avión o incluso caminando hasta Israel. Desde las cenizas del Holocausto o desde las calles de Londres, París y Nueva York, el pueblo judío ha respondido al llamado y al anhelo de sus corazones de plantar sus pies en Sión, para nunca más ser conmovidos. Dios les está llamando a regresar. Les llama con un estandarte en alto. Como cristianos alineados al plan de Dios, lo vemos desarrollarse ante de nuestros ojos.

La decisión de trasladarse a un país en guerra puede parecer imprudente para un mundo que en gran medida rechaza a Dios. Sin embargo, Dios se mueve y actúa fuera de lo que el mundo considera “normal” o “sensible”. Mientras que la gente suele centrarse en los dioses de la “seguridad” o de “vivir cómodamente” con la “riqueza material”, Dios les llama a aquellos que están en pacto con Él a salir de lo “normal”, a ser “imprudentes” según la definición del mundo. Creo que a Dios a menudo le encanta trabajar en el espacio que llamamos “incómodo”.

Dentro de las 24 horas del malvado ataque de Hamás contra el pueblo de Israel el 7 de octubre, cientos y luego miles de judíos comenzaron a prepararse para la aliá. Finalmente dieron el paso final, dejando a menudo atrás las vidas cómodas que habían construido para convertirse en israelíes, unirse a las Fuerzas de Defensa de Israel y ser una luz que hiciera retroceder la oscuridad de Hamás.

En hebreo, la palabra hamás significa “violencia”. Esa es exactamente la esencia de la organización terrorista que continúa manteniendo a más de 100 israelíes como rehenes dentro de celdas de prisión y túneles terroristas, mientras que somete a una ideología maligna a los 2 millones de habitantes de Gaza.

Puentes para la Paz ha estado funcionando las 24 horas del día para ser una luz y aplastar la oscuridad. Nos sentimos muy alentados por los miles de cristianos que se asocian con nosotros para garantizar que la luz brille aún más. Hemos ayudado a miles de judíos que han dado el paso trascendental de mudarse a Israel, a convertirse en parte del pueblo que ha experimentado el mayor trauma desde el fin del Holocausto.

Por favor, ¿podrías considerar unirte a nuestros esfuerzos donando al Proyecto Rescate’? Te invitamos a ser una luz en las vidas del pueblo judío que ha obedecido las instrucciones de Dios y ha respondido a Su santo llamado de hacer de Israel su hogar. La oscuridad está tratando de vencer a la luz. ¿Cederás y permitirás que la oscuridad corra desenfrenadamente? ¿O elegirás valientemente la luz (2 Pe 1:18-20); clamarás a Dios pidiendo fuerza y valor, y te unirás a nosotros para ayudar a miles de judíos a regresar a la tierra de sus antepasados, asociándote así con el plan de Dios? ¡Elige la luz! ¡Elige la vida!

Con audacia en esta hora de necesidad,

Rvdo. Peter Fast

Presidente Ejecutivo Internacional

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz  

 

Puentes por la Paz está comprometido a bendecir al pueblo de Israel de varias maneras.

Reparación de Viviendas

“Los tuyos reedificarán las ruinas antiguas. Tú levantarás los cimientos de generaciones pasadas, y te llamarán reparador de brechas, restaurador de calles donde habitar” (Isa. 58:12).

Dios nos ha bendecido con trabajadores muy diestros. Los equipos de reparación renuevan las viviendas de pobres y ancianos, algunos sobrevivientes del Holocausto. Muchos de estos apartamentos están desmoronándose con más de 100 años de edad. Arreglamos plomería, reemplazamos ventanas, pintamos, empañetamos, re-alambramos, instalamos nuevos gabinetes, ponemos nuevos techos y hacemos todo tipo de reparación.

Algunos de nuestros voluntarios nos han dicho que este es el mejor trabajo que jamás hayan tenido en sus vidas. Reciben abrazos, además de mucho té, café y galletas por parte de personas muy agradecidas.

Tu donativo cubre el costo de los materiales usados en las reparaciones.

Fondo de Educación y Abogacía

Nuestros programas educativos permiten que cumplamos con nuestro mandato divino.

Ayudar a la Iglesia a comprender las raíces hebraicas del cristianismo, el significado profético del Israel moderno, los acontecimientos históricos y actuales es fundamental para construir una red mundial de cristianos que aman y apoyan a Israel.

Tus donativos ayudarán a desarrollar e implementar nuestros programas educativos alrededor del mundo.

Regalos de Bienvenida a Inmigrantes

Bendice a una familia inmigrante y dale la bienvenida a Israel de parte de cristianos que creemos que Dios ha prometido traer a Su pueblo de regreso a Su Tierra.

Les damos un generoso paquete de regalos: una copia de la Tanaj (Génesis a Malaquías) en hebreo, junto con su traducción en ruso o español, paquetes escolares para los niños, un juego de ollas y sartenes nuevos, utensilios de cocina y una tabla de cortar.

Este regalo es de gran ayuda para los inmigrantes que llegan con sólo lo mínimo para establecerse en su nuevo hogar en la Tierra de Israel.

Bnei Menashe

Los Bnei Menashe (literalmente “Hijos de Manasés”) son descendientes de una de las Diez Tribus Perdidas de Israel que viven en el noreste de la India y han estado cumpliendo constantemente su sueño, de muchas generaciones, de regresar a la Tierra de la que fueron exiliados hace más de 27 siglos.

Puentes para la Paz (Bridges for Peace) ayuda a los Bnei Menashe a convertir este sueño en realidad. Ofrecemos apoyo financiero para la preparación y el viaje desde la tierra de su nacimiento hasta la Tierra de su promesa, y una vez en Israel, les ayudamos a superar el desafiante período de establecerse en un nuevo país y cultura, aprender el idioma y encontrar un trabajo.

Ellos han llegado a conocer a Puentes para la Paz como las personas que les ayudan y a quienes acuden en tiempos de crisis.

Al apoyar a los Bnei Menashe, les estás diciendo a estos nuevos inmigrantes, que regresaron a Israel en cumplimiento de las profecías de Dios, que “no están solos, que los cristianos de todo el mundo los apoyan”.

Apoyo a Voluntarios

La vida en Israel es muy cara, con un apoyo adicional los miembros de nuestro equipo pueden continuar su trabajo voluntario en Israel. También usamos estos fondos para realizar actividades especiales en bien de todo nuestro personal voluntario. Esta es una oportunidad para que bendigas a aquellos que han sacrificado tanto viviendo y trabajando lejos de su hogar.

Tú puedes apoyar a una persona específica con este fondo. Entregamos tu donativo a la persona que tú  nombres para cubrir su necesidad.

Fondo para Sede Internacional

Nuestra Sede Internacional es el centro donde trabajamos para conectar la Iglesia con Israel e Israel con la Iglesia.

Ubicado en el corazón de Jerusalén, sirve como base para nuestras iniciativas y recursos educativos y de alcance internacional, incluidos nuestros departamentos de publicaciones, marketing, videos y medios.

Tu generosa donación a este fondo nos permite difundir el mensaje de lo que Dios está haciendo en y a través de Israel a las naciones del mundo.

Centro en Karmiel

Este centro fue establecido en 2008, y es nuestro primer centro fuera de Jerusalén. A través del banco de alimentos en Karmiel, distribuimos comida en el norte de Israel.

El almacén también contiene más de 500 toneladas de alimento para usarse en tiempos de crisis, como una guerra o un desastre natural. En estos casos, los alimentos escasearían o se volverían extremadamente caros, pero nosotros tendríamos suficiente comida para alimentar a las personas que ya estamos apoyando, durante 8 meses. Además podríamos atender solicitudes especiales.

Somos muy cuidadosos en que los alimentos no caduquen antes de ser distribuidos.

 

Apoyo a Oficina Nacional

Puentes para la Paz tiene oficinas nacionales en 8 países que son manejadas por personas sinceras y dedicadas que trabajan desinteresadamente en beneficio de Israel. Nuestras oficinas nacionales son las manos y los pies de Puentes para la Paz (Bridges For Peace) mundialmente, mientras se esfuerzan por brindar información y enseñanza a la Iglesia, construyendo relaciones con las comunidades judías locales, hablando a favor de la nación de Israel y recaudando los fondos necesarios para continuar nuestros proyectos de ayuda en la Tierra de Israel.

A menudo funcionan con un presupuesto mínimo, pero sus esfuerzos son fundamentales para nuestra continua labor de construir puentes con el pueblo judío por medio de expresiones prácticas de amor cristiano. Tu donativo hacia la Oficina Nacional de tu preferencia ayudará a asegurar que nuestro trabajo de bendecir a Israel y la Iglesia, fuera y dentro de la Tierra, pueda continuar.

Fondo para Nuevos Inmigrantes

Este fondo nos ayuda a cubrir las necesidades de nuevos inmigrantes mientras van llegando a la tierra de Israel en cumplimiento de la profecía bíblica. Esas necesidades varían grandemente ya que cada persona enfrenta retos únicos.

Proyecto Rescate

Por tanto, vienen días, declara el SEÑOR cuando ya no se dirá: “Vive el SEÑOR, que sacó a los Israelitas de la tierra de Egipto,” sino: “Vive el SEÑOR, que hizo subir a los Israelitas de la tierra del norte y de todos los países adonde los había desterrado.” Porque los haré volver a su tierra, la cual di a sus padres. Enviaré a muchos pescadores, declara el SEÑOR que los pescarán…” (Jer. 16:14-16a).

Muchos de los judíos más necesitados en los países de la previa Unión Soviética no pueden cubrir los gastos de: pasaportes, visas, transporte terrestre y alojamiento temporal; que requieren para volver a su hogar “Israel”.

Enviamos a “pescadores” para que identifiquen a los judíos que anhelan volver a casa, pero han perdido la esperanza. Sin ayuda, ellos no podrán mudarse a Israel.

Con tu aportación, literalmente podemos rescatar a nuestros hermanos judíos y ayudarles a cumplir la Palabra de Dios. Hasta el momento, hemos ayudado a rescatar más de 50,000 judíos.

    

Programa de Adopción

A través de nuestro Programa de Adopción, tienes la oportunidad de patrocinar a una familia o individuo judío en Israel durante un año, ayudándoles en un momento crítico de sus vidas. Brindamos el apoyo emocional que tanto necesitan, así como un gran paquete de alimentos (frutas, verduras, pollo, productos lácteos, productos enlatados y productos de higiene), boletos de autobús y asistencia financiera para necesidades especiales.

Los que se benefician de este programa son los nuevos inmigrantes en Israel; familias israelíes nativas, que sufren ataques terroristas, crisis médicas importantes o la pérdida de un trabajo; sobrevivientes del Holocausto; y estudiantes universitarios que están solos en Israel. Somos amigos que ayudan a los amigos a ponerse de pie, para que puedan vivir vidas productivas.

Los patrocinadores reciben una foto y un perfil de la (s) persona (s) que patrocinan; y se establecen relaciones cercanas a través de cartas, que nuestro personal traduce para ambas partes. A medida cambies una vida, ¡tu vida también cambiará!

    

Proyecto Tikvah (Esperanza)

Este proyecto alcanza a muchas personas judías en la antigua Unión Soviética que no pueden migrar a Israel. Muchos son ancianos o están en mal estado de salud. La mayoría es indigente o sobreviviente del Holocausto.

Cada vez más encontramos a personas judías que padecen de hambre o carecen de calefacción en sus casas durante el invierno. Algunos ya han muerto del frío. Hemos establecido cocinas públicas para alimentarlos, y allí pueden comer por lo menos una comida caliente al día. También les proveemos calentadores eléctricos y otras cosas que puedan necesitar.

Canasta de Alegría

Me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón…” (Isa. 61:1).

Nuestras canastas de alegría están repletas de deliciosas galletas, dulces, frutas secas, nueces, té y varias otras cosas que son específicamente seleccionadas para dar esperanza y ánimo a personas encerradas, como los ancianos u otros que necesiten una expresión tangible del amor de Dios.

También damos canastas de alegría a inmigrantes en el Programa de Adopción en sus cumpleaños, especialmente a los niños. Frecuentemente este es el único regalo que reciben en su cumpleaños.

Salva una Vida Israelí

Este proyecto es una colaboración con el Servicio Nacional de Sangre `Magen David Adom´ (el equivalente de la Cruz Roja) para salvar a los israelíes en situaciones de vida o muerte; sea a consecuencia de una cirugía, un accidente automovilístico, un ataque terrorista o la guerra.

Tu donativo ayuda a mantener los corazones de esta amada nación latiendo. ¡Salva una vida hoy!

Adopta una Comunidad Israelí

Puentes para la Paz (Bridges For Peace) patrocina a 18 pueblos israelíes, desde Galilea hasta el Néguev, que experimentan severos problemas económicos. Trabajamos por medio de los alcaldes y el sistema de trabajadores sociales para proveer alimento a las familias necesitadas, muchos de ellos nuevos inmigrantes.

Los patrocinadores se deben comprometer con donar una cantidad mensual por un año, y reciben un bosquejo biográfico a todo color de su comunidad adoptada, perfecta para enmarcar. Coordinamos visitas de grupos de iglesias patrocinadoras a la comunidad cuando visitan a Israel.

    

Estuche Escolar

“Y el que reciba a un niño como éste en Mi nombre, Me recibe a Mí” (Mat. 18:5)

Este estuche contiene muchos artículos escolares, incluyendo bolígrafos, lápices, sacapuntas, pegamento, tijeras, marcadores y mucho más. Estos no sólo los distribuimos a los niños de nuevos inmigrantes sino que también los regalamos a niños en el Programa de Alimenta a un Niño.

Asistencia a Familias Árabes

Existen muchas necesidades en la comunidad árabe-cristiana. Dicha comunidad es más pequeña cada vez, ya que muchos deciden mudarse a otros países del Occidente en vez de permanecer como una pequeña minoría entre la comunidad árabe-musulmana. Ellos enfrentan persecución por parte de sus vecinos musulmanes. Tu regalo podrá ministrar el amor del Señor mientras les proveemos alimento.

Fondo para Vehículos

Tenemos varias camionetas para ayudarnos en nuestra labor: para la reparación de viviendas, para recoger y distribuir alimento en Jerusalén y Karmiel, para recoger paquetes del correo y otras necesidades administrativas. Cuando estos vehículos se desgastan, contamos con este fondo para comprar o arrendar nuevas camionetas. Esto es muy caro en Israel.

Asistencia Dental/Médica

El seguro médico israelí no cubre tratamiento dental, ni el 100% de los medicamentos, ni equipo especializado como sillas de ruedas. A menudo, los que padecen necesidad, muchos de ellos inmigrantes, deben decidir entre cubrir sus necesidades vitales de salud o su alimento. Con esta ayuda, podemos poner sonrisas en los rostros de aquellos que están sufriendo.

Víctimas del Terrorismo

“Me ha enviado para…consolar a todos los que lloran” (Isa. 61:1-2).

Ministramos a cualquiera que haya sido tocado por la guerra o el terrorismo, llevamos canastas de alegría a los heridos en los hospitales, después de un ataque y a familiares enlutados. También proveemos ayuda especial, como sillas de rueda, cupones de comida y finanzas para gastos médicos y de rehabilitación.

Alimenta a un Niño

Miles de niños escolares en Israel viven bajo el nivel de pobreza y no pueden comprar su almuerzo, ni siquiera a un costo reducido.

Con un compromiso mensual fijo durante un año, tú proveerás lo siguiente para un niño: un almuerzo caliente cada día de escuela, regalos en su cumpleaños y días festivos, apoyo para comprar libros, una mochila llena de materiales escolares y fondos para necesidades especiales durante el verano.

    

Beca para Jóvenes Zealous8:2

¿Tienes un celo por Israel? ¡Transmite el fuego a la siguiente generación (18 a 30 años de edad)!

Ayúdales a captar la visión enviándolos a un tour en Israel. Cada verano, el programa Zealous8:2 organiza un tour. Esta es una experiencia que transforma las vidas de los jóvenes, y tú puedes hacer que esto sea posible.

Proyecto Alimento

…si te ofreces ayudar al hambriento, y sacias el deseo del afligido, entonces surgirá tu luz en las tinieblas… (Is 58:10).

Nuestros Bancos de Alimento en Jerusalén y en Karmiel juntos, procesan sobre tres toneladas de alimento cada día laborable. El alimento llega a los hogares de personas necesitadas en Israel. Dicho alimento, comprado en Israel, cumple con los requisitos kosher y contribuye al Producto Bruto Interno del país.

Los nuevos inmigrantes son beneficiados, y también los que han estado aquí por más tiempo, incluyendo: sobrevivientes del Holocausto, niños de orfanatorios (tanto en los sectores judíos como árabes),  y centros comunitarios judíos.

Permítanos convertir tu contribución en el alimento que ellos tanto necesitan.

Ayuda en Crisis

Fondo de asistencia en caso de crisis: sus donaciones nos permiten responder rápidamente a situaciones de crisis. Estas pueden incluir necesidades críticas como refugios anti bombas y ambulancias, o para extender la ayuda hacia situaciones de emergencia como ataques terroristas incendiarios y más.

Mayor Necesidad en Israel

Este fondo nos da la flexibilidad para satisfacer necesidades no cubiertas por nuestros proyectos regulares y responder rápidamente a necesidades urgentes.

 

Fondo para Viudas y Huérfanos

En Mateo 25, Jesús (Yeshúa) dice que seremos juzgados según hemos tratado a los más “pequeños” de Sus hermanos (v. 40, 45). El corazón compasivo de Dios en cuidar a los vulnerables es un tema constante en la Biblia. De hecho, Deuteronomio 10:18 describe a Dios como el protector del huérfano y la viuda. Además, nos invita a asociarnos con Él para que defendamos al huérfano y aboguemos por la viuda (Isaías 1:17).

Nuestro Fondo para Viudas y Huérfanos ayuda a cuidar a quienes a menudo no pueden cuidarse a sí mismos. Nuestros paquetes de alimentos suplen a su escasez y ponen comida sobre sus mesas vacías. ¿Te unirás a nosotros para colaborar con Dios en la defensa de los huérfanos y el cuidado de las viudas en Israel?

Mayor Necesidad Ministerial

Tu contribución a este fondo se utilizará para cubrir costos educativos y operativos del desarrollo ministerial de Puentes para la Paz (de Bridges for Peace).

Sobrevivientes del Holocausto

Una cuarta parte de los casi 200,000 sobrevivientes del Holocausto en Israel vive en pobreza, lo que significa que muchos de los preciosos ancianos que experimentaron algunas de las peores atrocidades en la historia reciente ahora atraviesan sus últimos años con alacenas vacías, escasez y, a menudo, soledad.

Puentes para la Paz (Bridges For Peace) extiende una mano de amor hacia estos sobrevivientes, quienes reciben regularmente visitas y obsequios de comida por parte de nuestros voluntarios cristianos. Sin embargo, lo que les damos es mucho más que comida.

Muchos sobrevivientes del Holocausto creen que las atrocidades que experimentaron fueron perpetradas por cristianos. Ahora, después de esa indecible oscuridad, es nuestro privilegio como cristianos llevarles luz por medio de nuestros paquetes de alimento a sus pequeños apartamentos, juntamente con amor, consuelo y compañía incondicional.

¿Darás generosamente hoy para asegurar que podamos continuar brindando provisión, luz, amor y alegría a estos preciosos sobrevivientes del Holocausto durante sus últimos años?