Presidenta de Puentes para la Paz: «Este es un Día esperanzador»

enero 25, 2017
Print Friendly, PDF & Email

Rebecca J. Brimmer, Presidenta Ejecutiva International de Puentes para la Paz

Nota Introductoria: El Caucus de Aliados Cristianos del Knesset (o Parlamento) y el Congreso Judío Mundial celebraron un evento en conjunto el 25 de enero en Jerusalén llamado «Noche para honrar a Nuestros Aliados Cristianos,» en la que habló la Presidenta Ejecutiva Internacional de Puentes para la Paz, Rebecca J. Brimmer. La meta de dicho evento anual fue de proveer la oportunidad para que líderes israelíes y la comunidad judía mundial pudiesen agradecer el apoyo de líderes cristianos. Compartimos parte del discurso de Rebecca Brimmer para bendecir y animar a las naciones y cristianos que fielmente apoyan en oración al pueblo de Israel durante estos tiempos convulsionados. Sin ustedes, nuestros colaboradores globales, no podríamos continuar construyendo fuertes relaciones con la comunidad judía. Por favor, considere hacer un donativo hoy

«Este pasado mes ha sido de gran impacto histórico. Llegué a los Estados Unidos el 23 de diciembre para visitar a mi familia, e inmediatamente escuché la alarmante noticia de la Resolución 2334 de las Naciones Unidas (ONU) contra Israel. Me sentí profundamente desilusionada de que el líder de mi nación no vetara la resolución desbalanceada contra Israel.

«Luego vino la Conferencia de Paz en París, donde 70 naciones se reunieron para discutir el asunto de Israel y los palestinos. Claro está, el número 70 cautivó mi atención, al igual que a muchos en el mundo judío. Sabemos que 70 simboliza el conjunto de naciones mundiales. Tal parece que todas las naciones del mundo se habían confabulado contra el pequeño Israel. Muchos judíos se preguntaban si eso conduciría a la guerra de Gog y Magog. Recordaban las palabras de Zacarías, quien habló de que todas las naciones vendrían contra Israel, y muchos tuvieron temor del resultado de la conferencia.

«También sabíamos que iba a haber una discusión en las Naciones Unidas el 17 de enero en torno al Medio Oriente. Muchos temían que ese podría ser el momento en que la ONU reconociera a la nación palestina. [Pero no sucedió.] Claramente, Obama y muchos líderes intentaban impedir que el presidente-electo Donald Trump pudiese cumplir sus promesas hechas a Israel. Continuaremos viendo repercusiones de la Resolución 2334 en días por delante.

«Reconozco que muchos cristianos alrededor del mundo estuvieron orando. Nos alegramos enormemente de que confabulación en la Conferencia de Paz en París se esfumara como el viento. La Primera Ministra del Reino Unido, Theresa May, una cristiana que ama a Israel, rehusó firmar el documento final. Dios la usó para jugar ese rol importante, bloqueando así la unanimidad en adoptar la declaración de la conferencia.

«En la Biblia, en Éxodo 19:5-6, leemos lo siguiente: ‘Ahora pues, si en verdad escuchan Mi voz y guardan Mi pacto, serán Mi especial tesoro entre todos los pueblos, porque Mía es toda la tierra. Ustedes serán para Mí un reino de sacerdotes y una nación santa.’

«Me parece que este pasaje habla acerca de un pueblo santo, el pueblo judío. Las naciones podrán tornarse contra Israel, pero Dios ha descrito a esa nación como santa. Siendo cristiana, eso me parece muy interesante. Miles de años luego, un hombre judío llamado Pedro, también conocido como el Apóstol Pedro, viviendo aquí en Israel durante el período del Segundo Templo, dijo algo semejante sobre los seguidores de Jesús, ¡describiéndolos también como una nación santa!

«Juntos, los judíos y cristianos, somos el pueblo del Libro, y necesitamos actuar como naciones santas. Debemos decidir estar de lado del Dios de Israel. Como cristianos, podemos experimentar las bendiciones de Dios si nos mantenemos juntos con Israel. Me siento agradecida en ser parte de quienes Dios ha llamado a ser una nación santa.

«Hoy, tenemos un pequeño rayo de esperanza, a pesar de que las naciones hayan venido contra Israel. Por lo menos tres países de habla inglesa permanecen juntos con Israel: Estados Unidos, bajo el liderato de Donald Trump; Australia, bajo el liderato de Malcolm Turnbull; y el Reino Unido, bajo Theresa May. Y no son los únicos; muchos otros líderes también están con Israel. Este es un día esperanzador.

«Y este es un año especial, un año de aniversarios: 100 años desde que el General Allenby entrara a Jerusalén; 100 años desde que la caballería australiana tuviera su victoria en Beer Sheva; 100 años desde la Declaración de Balfour; 70 años desde el voto por la Partición en las Naciones Unidas, abriendo camino para la creación de la nación de Israel; y 50 años desde la reunificación de la ciudad de Jerusalén.

«Debemos celebrar la bondad de Dios, y la fidelidad de hombres y mujeres a quienes Dios usó para traernos hasta este lugar en la historia. Dios usó a muchos gentiles justos para la creación de la soberana nación de Israel. De seguro no fue fácil. De seguro no fue popular. Pero se mantuvieron firmes en sus creencias, y sus acciones fueron usadas para hacer cumplir los planes de Dios respecto a Israel.

«Hoy día también enfrentamos retos, cuando la mayoría del mundo se torna contra Israel. Al igual que esos gentiles justos de hace 100 años, podemos estar firmes con Israel porque amamos al Dios de Israel. Dondequiera que viajo, cristianos me dicen que están orando por la paz de Jerusalén. Unámonos a ellos para orar por dos cosas: por la ‘shalom’ (paz) de Jerusalén y por la ‘shilem’ (plenitud) de Jerusalén. Creemos que una Jerusalén indivisible ha de ser capital eterna de la nación de Israel. ‘Am Israel Jai!’ (¡El pueblo de Israel vive!).

MOTIVO DE ORACIÓN: Ore por la paz de Jerusalén en medio de estos tiempos turbulentos. Pida a Dios que levante a más intercesores para que oren por Israel, y que más cristianos tengan la fe y la valentía de estar unidos con Dios y con Israel.

VERSO BÍBLICO: «Sobre tus murallas, oh Jerusalén, he colocado centinelas; en todo el día y en toda la noche jamás callarán. Ustedes que hacen que el SEÑOR recuerde, no se den descanso, ni Le concedan descanso hasta que la restablezca, hasta que haga de Jerusalén una alabanza en la tierra» (Isaías 62:6-7).

 

(Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos)

Publicado en enero 25, 2017

Fotografía por: Rebecca J. Brimmer/FaceBook

Fuente: Porciones de un discurso por Rebecca Brimmer ante el Caucus de Aliados Cristianos del Knesset en Jerusalén