Pacto de defensa entre Estados Unidos y Jordania: bueno para Israel, estabilidad en Oriente Medio

marzo 31, 2021
Print Friendly, PDF & Email

El Rey de Jordania, Abdullah II

El gobierno jordano reconoció públicamente un nuevo acuerdo de defensa con Estados Unidos esta semana que permite la entrada libre de las fuerzas estadounidenses, impulsando al inestable vecino oriental de Israel y proporcionando una base desde la cual estas fuerzas pueden actuar potencialmente en Siria, Irak e Irán.

El acuerdo fue firmado en enero y aprobado por el gobierno jordano el mes pasado, después de pasar por alto al Parlamento, lo que generó críticas.

Según un informe de [la agencia de noticias] AFP, el acuerdo permite a Estados Unidos movilizar fuerzas, aviones y vehículos libremente en el país. Citando al sitio web de medios locales Ammon, el acuerdo permitirá a las fuerzas estadounidenses portar y transportar armas en Jordania.

Hillel Frisch, experto en Oriente Medio y profesor de la Universidad Bar-Ilan en Ramat Gan, dijo a JNS: «El nuevo acuerdo refleja la creciente importancia de Jordania como centro logístico y operativo, en previsión de futuras retiradas de tropas estadounidenses en Irak y Siria; en un momento en que la necesidad de una presencia militar estadounidense aumenta en lugar de disminuir».

«Jordania ha sido durante mucho tiempo un aliado vital de Estados Unidos, y desde 2014 ha sido el tercer mayor beneficiario de la ayuda militar de Estados Unidos en la región, después de Israel y Egipto… Ni la amenaza iraní ni la de ‘ISIS’ van a desaparecer pronto».

Jordania es parte del status quo de las potencias árabes que se oponen a los movimientos y gobiernos islámicos revolucionarios, que buscan derrocar sus regímenes. Turquía, Irán, la Hermandad Musulmana e ISIS son las principales amenazas para Jordania y los estados afines  [con Jordania] como Arabia Saudita, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos.

Estos estados árabes moderados cooperan entre sí y buscan el apoyo de Estados Unidos e incluso de Israel como protección contra sus enemigos regionales.

Como ejemplo de lo anterior, el miércoles Egipto y Jordania firmaron siete acuerdos de cooperación en áreas como tecnología, defensa y recursos hídricos.

Manteniendo a los grupos radicales bajo control en toda la región

Efraim Inbar, Presidente del Instituto de Estudios Estratégicos de Jerusalén, dijo: «Si el acuerdo de defensa fortalece al régimen jordano contra los intentos de Irán y de otros radicales de desestabilizar [al régimen jordano], entonces es bueno para Israel. Sin embargo, dudo que veamos una presencia militar estadounidense seria en Jordania, ya que Estados Unidos continúa deseando desconectarse del Medio Oriente».

Israel, que tiene un tratado de paz con Jordania, la ve como un importante muro de seguridad contra las fuerzas radicales en Siria, Irak e Irán. Geográficamente, Jordania separa a Israel de Irak e Irán, dominados por Irán.

La estabilidad de Jordania también preocupa a Jerusalén, ya que existe una considerable oposición islamista, principalmente de la Hermandad Musulmana, y la opinión pública [en Jordania] es fuertemente antiisraelí. El gobierno del Rey Abdullah mantiene a raya a los radicales que podrían llegar al poder si el régimen cayera.

Una preocupación similar es Egipto, cuyo hombre fuerte, el Presidente Abdel Fattah el-Sisi, mantiene bajo control a la Hermandad Musulmana y otros grupos radicales.

El país sigue luchando económicamente. La economía se contrajo un 3% el año pasado, principalmente debido a la pandemia del coronavirus y las pérdidas económicas resultantes debido a la falta de turismo.

Desde la perspectiva de Estados Unidos, Jordania proporciona a sus fuerzas armadas una base flexible. Puede rotar sus fuerzas y lanzar operaciones transfronterizas contra terroristas y otras fuerzas desestabilizadoras en las naciones vecinas.

Desde la perspectiva de Israel, el nuevo pacto es una señal de la presencia y acción militar estadounidense continua en la región, contra enemigos familiares; a pesar de lo que parece ser un giro de Estados Unidos hacia políticas más aislacionistas y una reducción de fuerzas tanto en Irak como en Siria.

 

Traducido  por  Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en marzo 31, 2021

Fuente: Un artículo por Ariel Ben Solomon, originalmente publicado por JNS, el 25 de marzo de 2020. (El vocabulario respecto al tiempo ha sido modificado para reflejarse en nuestra publicación del día de hoy). Puedes ver el artículo original en este link.

Fotografía por: Ahmad A Atwah/Shutterstock/jns.org