Netanyahu Pide al Mundo Acción Contra Irán por Prueba Balística

febrero 2, 2017
Print Friendly, PDF & Email

En la víspera del Día Internacional en Memoria del Holocausto, el Primer Ministro Benjamín Netanyahu advirtió que el mundo está todavía plagado por «el odio y la intolerancia que generó [el Holocausto].» Declaró que el odio más grande hacia el pueblo judío e Israel proviene de Irán, donde el régimen del Ayatolá continúa flameando «las llamas, y abiertamente clama por la destrucción de la nación judía.»

A sólo dos días después de que Netanyahu emitiera esa advertencia, la República Islámica condujo una prueba balística, en crasa violación a las resoluciones de las Naciones Unidas establecidas por el acuerdo nuclear con Irán. El misil en cuestión, el Khorramshahr, es capaz de enviar una bomba nuclear a la distancia de 4,000 kilómetros, alcanzando hasta Israel y mucho más lejos.

Aunque la prueba del misil balístico que se realizó el 29 de enero solamente voló 1,000 kilómetros antes de que explotara en el aire, dicho ejercicio viola la Resolución 2231, la que prohíbe a Irán que conduzca este tipo de pruebas por un período de ocho años.

Comentando sobre la prueba, Netanyahu dijo que era una «violación flagrante» de las resoluciones de las Naciones Unidas, y pidió que se vuelvan a imponer las sanciones contra la República Islámica. El Primer Ministro está pautado a reunirse con el Presidente estadounidense Donald Trump el 15 de febrero, y ha prometido discutir con Trump «todo el fracasado acuerdo nuclear» que Irán firmó con la administración de Obama y el resto de las naciones P5+1 en 2015.

La República Islámica de Irán ha conducido varias pruebas misiles semejantes desde que se hizo el acuerdo nuclear y se redujeron las sanciones contra el país. Irán siempre ha defendido sus pruebas, alegando que su programa armamentista sólo tiene propósitos defensivos. A tono con esa excusa, el Ministro del Exterior Mohammad Javad Zarif juró que «Irán nunca usará sus misiles producidos en Irán para atacar a otro país.»

Sin embargo, Netanyahu pronto difundió por su cuenta oficial de Twitter unas fotos de una prueba misil que Irán condujo en marzo de 2016. El misil llevaba inscrita las palabras en hebreo y árabe: «Israel debe ser destruido.» El Twitter de Netanyahu cuestionó las motivaciones de Irán, diciendo: «El ministro del exterior de Irán dice que nunca usarán sus misiles para atacar a otro país. ¿En serio? Recientemente, Irán probó un misil que llevaba la inscripción, ‘Israel debe ser destruido’.»

El 30 de enero, el embajador israelí a las Naciones Unidas, Danny Danon, señaló una realidad que muchos no quisieran contemplar. Dijo: «La agresión [de Irán] no sólo se dirige contra Israel, sino que se dirige contra todo el mundo occidental.»

Danon señala un punto muy pertinente. Aunque Irán no disimula su ambición de aniquilar a Israel, y se refiere a esa nación como «el pequeño Satanás,» frecuentemente clama por la destrucción de América, a quien denomina como «el gran Satanás.» Incluso, el alcance del misil Khorramshahr es de 4,000 kilómetros, y Jerusalén sólo se encuentra a una distancia de 2,000 kilómetros de Teherán. ¿A quién más tendrá Irán en sus miras?

La declaración de Danon ciertamente provocó reacciones. El Consejo de Seguridad de la ONU convocó una reunión de emergencia para discutir la prueba, luego de que Estados Unidos alegadamente solicitara la misma.

Según el noticiero del Canal 10 en la televisión israelí, la prueba claramente tenía la intención de también «probar a Trump.» El nuevo presidente estadounidense ha sido un abierto crítico del acuerdo nuclear realizado bajo la previa administración. De hecho, una de sus promesas eleccionarias fue desmantelar el acuerdo, describiéndolo como «desastroso» y «uno de los acuerdos más insensatos» que jamás se hubiese visto.

Aparentemente, Trump está en total acuerdo con Netanyahu respecto a las ambiciones nucleares de Irán, y la insensatez de dicho acuerdo. El Primer Ministro cree que es «un mal acuerdo,» y que le abre camino a Irán hacia armas nucleares en lugar de que le sea un estorbo.

MOTIVO DE ORACIÓN: Pida a Dios que frustre cualquier esfuerzo por Irán en alcanzar la capacidad de lanzar misiles con bombas nucleares a cualquier parte del mundo. Ore para que la reunión de emergencia en las Naciones Unidas produzca acción contra Irán y contra cualquier nación que interese destruir a otros.

VERSO BÍBLICO: «No concedas, SEÑOR, los deseos del impío; no hagas prosperar sus malos designios, para que no se exalten.» (Salmo 140:8).

 

(Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos)

Publicado en febrero 2, 2017

Fotografía por: Amos Ben Gershom-GPO

Fuente: Porciones de un artículo por Ilse Posselt, Bridges for Peace