Los ministros aprueban el plan del zar del coronavirus para combatir la propagación del COVID-19

septiembre 2, 2020
Print Friendly, PDF & Email

Profesor Ronni Gamzu, el zar del coronavirus

El domingo, los ministros aprobaron el plan propuesto por el zar del coronavirus, Profesor Ronni Gamzu, para combatir la propagación del COVID-19.

La tasa de infección por coronavirus en Israel se encuentra entre las más altas del mundo.

Hasta el domingo, el número de casos activos en el país era de 20,305, incluidos unos 900 pacientes hospitalizados. Un total de 444 personas se encuentran en estado grave, incluidas 127 con ventiladores.

Ocho personas sucumbieron a COVID-19 el domingo, lo que elevó el número de muertos de Israel a 919 por causa de la enfermedad.

El plan, apodado ‘traffic light model’ (modelo de semáforo), se basará en dividir el país en 250 consejos locales y regionales, con cada localidad definida por un color que va desde el verde, para bajos niveles de contagio, hasta el rojo para altas tasas de infección.

La asignación de color se decidiría en función del número de casos nuevos por cada 10,000 residentes, el aumento de pacientes y el número de resultados positivos de las pruebas. En todos los casos las mediciones serán semanales.

La designación estaría vigente por un período de dos semanas antes de ser reevaluada según el aumento o disminución de casos, y determinaría el nivel de actividad comercial, educativa y cultural permitida.

En las zonas rojas se prohibirían las reuniones de más de 10 personas en el interior y 20 en el exterior. La restricción también se aplicaría a las oraciones durante las Altas Fiestas.

Las zonas naranjas tendrían una restricción de no más de 25 personas en interiores y 50 en exteriores. Los restaurantes u otras empresas podrían permitir hasta un 40% de capacidad.

Las zonas amarillas permitirían 50 personas en interiores y hasta 100 en exteriores o una capacidad del 60% en lugares de negocios.

En las zonas verdes, en interiores estaría permitido el espacio para hasta 100 y 250 al aire libre con hasta un 80% de capacidad.

Se permitirían eventos culturales en las zonas amarillas y verdes para hasta 500 personas en lugares que pueden separar las audiencias en grupos, usando entradas separadas.

El gabinete no pudo llegar a un acuerdo en cuanto a la posibilidad de volver a clases presenciales en las zonas rojas, ya que el Ministro de Educación, Yoav Galant, insistió en que el año escolar comenzara el martes, como estaba planeado. Mientras que Gamzu advirtió que causaría un contagio masivo, por lo cual el regreso a clases debería ser suspendido.

Los gobiernos locales serán responsables de gran parte de la aplicación del plan y contarán con la asistencia del Comando del Frente Interior de las FDI [Fuerzas de Defensa de Israel].

Si bien la posibilidad de un bloqueo a nivel nacional durante las fiestas judías del próximo mes sigue sobre la mesa, los ministros y funcionarios de salud dijeron que esperaban que esas medidas no se implementaran.

Sin embargo, aunque no se espera que el número de casos disminuya drásticamente en las dos primeras semanas de implementación del plan, hay optimismo de que traerá una reducción en las tasas de contagio.

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en septiembre 2, 2020

Fuente: Porciones de un artículo por Itamar Eichner, originalmente publicado por Ynetnews el 31 de agosto de 2020. (El vocabulario respecto al tiempo ha sido modificado para reflejarse en nuestra publicación del día de hoy). Puedes ver el artículo original en este link.

Fotografía por: IDF Spokesman/CC BY-SA 3.0/wikipedia.org

Fotografía con licencia: Wikipedia