Israel y los Emiratos Árabes Unidos: ¿el camino hacia la paz?

agosto 20, 2020
Print Friendly, PDF & Email

El Presidente de Estados Unidos, Trump, anunció la total normalización de las relaciones entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos.

La comunidad mundial fue sacudida el jueves por la tarde por la revelación de un histórico acuerdo de paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos [EAU]. Negociado por los Estados Unidos, el anuncio se produjo en forma de una declaración conjunta firmada por el Presidente estadounidense Donald Trump, el Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu y el Príncipe Heredero de Abu Dhabi y Subcomandante Supremo de los Emiratos Árabes Unidos, el Jeque Mohammed Bin Zayed.

Según el comunicado, Israel y los EAU acordaron la normalización total de las relaciones entre los dos países, abriendo lazos directos entre «dos de las sociedades más dinámicas y economías avanzadas de Oriente Medio».

Se espera que representantes de Israel y los EAU se reúnan en un futuro muy cercano para firmar acuerdos bilaterales sobre diversas áreas de beneficio mutuo, incluido el establecimiento de embajadas recíprocas, inversión, turismo, vuelos directos, seguridad, telecomunicaciones, tecnología, energía, salud, cultura y medio ambiente.

El acuerdo convierte a los Emiratos Árabes Unidos en el tercer país árabe de la historia en establecer relaciones diplomáticas con Israel. El primero fue Egipto, que firmó un acuerdo de paz histórico en 1979, y el segundo Jordania, que firmó un tratado en 1994. Los tres acuerdos han sido negociados por Estados Unidos, y todas las partes involucradas anticipan que otras naciones árabes seguirán el ejemplo de los EAU.

Según el discurso del Presidente Trump en la Oficina Oval, el esfuerzo fue dirigido por su asesor y yerno Jared Kushner, calificándolo de trabajo de amor. Se titula el «Acuerdo de Abraham» y Twitter estaba lleno de expresiones de admiración entre las partes.

<<Quién hubiera soñado alguna vez que habría un acuerdo de paz con un país árabe sin que volviéramos a las fronteras de 1967>>, dijo Netanyahu. <<Israel y los Emiratos Árabes Unidos son dos de los países más avanzados del mundo y juntos podemos transformar la región>>.

El Embajador de los EAU en EE. UU., Yousef Al Otaiba, calificó el acuerdo como “una victoria para la diplomacia y para la región”, y elogió a todas las partes por su valentía y visión. Añadió: <<Es un avance significativo en las relaciones árabe-israelíes que reduce la tensión y crea una nueva energía para un cambio positivo>>.

Kushner se apresuró a felicitar al Presidente de los Estados Unidos, afirmando que Trump había <<instado [al equipo] a adoptar un enfoque poco tradicional. El presidente trata de unir a la gente, centrándose en el interés común en lugar de las quejas comunes>>.

Ron Dermer, Embajador de Israel en Estados Unidos, tuiteó: <<¡Un gran día para la paz! Israel elogia la valentía de MBZ por la histórica decisión de los EAU de unirse a Egipto y Jordania para hacer la paz con Israel. Israel aprecia profundamente todo lo que el Presidente Trump ha hecho para que este avance sea posible. ¡Más por venir!>>.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, felicitó a Israel y a los Emiratos Árabes Unidos por el logro, que es <<este importante paso hacia adelante para la paz en el Medio Oriente. Bienaventurados los pacificadores. ¡Mabruk y Mazal Tov [felicitaciones en árabe y hebreo, respectivamente]!>>.

Un alto funcionario del Likud elogió el acuerdo y declaró: <<Esta es la primera vez en la historia que el Primer Ministro Netanyahu rompió el paradigma de ‘tierra por paz’, ​​y en cambio, trajo ‘paz a cambio de paz’>>.

En medio de todas las palmadas en la espalda, sin embargo, hubo quienes se mostraron mucho menos entusiastas. El alto funcionario palestino Hanan Ashrawi condenó el acuerdo, diciendo que los Emiratos Árabes Unidos habían “salido a la luz sobre sus tratos secretos / normalización con Israel”, y le dijo al príncipe Mohammed: <<Que nunca en tu vida tus ‘amigos’ te vendan>>.

La televisión Palestina informó que el Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, convocó a una reunión urgente de sus principales líderes para elaborar una respuesta.

Un portavoz de Jamás, la organización terrorista que gobierna la Franja de Gaza, calificó el acuerdo como “una recompensa gratuita a la ocupación por sus crímenes y violaciones contra el pueblo palestino”.

Sin embargo, el Ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gargash, afirmó firmemente el compromiso continuo de los EAU con el futuro de un estado palestino y las preocupaciones del pueblo palestino, declarando que <<la embajada de los Emiratos Árabes Unidos en Israel no estará en Jerusalén, hasta las negociaciones sobre el estado final entre israelíes y palestinos sean una realidad>>.

David Elhayani, jefe del grupo paraguas [bajo supervisión] israelí “Yesha”, que representa a las comunidades judías en Judea y Samaria, reaccionó enérgicamente al acuerdo de Netanyahu como parte del acuerdo para suspender la extensión de la soberanía israelí sobre partes de Judea y Samaria. Acusó a Netanyahu de traicionar a algunos de sus partidarios políticos más leales. <<Ha engañado a medio millón de residentes del área ya cientos de miles de votantes>>, dijo Elhayani.

Netanyahu, sin embargo, tuvo cuidado de afirmar que había <<retrasado los planes de anexión, no que los haya abandonado. Esos planes siguen sobre la mesa>>, afirmó.

La reacción de las naciones aún está por verse, al igual que la influencia que este movimiento audaz pueda tener en la posición política de Trump y Netanyahu. Independientemente, esperemos que el viaje iniciado el jueves, conduzca a la paz y la estabilidad, en una región que necesita desesperadamente de ambas. Eso no solo es bueno para ellos, es bueno para todos nosotros.

 

Traducido y adaptado por Chuy González – voluntario en Puentes para la Paz.
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en agosto 20, 2020

Fuente: Un artículo originalmente publicado por Cheryl Hauer, Bridges for Peace (Puentes para la Paz), el 14 de agosto de 2020.

Fotografía por: Official White House Photo by Joyce N. Boghosian/flickr.com

Fotografía con licencia: Flickr