Israel impone un segundo cierre para frenar el COVID-19

septiembre 16, 2020
Print Friendly, PDF & Email

Israel entrará en un cierre nacional de tres semanas a partir del viernes.

El gobierno de Israel aprobó el domingo un cierre nacional de tres semanas, a partir del viernes, para contener la propagación del coronavirus.

El Estado de Israel se transforma así en el primer país en imponer un segundo bloqueo general.

Los israelíes estarán restringidos a circular a no más de 500 metros [1,640 pies] de sus hogares y las escuelas permanecerán cerradas para los grupos de todas las edades.

Los lugares de trabajo en el sector privado podrán operar a no más del 50%, mientras que las oficinas del sector público podrán brindar servicios con una capacidad limitada.

Se abrirán tiendas de alimentos y medicinas, mientras que los compradores se limitarán a no más de 10 personas adentro y 20 al aire libre.

Las nuevas medidas, que podrían extenderse más allá de las tres semanas iniciales, fueron aprobadas después de que los casos de COVID-19 aumentaron significativamente en las últimas semanas.

Israel ha registrado más de 4,000 nuevos casos diarios desde la semana pasada, con más de 500 personas en estado grave, de las cuales 139 se encuentran con respiradores artificiales. El número de muertos [en Israel] por coronavirus llegó a 1,108 personas desde el inicio de la pandemia.

Los ministros escucharon a los expertos en salud, quienes advirtieron sobre un aumento peligroso de pacientes gravemente enfermos que necesitan atención en la UCI, que podría afectar el nivel de medicamento proporcionado a los pacientes con COVID y sin COVID.

El Ministro de Finanzas, Israel Katz, advirtió que un bloqueo costaría a la economía aproximadamente 20 mil millones de shekels [USD $5.8 mil millones], mientras que el Ministro de Salud, Yuli Edelstein, insistió en que sólo un bloqueo produciría la reducción necesaria en los casos.

Un punto de controversia seguía siendo la cuestión de las sinagogas y cómo se les permitiría operar durante las fiestas venideras, con los funcionarios de salud advirtiendo que las congregaciones en el interior sólo aumentarían el número de infecciones, insistiendo en que debían prohibirse todos los eventos con acumulación de gente en los interiores.

 

Traducido por Rubén Pereyra – Ynetespañol
Adaptado y Revisado por Robin Orack y Raquel González – Puentes para la Paz

 

Publicado en septiembre 16, 2020

Fuente: Porciones de un artículo por Itamar Eichner y Adir Yanko, originalmente publicado por Ynetnews el 13 de septiembre de 2020. (El vocabulario respecto al tiempo ha sido modificado para reflejarse en nuestra publicación del día de hoy). Puedes ver el artículo original en este link.

Fotografía por: Daniel Kirchhevel/bridgesforpeace