×

Debit/Credit Payment

Credit/Debit/Bank Transfer

Irán y Arabia Saudita Compiten por Dominio de América Latina

diciembre 16, 2015
Print Friendly, PDF & Email

12-21-15-1Durante los pasados dos meses, Irán y Arabia Saudita han estado compitiendo por el dominio de América Latina. El 10 de noviembre, el Sub-Ministro del Exterior iraní celebró una reunión privada con embajadores de nueve países de América Latina para reafirmar el deseo de la República Islámica en «realzar y profundizar lazos» con la región. Eso fue seguido el mismo mes por declaraciones semejantes por parte del presidente iraní Hassan Rouhani y el Supremo Líder ayatolá Ali Khamenei durante el Foro de Países Exportadores de Gas en Teherán.

El mismo día, el Ministro del Exterior de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir, presidió una cumbre mundial Sudamericana-Árabe en Riyadh. El mensaje de la cumbre saudita fue claro: Una reconciliación árabe con países sudamericanos para incrementar el aislamiento de Irán en el mundo. Desafortunadamente para la Casa de Saúd, sus rivales persas ya tienen una ventaja de sobre treinta años en Sudamérica.

Luego de la revolución iraní en 1979, los líderes de la nueva República Islámica de Irán procuraron cambiar su propio país y el mundo entero. En 1982, Irán celebró una conferencia internacional de la Organización de Movimientos Islámicos, reuniendo a sobre 380 cleros desde como 70 países mundiales, incluyendo muchos de América Latina. El propósito de dicha conferencia era de exportar su revolución al mundo. En 1983, la República Islámica comenzó sus operaciones encubiertas en América Latina.

El primer operativo iraní en llegar a América Latina arribó el 27 de agosto de 1983 a Buenos Aires, Argentina. Mohsen Rabbani no era un operativo cualquiera, sino uno de los oficiales de inteligencia más adiestrados y más entregados del momento. Rabbani tardó sobre una década en crear las condiciones propicias en Argentina para realizar uno de los peores ataques terroristas con completa impunidad: el bombardeo en Buenos Aires del centro cultural judío (o la Asociación Mutual Israelita Argentina, conocida por sus siglas de AMIA). El ataque, realizado el 18 de julio de 1994 por un terrorista suicida quien hizo estallar su camión lleno de explosivos contra el edificio de AMIA, mató a 85 personas e hirió como a trescientas más.

Durante los subsiguientes 32 años, Irán ha tenido un éxito retundo en la promoción de su mensaje anti-estadounidense y anti-israelí por toda América Latina. La cadena televisiva HispanTV, manejada por el gobierno de Irán, difunde su mensaje en español las 24 horas al día, y siete días de la semana, en por lo menos 16 países de la región.

Oficialmente, Irán ha duplicado su número de embajadas en Latinoamérica, desde seis en 2005 hasta once al día de hoy.

Extraoficialmente, según el Comando Sur de Estados Unidos (USSOUTHCOM), Irán ha establecido sobre 80 centros culturales islámicos que promueven el islam chiita a través de toda América Latina. El número representa un aumento de sobre 100% desde el 2012 cuando, según estimados del Comando Sur, Irán sólo poseía 36 centros.

De mayor importancia aún es que Irán ha establecido una presencia militar y de inteligencia sin precedente desde Tierra del Fuego, la punta final de Argentina, hasta el Río Grande, haciendo frontera con Estados Unidos. Irán está activa en cada país de Latinoamérica.

Varias condiciones en América Latina han propiciado el éxito de Irán, como la falta de transparencia, corrupción política, altos niveles de crimen y violencia, además de actitudes anti-americanas y anti-judías. Y los esfuerzos de algunos gobiernos durante la pasada década por crear una revolución en la región han propulsado aún más esa tendencia.

Debido al legado del fallecido Hugo Chávez y sus contemporáneos como Nicolás Maduro, Rafael Correa, Evo Morales, Daniel Ortega, Cristina Fernández de Kirchner, Salvador Sánchez Cerén y otros, Irán es más poderoso en América Latina que nunca antes.

Por más de tres décadas, la República Islámica ha estudiado los patrones políticos y las tendencias socioeconómicas en la región. En varios países, Irán tiene más presencia e influencia que Estados Unidos. Para Irán, Latinoamérica no es un mero proyecto secundario; dicha región podría ser su prioridad en la política extranjera iraní, aparte de sus intereses inmediatos en el Medio Oriente.

Aunque Latinoamérica a menudo se percibe como un área rezagada de política pública para Estados Unidos, es el premio geopolítico para la República Islámica de Irán. Arabia Saudita recientemente se ha despertado a ese hecho, y ya es tiempo de que los políticos estadunidenses también lo hagan.

MOTIVO DE ORACIÓN: Ore para que personas en América Latina con limitado conocimiento bíblico puedan comprender el significado del nuevo surgimiento político mundial de Irán y vean el peligro que representa para ellos. VERSO BÍBLICO: «Porque los ojos del SEÑOR recorren toda la tierra para fortalecer a aquéllos cuyo corazón es completamente Suyo…» (2 Crónicas 16:9).

 

 (Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos)

Publicado en diciembre 16, 2015

Fotografía por: Wikipedia

Fotografía con licencia: GNU Free Documentation License

Fuente: Porciones de un artículo por Joseph Humire, Director Ejecutivo del Centro para una Libre y Segura Sociedad, Gatestone Institute