Héroe Desconocido: Agente Etíope que Dirigió Inmigración a Tierra Prometida

junio 17, 2019
Print Friendly, PDF & Email

Ferede Aklum

La comunidad etíope de Israel conmemora el 40mo aniversario de la inmigración etíope hasta la Tierra Prometida y recuerda a uno de sus héroes desconocidos más importantes: Ferede Aklum, quien falleció en 2009. Aklum fue agente de la Mossad [Inteligencia israelí], y dirigió la primera ola de judíos etíopes desde Etiopía a Sudán por el desierto, allanando camino para las posteriores Operación Moisés y Operación Salomón. A pesar de ser ampliamente conocido entre la comunidad etíope, este es un nombre ignorado por otros israelíes, y Amram, hermano de Ferede, decidió cambiar eso.

Amram describe a su hermano como un hombre inspirador y valiente, previo director de una escuela local y de su consejo regional en Etiopía, cuyo mayor sueño era “llegar a Jerusalén.”

Eso fue lo que impulsó a Ferede en 1976 a mudarse a la capital etíope de Addis Ababa y pedir que la embajada israelí ayudase a hacer ese viaje a Israel.

En 1977, mientras Ferede aún estaba en Etiopía, se reunió con un oficial de seguridad israelí, quien le pidió que organizara y planificara el viaje a Sion para algunas familias. “Ya había un acuerdo entre ambos países en ese momento (sobre el permiso de emigrar a Israel),” dice Amram, «Israel le suplía armas a Etiopía a cambio.” Pero después de hacer sólo dos vuelos con varios judíos etíopes a bordo, el acuerdo secreto de armas se hizo público, causando una conmoción mundial, y Etiopía se retiró del acuerdo, marcando el inicio de un período oscuro para los judíos etíopes.

«Comenzó la persecución política contra activistas sionistas que estaban involucrados en el proceso de inmigración,” dice Amram. “Las vidas de las personas estaban bajo amenaza. Etiopía era una dictadura asesina en aquel entonces. Cualquier persona sospechada de cooperar (con Israel) podría recibir un disparo en la cabeza.”

Ferede se convirtió en una persona buscada y apenas pudo salir huyendo a Sudán. Llegó allí sin un centavo, y después de mendigar en las calles, se contactó con la Mossad. Cuando la Mossad recibió el mensaje de Ferede, un agente fue a Sudán a buscarlo. Luego se unió a la Mossad como agente, explicándoles sobre el viaje que había hecho de Etiopía a Sudán. Los caminos que había descubierto se convirtieron en el modelo para la agencia de inteligencia israelí, quien los utilizó para establecer la infraestructura de la eventual Operación Moisés.

Ferede fue quien llevó al primer grupo de judíos etíopes [a pie por el desierto] a Sudán. “Pero no fue sólo Ferede,” dice Amram. “Fueron nuestras madres las que hicieron ese increíble viaje y merecen respeto y reconocimiento por ello.”

MOTIVO DE ORACIÓN: Dele gracias a Dios por personas como Ferede Aklum, a quienes Dios usó para traer a Su pueblo de regreso a la Tierra Prometida. Ore por el resto de los que aún se encuentran en la diáspora y quienes ansían regresar a su antigua tierra ancestral, y ore para que Dios les abra las puertas necesarias.

VERSO BÍBLICO: “Porque los tomaré de las naciones, los recogeré de todas las tierras y los llevaré a su propia tierra…Además, les daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de ustedes; quitaré de su carne el corazón de piedra y les daré un corazón de carne” (Ezequiel 36:24, 26).

 

Traducido y adaptado por Teri S. Riddering
Coordinadora PPP Centro de Recursos Hispanos

Publicado en junio 17, 2019

Fuente: Porciones de un artículo por Attila Somfalvi and Alexandra Lukash, Ynetnews, 7 de junio de 2019

Fotografía por: עמרם אקלום/wikimedia.org

Fotografía con licencia: Wikimedia