Embajadora EE.UU. a la ONU Confirma Muro Occidental es Israelí

mayo 22, 2017
Print Friendly, PDF & Email

Muro Occidental

Israel denomina el Muro Occidental como HaKotel HaMa’araví, el lugar más significativo y sagrado en el judaísmo por casi 2,000 años luego de la destrucción del Templo en 70 d.C. Pero los palestinos lo reclaman como suyo, y rotundamente niegan la multitud de evidencia que testifica sobre los lazos judíos. Pese a la controversia internacional, la embajadora estadounidense a las Naciones Unidas no tiene dudas respecto a quién le pertenece el Muro Occidental de Jerusalén. Hablando durante una entrevista el 16 de mayo, Nikki Haley dijo: “Yo opino que el Muro Occidental es parte de Israel.”

La declaración de Haley viene en momentos cuando surge un conflicto con representantes de Washington en Jerusalén sobre si Israel o los palestinos son los verdaderos propietarios del Muro Occidental. Según algunos informes, la disputa ocurrió cuando la delegación del Departamento del Estado en el Consulado General de Jerusalén se preparaba a recibir al presidente Donald Trump. Ellos exhortaron a representantes oficiales israelíes que abandonasen ese lugar tan sagrado para el judaísmo, y les declararon: “Este no es su territorio; pertenece a la Margen Occidental.”

Israel reaccionó al incidente en una declaración diciendo que esa no debe ser la postura del Presidente Trump. La Casa Blanca rápidamente se distanció de la alegación, según The Times of Israel, diciendo: “Los comentarios sobre el Muro Occidental no resultaron de una comunicación autorizada ni representan la posición de los Estados Unidos, y ciertamente tampoco del Presidente.”

Comentando sobre ese desacuerdo, Haley dijo a CBN News: “No estoy muy segura sobre lo que ocurrió allí, pero sé que están tratando de arreglarlo. No conozco la política oficial de la administración, pero yo opino que el Muro Occidental es parte de Israel, y pienso que así es como siempre lo hemos visto, y así es como lo debemos tratar.”

Haley también aprovechó la entrevista para expresar su posición respecto a la promesa de Trump de relocalizar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén. Dijo sin ambigüedades: “Obviamente, yo opino que la capital debe ser Jerusalén, y que la embajada debe ser trasladada a Jerusalén, porque si ves todo el gobierno israelí, este se encuentra en Jerusalén. Casi todo lo que ocurre es en Jerusalén, y pienso que debemos ver eso por lo que es.”

Haley, quien acompañará a Trump durante su visita a la Tierra Prometida, se ha ganado en meses recientes la reputación de ser una fuerte defensora de la nación judía. Desde que fue designada como embajadora a las Naciones Unidas en enero de 2017, ha pronunciado varios discursos y declaraciones públicas respecto al trato prejuiciado de la ONU contra Israel.

La mencionada entrevista de Haley se hizo después de que el Secretario de Prensa Sean Spicer comentara previamente ese día: “El Muro Occidental es obviamente uno de los lugares más sagrados de la fe judía. Está claramente en Jerusalén… Es un asunto que ha recibido seria consideración. Será un tema a discutirse durante el viaje del presidente cuando se reúna con las partes.”

El Monte del Templo en la Ciudad Antigua de Jerusalén es el sitio donde se encontraban el Primer y el Segundo Templo. Los judíos reverencian ese lugar donde aseveran que allí se manifiesta la divina presencia del Todopoderoso más que en cualquiera otra parte del mundo. Según el Tanaj (Génesis a Malaquías) y los Escritos de los Apóstoles (Nuevo Testamento), allí es donde el pueblo judío se congregaba en generaciones pasadas para llevar sus ofrendas y adorar al Dios de Israel.

Luego de la destrucción del Segundo Templo en 70 d.C., lo único que sobrevivió del sagrado Templo fue el muro que soportaba la tarima para el Templo por el lado occidental. Por casi dos milenios, ese Muro Occidental ha sido el lugar más sagrado en el judaísmo.

MOTIVO DE ORACIÓN: Ore para que el Presidente Trump claramente exprese su apoyo por Israel y el Muro Occidental como propiedad judía, y que también apoye la idea de trasladar la embajada a Jerusalén, especialmente cuando Israel pronto celebrará el cincuentenario de haber unido la ciudad como su capital luego del moderno restablecimiento de Israel.

VERSO BÍBLICO: “Yo haré de Jerusalén una copa de vértigo para todos los pueblos de alrededor, y cuando haya asedio contra Jerusalén, también lo habrá contra Judá. Y sucederá en aquel día que haré de Jerusalén una piedra pesada para todos los pueblos. Todos los que la levanten serán severamente desgarrados, y contra ella se congregarán todas las naciones de la tierra” (Zacarías 12:2-3).

 

Traducido por Teri S. Riddering
Coordinadora PPP Centro de Recursos Hispanos

Publicado en mayo 22, 2017

Fuente: Porciones de un artículo por Ilse Posselt, Bridges for Peace, 18 de mayo de 2017

Fotografía por: Isranet