El Mar de Galilea alcanza un nivel máximo en 27 años

septiembre 9, 2020
Print Friendly, PDF & Email

El Mar de Galilea

Mientras Israel continúa calentándose en otra ola de calor, la Autoridad del Agua de Israel ofreció una noticia refrescante: el Mar de Galilea se encuentra en un asombroso nivel máximo en 27 años para principios de septiembre.

El lago de agua dulce más grande de Israel y la fuente de una cuarta parte del agua del país se encuentra actualmente a 209.535 metros (687 pies) por debajo del nivel del mar; a solo 0.735 metros (2.41 pies) de la llamada línea roja superior, el nivel máximo por encima del cual el lago inundaría sus orillas. Este es el nivel más alto desde 1993, cuando el nivel del agua llegó a los 209.33 metros (686 pies) por debajo del nivel del mar a principios de septiembre.

Esta es una buena noticia por varias razones; en un país semiárido como Israel, el agua es muy preciada y cada gota de lluvia cuenta. Además, con las precipitaciones restringidas a la temporada de lluvias que llega después de la Fiesta de los Tabernáculos en octubre, y continua hasta la Pascua a fines de marzo; el tramo largo y seco del abrasador verano suele tener un gran impacto en las personas y la naturaleza.

Para cuando los israelíes se han sofocado durante los meses más calurosos y llega septiembre, la tierra está reseca y las fuentes de agua han disminuido. Sin embargo, este año, a pesar del clima inusualmente caluroso, el nivel del Mar de Galilea se ha mantenido impresionantemente alto.

Además, en los últimos años, la mayoría de las temporadas de lluvias han visto precipitaciones que van desde muy preocupantes hasta apenas suficientes. En agosto de 2018, la Autoridad del Agua ofreció una severa predicción de las precipitaciones durante los próximos meses de invierno, advirtiendo que la Tierra Prometida estaba programada para un sexto año de lluvia insuficiente. También advirtió que el Mar de Galilea se estaba secando rápidamente y acercándose velozmente a su línea negra, el nivel marcando una concentración peligrosamente alta de sal y floraciones de algas; lo que hace que el agua no sea apta para su consumo y puede causar daños permanentes a la calidad del agua, la flora y fauna. Israel estaba preocupado por un desastre ecológico inminente.

Sin embargo, las predicciones de la Autoridad del Agua resultaron incorrectas. Dos temporadas de lluvias particularmente abundantes saciaron la sedienta tierra y llenaron el Mar de Galilea a su nivel más alto en dos décadas. De hecho, después de años en los que el nivel del agua se alejó de la costa y unas islas aparecieron como parches en la superficie del agua que alguna vez fue lisa; el Mar de Galilea se desbordó, sumergiendo la vegetación a lo largo de la costa.

Los beneficios de la lluvia milagrosa todavía son visibles hoy, meses después de que cayeron las últimas gotas de lluvia de la temporada; y particularmente en el mar de agua dulce, donde se avecinaba un desastre de sequía no mucho tiempo atrás.

Con otra temporada de lluvias aproximándose, los israelíes y muchos cristianos de todo el mundo, esperan y oran para que la Tierra Prometida vuelva a ser bendecida con abundantes lluvias que empapen la tierra y llenen el Mar de Galilea hasta el borde.

 

ENFOQUE DE ORACIÓN: Agradezcamos al Señor por la bendición de la lluvia. Alabémoslo por Su provisión prometida para la Tierra de Israel y por la fructificación de la tierra que fue posible gracias a las abundantes lluvias.

VERSO BÍBLICO: El Señor abrirá para ti Su buen tesoro, los cielos, para dar lluvia a tu tierra a su tiempo y para bendecir toda la obra de tu mano”.

Dt 28:12a NBLA

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en septiembre 9, 2020

Fuente: Un artículo originalmente publicado por Ilse Strauss, Bridges for Peace (Puentes para la Paz), el 7 de septiembre de 2020.

Fotografía por: bridgesforpeace.com