El acuerdo de los Emiratos Árabes Unidos podría marcar el comienzo de una nueva era dorada para Israel

agosto 20, 2020
Print Friendly, PDF & Email

 

El Príncipe Mohamed bin Zayed Al Nahyan de Abu Dhabi y el Primer Ministro Benjamín Netanyahu

En el último año, el Instituto Carnegie de Washington informó un comercio anual entre Israel y los estados del Golfo de más de mil millones de dólares.

Una gran parte de esta suma se debe a los acuerdos realizados entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en el ámbito de la seguridad.

El acuerdo bilateral recién anunciado arroja luz sobre una relación previamente secreta que ha conocido su parte justa de altibajos desde la firma de los primeros Acuerdos de Oslo en 1993.

El profundo y obvio interés estratégico de ambos países tiene sus raíces en su cooperación contra Irán, Jizbolá y otras organizaciones yihadistas globales como ISIS.

Este interés compartido entre los dos estados ha ayudado a que prosperen las industrias de defensa y las empresas dedicadas a la agricultura avanzada en Israel.

Además, durante los últimos dos años, Israel ha ampliado sus relaciones económico-militares en los estados del Golfo gracias a un nuevo proyecto emiratí. Los EAU, por ejemplo, buscan producir sus propias armas en lugar de comprarlas a otros.

Esto incluye una actualización de sus viejos armamentos y aquí es donde entra en juego la industria armamentística de Israel.

En el pasado, estas mismas industrias ayudaron a mejorar los aviones de combate F-16 de los EAU. Mejorar las armas de este país ahora seguramente demostrará ser una lucrativa oportunidad de negocio para Israel.

Los informes sobre las relaciones comerciales y militares entre los dos países mencionan la venta de sistemas de defensa antimisiles, armamento guiado de precisión, la construcción de un sistema integral de defensa fronteriza, la producción de vehículos aéreos no tripulados y drones, y el desarrollo de otros sistemas tecnológicos para la defensa nacional.

Según estos mismos informes, Israel también ha contribuido con sus conocimientos y sistemas en el campo de las guerras cibernética y electrónica.

Esta considerable lista es un testimonio del hecho de que el sistema de defensa de Israel, que aprueba las exportaciones militares clasificadas a los estados del Golfo, y especialmente a los Emiratos Árabes Unidos, considera que estos países no representan una amenaza para Israel.

El acuerdo con los Emiratos Árabes Unidos sólo fortalecerá la respuesta de Israel a la amenaza de Irán, que se ha atrincherado en el patio trasero de Israel en el Líbano, Siria y Gaza, y los ha convertido en una amenaza constante para la seguridad de Israel.

La presencia oficial israelí en los Emiratos Árabes Unidos, cerca de la frontera iraní, sirve para presentar el mismo riesgo de seguridad para Irán. Esto se suma a la afirmación iraní de que Israel está utilizando a Azerbaiyán, un país que limita con la República Islámica, para alterar la paz en la frontera.

Para que Israel aproveche mejor su presencia en el área, se requieren colaboraciones de inteligencia entre el estado judío y los Emiratos, que aparentemente ya existen.

El acuerdo entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel ha hecho que Irán sea mucho más susceptible a los ojos y oídos de Israel. Esta colaboración definitivamente podría debilitar al amenazador eje chiíta.

Los EAU han pasado los últimos años profundizando su participación en el Medio Oriente y en el norte de África. Esto incluye la construcción de bases militares y puertos navales en varios países en estas áreas.

Para Israel, un aliado que tiene mucha influencia en las áreas de conflicto más importantes, es un activo estratégico y un aliado indispensable.

Además, los Emiratos Árabes Unidos han mejorado enormemente su activismo diplomático en los territorios palestinos. No soportan al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas y odian a Jamás. Abu Dhabi apoyará cualquier medida en la Autoridad Palestina destinada a promover la paz.

Es por eso que el político palestino opositor Mohamed Dahlan está recibiendo un trato preferencial dentro de los Emiratos Árabes Unidos.

Aunque la respuesta palestina inicial es quemar las imágenes del Príncipe Heredero de Abu Dhabi, Mohamed bin Zayed Al Nahyan, los Emiratos Árabes Unidos pueden, con la ayuda de sus poderosos sistemas financieros, ayudar a calmar las llamas.

El acuerdo con los Emiratos Árabes Unidos podría servir como el dominó que alentaría a otros estados del Golfo a firmar un tratado abierto con Israel y, en consecuencia, conduciría a un acuerdo con los palestinos.

Quién sabe, tal vez el próximo estado en firmar un tratado con Israel sea Bahréin. ¿Quizá Sudán? Y es posible que incluso lo haga Arabia Saudita.

 

ENFOQUE DE ORACIÓN: Alabemos al Señor por las ventajas económicas y de seguridad que este acuerdo abre para Israel. Oremos para que Dios dirija el progreso de la relación y cualquier tratado resultante con otros estados árabes para el bienestar a largo plazo de la nación de Israel.

VERSO BÍBLICO:¡Cuán grande es Tu bondad, que has reservado para los que te temen, que has manifestado para los que en Ti se refugian, delante de los hijos de los hombres!”.

Salmos 31:19

NBLA

 

Traducido por Leandro FleischerYnetespañol
Adaptado por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz

 

Publicado en agosto 20, 2020

Fuente: Un artículo por Alex Fishman, originalmente publicado por Ynetnews el 16 de agosto de 2020. (El vocabulario respecto al tiempo ha sido modificado para reflejarse en nuestra publicación del día de hoy). Puedes ver el artículo original en este link.

Fotografía por: Prince: en.kremlin.ru; Netanyahu: US Department of State from United

Fotografía con licencia: Kremlin

Fotografía con licencia: Wikimedia