NOTICIAS
×

Debit/Credit Payment

Credit/Debit/Bank Transfer

Descubren restos de un edificio de la era del Sanedrín

diciembre 1, 2021
Print Friendly, PDF & Email

Restos de un edificio de la era del Sanedrín descubierto en el centro de Israel

Las excavaciones de la Autoridad de Antigüedades de Israel en Yavne están revelando evidencia de la vida y muerte de los habitantes de Yavne en la época del Sanedrín, a fines del siglo I y II [d. C.]. Por primera vez, la excavación ha descubierto restos de un edificio que data de la época del Sanedrín que contiene copas de piedra de tiza, clara evidencia de que sus ocupantes estaban guardando las leyes judías de pureza ritual.

La excavación, impulsada por el trabajo en la expansión de la ciudad iniciado por la Autoridad de Tierras de Israel en cooperación con [el] municipio de Yavne, también descubrió un gran cementerio que data del mismo período. El área de excavación está ubicada cerca de un enorme centro de producción de vino bizantino desenterrado en excavaciones recientes.

«El descubrimiento de hallazgos de la época del Sanedrín es muy emocionante», dicen Pablo Betzer y el Dr. Daniel Varga, directores de la excavación de Yavne para la Autoridad de Antigüedades de Israel. «Esta es una voz directa del pasado, del período en que el liderazgo judío rescató los fragmentos restantes de la caída del Templo, se exilió en Yavne y se dispuso a restablecer al pueblo judío allí».

Por primera vez en Yavne, las excavaciones descubrieron un edificio industrial que data del siglo I [al] III [d. C.]. El piso contenía varios fragmentos de gres conocidos como ‘tazas medidoras’, vasijas que conservan su pureza ritual y se identifican con la población judía en el período tardío del Segundo Templo y el siglo II [d. C.].

Se descubrió un cementerio impresionante a solo 70 metros [230 pies] del edificio.

«Encontramos docenas de tumbas cuidadosamente dispuestas espaciadas a distancias determinadas, lo que probablemente indica la existencia de una ‘sociedad funeraria’, algún organismo oficial responsable del entierro», dicen Betzer y el Dr. Varga. «Hay diferentes tipos de tumbas: algunas son ataúdes (sarcófagos), que están hechos principalmente de piedra con un ataúd de plomo».

Los directores de la excavación añaden que «según la ubicación del cementerio, probablemente se estableció fuera de los límites de la ciudad, de acuerdo con la ley judía y romana. ¿Los enterrados eran judíos o paganos? Es demasiado pronto para decirlo, ya que no hay símbolos étnicos en los ataúdes. Con la debida cautela, los registros históricos y los hallazgos arqueológicos plantean la posibilidad de que se trate de las tumbas de la comunidad judía de la ciudad. Si esta hipótesis es correcta, entonces al menos algunas de las tumbas, quizás las más elaboradas, pueden pertenecer a los sabios de Yavne, contemporáneos de Rabban Yohanan ben Zakkai, Rabí Akiva y Rabban Gamliel».

La excavación descubrió otro hallazgo sorprendente: más de 150 viales de vidrio colocados en la parte superior de las tumbas. Según el Dr. Yael Gorin-Rosen, jefe del departamento de vidrio de la Autoridad de Antigüedades de Israel:

«Los viales probablemente se usaron para guardar líquidos preciosos como aceites aromáticos. Aproximadamente la mitad de ellos se produjeron localmente y la otra mitad se importó de Alejandría en Egipto. Se han recuperado frascos de este tipo en excavaciones en cementerios judíos y paganos desde el siglo I hasta principios del III [d. C.]. Es un misterio por qué los viales se colocaron fuera de las tumbas en Yavne y no dentro de ellas, como era habitual».

En la antigüedad, Yavne fue una de las ciudades más importantes de la llanura costera del sur. Durante el período hasmoneo, tuvo un papel vital en la lucha entre las fuerzas macabeas y el dominio seléucida (griego), y la ciudad se menciona varias veces en los escritos de Josefo.

Hacia el final del período del Segundo Templo, la población mixta de Yavne tenía una mayoría de residentes judíos. Según la Literatura de los Sabios, antes de la destrucción del Segundo Templo, Rabban Yohanan ben Zakkai huyó de la ciudad sitiada de Jerusalén y persuadió al emperador romano Vespasiano para que le permitiera reconstituir el Sanedrín en Yavne. Fue entonces cuando Rabban ben Zakkai pronunció la famosa declaración: «Dame a Yavne y sus sabios».

En los años intermedios entre la ‘Gran Revuelta’ y la ‘Revuelta de Bar Kokhba’, Yavne se convirtió en el centro espiritual judío más importante del país. Fue en Yavne donde Rabban Yohanan ben Zakkai, más tarde seguido por Rabban Gamliel, dirigió el Sanedrín y el patriarcado, restauró la Torá [Gn-Dt] en la Tierra de Israel y estableció leyes de acuerdo con la nueva realidad, sin el Templo. Se puede decir que los cimientos del judaísmo tal como lo conocemos hoy se establecieron en Yavne.

Según Eli Eskozido, director de la Autoridad de Antigüedades de Israel:

«Es emocionante ver relatos antiguos del Sanedrín traducidos en evidencia real en el campo, con vasijas, instalaciones y edificios. Junto con los iniciadores del proyecto en la Autoridad de Tierras de Israel y el municipio de Yavne, la Autoridad de Antigüedades de Israel está examinando la posibilidad de preservar algunos de estos hallazgos y presentarlos al público en general. Los hallazgos recientes se unen a los de la industria vinícola masiva del período bizantino, ya programada para la conservación y la visualización pública. La Autoridad de Antigüedades de Israel continúa sus excavaciones y estamos seguros de que Yavne aún no ha tenido la última palabra. Dondequiera que los arqueólogos raspen la superficie aquí, se encuentran con un hallazgo de importancia nacional, con todo lo que eso implica».

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en diciembre 1, 2021

Fuente: Porciones de un comunicado de prensa originalmente publicado por Israel Antiquities Authority (Autoridad de Antigüedades de Israel), el 29 de noviembre de 2021. (El vocabulario respecto al tiempo ha sido modificado para reflejarse en nuestra publicación del día de hoy).

Fotografía por: Yaniv Berman/Israel Antiquities Authority