Un Día de Guerra

diciembre 5, 2018
Print Friendly, PDF & Email

El Director de Seguridad de Netivot nos enseña la frontera
entre Israel y Gaza.

Cuando el mundo recientemente conmemoró el centenario del final de la Primera Guerra Mundial, el Primer Ministro Netanyahu se apresuró a regresar a su país para enfrentar la explosiva situación de Hamás en la Franja de Gaza. Un equipo encubierto israelí había sido descubierto dentro de Gaza, y los agentes de Hamás los habían enfrentado en una batalla armada. Siete terroristas de Hamás murieron, así como un teniente coronel israelí. La situación ya volátil estalló en una guerra abierta. Hamás bombardeó a Israel con cientos de cohetes. Las sirenas de Código Rojo sonaban constantemente. Se les dijo a los residentes del sur de Israel que permanecieran en sus refugios contra bombas. Varias carreteras fueron cerradas. Israel respondió a los cohetes con ataques desde avión contra 150 objetivos, incluyendo un túnel terrorista, la sede de seguridad interna de Hamás y otros objetivos estratégicos no-civiles. Escuchábamos rumores de que se estaban activando a los soldados de reserva. El ejército se estaba concentrando cerca de la frontera. ¿Sería una invasión terrestre en pleno?

Esta tensa situación no surgió sólo debido al incidente de la semana anterior. Los disturbios en la frontera de Gaza han continuado por meses, donde miles de terroristas armados violentamente infringen la frontera con Israel. Estos alborotadores diariamente tratan de atravesar la barrera fronteriza para aterrorizar a los ocupantes judíos de los pueblos cercanos. Estas no son manifestaciones pacíficas. Tienen morteros, cohetes, bombas, granadas, cócteles Molotov y armas. Los “manifestantes” son peligrosos y están llenos de odio. Harán todo lo posible por atacar a Israel y al pueblo judío. Por otro lado, Hamás, la organización terrorista que gobierna a la Franja de Gaza, continúa cavando túneles para que sus militantes alcancen las comunidades israelíes por debajo de la tierra. El terrorismo incendiario también se ha convertido en algo cotidiano a medida que los globos y cometas con dispositivos incendiarios vuelan hacia las ciudades y los territorios israelíes. La mitad de los bosques del área han sido destruidos. Miles de animales han muerto, y los cultivos han sido arruinados.

Se ha logrado hacer un acuerdo de cese al fuego. ¿Esto significa que la guerra se acabó? ¡No! De hecho, Hamás se jacta abiertamente de haber ganado y alardea de que la próxima vez dispararán contra Haifa y Jaffa. Por medio de este cese al fuego, Hamás declara: “Necesitamos tiempo para reorganizarnos y estar listos para una próxima ronda.” ¿Cuándo será eso? ¿En un día? ¿En una semana? ¿En un mes? Nadie sabe. Mientras tanto, tenemos que seguir suministrando refugios contra bombas, equipo para apagar incendios, comida y ánimo a los israelíes que viven cerca de la Franja de Gaza. Si usted desea ayudar, puede donar hacia nuestro fondo de Ayuda en Crisis.

Puentes para la Paz visita el Centro de Respuesta de Emergencia en el edifico municipal de Netivot.

Netivot, Sderot, Ofakim son pequeños poblados en el sur de Israel que típicamente no serían muy famosos. Como otros pueblos pequeños en todo lugar, las personas que viven allí procuran disfrutar una vida sosegada donde cada uno conozca a sus vecinos y sus hijos puedan jugar en las calles con toda libertad. Pero estos poblados se han hecho notorios, no por lo que hacen sino porque durante años han sido constantemente atacados por terroristas desde la cercana Gaza. Mientras los terroristas envían globos incendiarios, estos residentes envían globos con mensajes de paz y esperanza. Lamentablemente, sus profundos deseos de paz se mantienen ilusos. Los niños no pueden jugar afuera tranquilamente. Se encuentran refugios contra bombas en cada esquina porque los residentes sólo tienen 15 segundos para ponerse a salvo después de que suene la sirena de Código Rojo.

El mes pasado, mientras los cohetes aún volaban, nuestros voluntarios cristianos cargaban nuestro camión para repartir comida y se dirigían directamente al peligro. El resto del equipo los levantaba en oración, confiando que Dios los mantendría a salvo. Puentes para la Paz está comprometido con estas ciudades y sus residentes, así como con los agricultores y las comunidades más pequeñas en toda el área israelí cercana a Gaza. Estos tres poblados están en nuestro programa Adopción de una Comunidad Israelí. Llevamos comida a los habitantes más necesitados cada mes. Conocemos a sus alcaldes y oficiales de seguridad.

Mientras arda la guerra y el terrorismo, nuestro compromiso con el pueblo de Israel se mantiene firme: no están solos. Los cristianos estamos parados juntos con Israel en oración y en acción.

Necesitamos la ayuda de nuestros hermanos cristianos. Únase a nosotros con sus regalos para ayudar a consolar y restaurar lo que ha sido robado cruelmente de estos civiles inocentes. Su donación hacia nuestro fondo Ayuda en Crisis nos permite ayudar a quienes están en peligro, proporcionándoles equipos de extinción de incendios, albergues contra bombas y alimento para quienes no puedan salir de sus refugios. También nos ayuda a restaurar la infraestructura agrícola arruinada. Si usted puede, lo animamos a que se convierta en patrocinador mensual de nuestro programa Adopción de una Comunidad Israelí, el que proporciona alimentos de manera regular a quienes más lo necesiten. Gracias por su generosidad y amor hacia los que están bajo asedio.

Puentes para la Paz es la organización cristiana de este tipo con más tiempo en Israel, y hemos estado construyendo relaciones desde que nuestro fundador llegó en 1964. Somos respetados en todos los niveles de la sociedad israelí. Saben que estaremos con ellos en sus momentos de necesidad. Somos un equipo de fieles cristianos que responderemos rápidamente a cualquier crisis que surja en Israel. Usted también puede confiar en que seamos sus manos extendidas en amor hacia la familia de Jesús (Yeshúa).

Con corazón apesadumbrado,
Rebecca Brimmer
International President and CEO

 

Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos