Regresando a Casa

septiembre 14, 2018
Print Friendly, PDF & Email

Alzará un estandarte ante las naciones, reunirá a los desterrados de Israel, y juntará a los dispersos de Judá de los cuatro confines de la tierra” (Isa. 11:12).

Era un ardiente y fogoso día de verano en Israel cuando nos reunimos con otros 500 en el hangar de un avión en un rincón remoto del Aeropuerto Internacional Ben Gurión. A pesar del calor sofocante, había un aire de expectativa. Estábamos esperando que aviones llenos de inmigrantes judíos regresaran a su casa en Israel. El evento se tildó “Desde los Cuatro Confines de la Tierra,” y llegaban nuevos inmigrantes desde Francia, Rusia, Ucrania y Sudamérica. Más tarde esa semana, otro avión que transportaba inmigrantes desde Estados Unidos estaba programado a aterrizar.

Miembros del Knesset (Parlamento), personal de alto rango en la Agencia Judía y Keren Hayesod (la organización oficial de recaudación de fondos para Israel), líderes judíos religiosos así como líderes cristianos se reunieron para recibir a los nuevos israelíes. Nos dijeron que llegásemos temprano debido a la seguridad, así que estuvimos aproximadamente dos horas antes de que llegaran los aviones. Un animado grupo musical nos mantuvo entretenidos mientras esperábamos. Vivaces adolescentes del movimiento juvenil Bnei Akiva estaban allí ondeando banderas, danzando y cantando. De repente nos dijeron que fuéramos hacia un avión que acababa de aterrizar. Mientras estos nuevos israelíes bajaban los escalones del avión, los recibíamos con aplausos y cantos. Otros grupos de inmigrantes fueron trasladados desde sus respectivos aviones al hangar. Entonces, junto con trescientos nuevos inmigrantes, regresamos al hangar para escuchar palabras de aliento y compartir mucha felicidad, risa y regocijo.

Recibimos la privilegiada invitación de estar allí porque Puentes para la Paz ayudó a financiar el aliyá (inmigración a Israel) de esos nuevos inmigrantes a su casa. Qué honor fue el participar de sus primeros momentos en su nueva patria. En Puentes para la Paz nos embarga el asombro cuando colaboramos con Dios para traer al pueblo judío de regreso a su hogar desde los cuatro confines de la tierra. Me conmovió ver cómo el liderato de Israel saludaba a sus nuevos ciudadanos. No hubo nada superficial ni rutinario en ello. Israel los recibió con gran fervor y brazos abiertos.

Los próximos meses serán difíciles para los nuevos israelíes, ya que comienzan a aprender un nuevo idioma, a comprender la cultura especial de Israel y a procurar un empleo. Pero no lo harán solos. Israel los apoyará. Además, Puentes para la Paz estará allí para ayudar a quienes lo necesiten.

Hoy día, el mayor porcentaje de judíos mundialmente reside en Israel, con alrededor de 6.7 millones, o casi el 50% de ellos, que describen a Israel como su hogar. Cada año el número aumenta, a medida que los judíos responden al llamado del Señor emitido a través de los profetas bíblicos en regresar a Israel. El Señor dijo: Cuando Yo los traiga de entre los pueblos y los reúna de las tierras de sus enemigos, seré santificado en ellos ante los ojos de muchas naciones. Entonces sabrán que Yo soy el SEÑOR su Dios, porque los hice ir al cautiverio entre las naciones, y después los reuní de nuevo en su propia tierra, sin dejar allá a ninguno de ellos. No les ocultaré más Mi rostro, porque habré derramado Mi Espíritu sobre la casa de Israel,’ declara el Señor DIOS” (Ezeq. 39:27–29).

Gracias por ser parte del gran esfuerzo de Dios en traer al pueblo judío de regreso a su casa. ¡Sus oraciones, su ánimo y su apoyo financiero les permiten regresar a la Tierra y establecerse según los planes de Dios! Aunque podemos ayudar a bastantes inmigrantes a adaptarse a su nueva vida en Israel, muchos más necesitan de nuestra ayuda. Por favor, ofrende generosamente hacia nuestro Fondo de Nuevos Inmigrantes. También necesitamos más patrocinadores para dar apoyo a los nuevos inmigrantes durante su primer año. Puede hacerlo mediante un compromiso por un año con nuestro Programa de Adopción. Le invitamos a colaborar con Dios para dar la bienvenida al pueblo judío de regreso a su casa desde los cuatro confines de la tierra.

Bendiciones desde Israel,
Rebecca J. Brimmer
Presidenta Ejecutiva Internacional

 

Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos