Reconciliación en Acción

septiembre 15, 2013
Print Friendly, PDF & Email

blueeyes/ shutterstock.com

A menudo nos referimos a Puentes para la Paz como un Ministerio de Reconciliación. Luego de casi 2,000 años de animosidad entre las comunidades cristianas y judías, creemos que Dios quiere que aprendamos a respetar, honrar y amar a nuestros hermanos judíos. Una de las definiciones en el diccionario para “reconciliación” es ganar a una parte hostil por medio de la amistad, estimularlos a ser amigables y crear reconciliación con ellos. Nosotros lo llamamos “edificación de puentes.” Todo lo que hacemos va dirigido a promover relaciones positivas y sinceras entre cristianos y judíos. Estoy convencida de que el pasado y presente odio de cristianos hacia el pueblo judío representa un pecado por el cual la Iglesia se debe arrepentir. Aún la indiferencia es un problema. ¿Cómo podremos amar a Dios y ser indiferentes hacia el pueblo que Él ama?

Educación

Nuestros programas de educación ayudan a cristianos para que perciban al pueblo judío, a Israel y las raíces hebraicas de la fe cristiana en maneras cada vez más positivas. El diálogo entre cristianos y judíos ocurre mucho más frecuentemente que antes.

Acciones Justas

Para que progresen las relaciones cristianas-judías, debemos involucrarnos en acciones justas. Tristemente, muchas de las acciones que el mundo judío ha experimentado por parte del mundo cristiano no han sido positivas. Nuestro amigo judío Moshe Kempinski frecuentemente dice a nuestros grupos: “Su Biblia dice que ustedes deben provocarnos a celo, pero eso no es lo que ocurre. No vemos nada de que celar.” ¡Ay! ¡Qué pena!

Amor Incondicional

Nuestros proyectos son diseñados para demostrar amor incondicional hacia el pueblo judío. Las 28,000 personas que reciben nuestro alimento cada mes reconocen que cristianos alrededor del mundo desean bendecir y no maldecir al pueblo judío. Cada cocina pública, agencia de distribución de alimento y municipalidad que recibe nuestro alimento despliega un rótulo en la pared que testifica del amor cristiano para que todos lo vean. Trescientos cincuenta niños en el Programa de Niños Escolares, además de sus familias, saben que el amor cristiano suple a sus necesidades. Administradores escolares son impactados por el apoyo que reciben por parte de cristianos. Sobre 900 familias cuyas viviendas han sido reparadas por nuestro Equipo de Reparación se sorprenden por la ayuda que reciben de los trabajadores cristianos. Sobre 40,000 judíos que han sido ayudados por el Proyecto Rescate en su aliyá (inmigración) saben que existe tal cosa como el amor cristiano. Permítame relatarle algunas historias:

Proyecto Rescate Ayuda a Mujer con Herida – Un rabino en Ucrania se nos acercó pidiendo que ayudáramos a Zoya*, quien sufría de una condición física, para que se pudiese unir con su hermana Irina* en Israel. Ella tenía una herida en una pierna que no sanaba. El médico ya hablaba de hacerle una amputación. Nuestros trabajadores intervinieron y trabajaron incansablemente para que pudiese hacer aliyá a Israel. Una vez que sus papeles estaban en orden, la llevaron al aeropuerto y finalmente llegó a Israel. Los médicos en Israel lograron salvar su pierna con nuevos injertos de piel. Hoy se encuentra totalmente sana. Irina nos escribió para darnos las gracias por ayudar a su hermana. Dijo: “Ustedes la salvaron, y siempre les recordaré. Gracias por su ayuda y paciencia. Que Dios les dé fuerza y paciencia para ayudar a otras personas.” (*Los nombres han sido cambiados.)

Beneficiario de Alimento Da Gracias a Puentes para la Paz – “¡Qué día tan feliz cuando me enteré del Club Ahavat Rivka [cocina pública a la que ayudamos]! Ahora voy allí todos los días. Conozco a personas muy felices que disfrutan de actividades y un delicioso almuerzo diario. Me fijé en un letrero con el nombre de Puentes para la Paz. Me enteré que Puentes para la Paz es una organización cristiana que ama a Israel y provee la mayoría del alimento que comemos en el Club Ahavat Rivkah cada día. Estoy agradecido por los cristianos que aman a Israel y que están dispuestos a invertir sus oraciones, su dinero y su amor en mí y en mi familia.”

Fondos Médicos y Dentales Ayudan a un Niño – Garth es un niño de 12 años que vive con su familia en Karmiel, Israel. Él es parte del Programa de Niños Escolares. Cuando tenía 6 años, fue diagnosticado con una seria condición visual que lo forzaba a mirar con ojos entreabiertos. Usaba lentes especiales que requerían ser cambiados cada seis meses. Recientemente le ayudamos a conseguir unos nuevos lentes, y Garth y sus padres nos han expresado su gratitud. Su madre dijo que cuando Garth recibió los lentes, se entusiasmó enormemente al descubrir que cuando salía al sol, se tornaban oscuros. Los lentes hacen una gran diferencia en sus actividades diarias: cuando lee, escribe, juega y ve televisión. Ya no padece tanto de dolores de cabeza como antes porque no esfuerza tanto los ojos. ¡Los donativos cristianos han cambiado la vida de ese niño!

En las Naciones – No es sólo en Israel que muchos judíos son bendecidos por cristianos y experimentan una nueva actitud de respeto. Nuestra oficina en Japón recientemente brindó una cena de despedida al embajador saliente. Ciento veinte pastores llagaron para expresarle su aprecio y amor. El embajador estaba visiblemente conmovido por el despliegue de amor por parte de esos líderes cristianos. Cada vez que viajamos, tratamos de celebrar reuniones con la comunidad judía. Siempre comentan sobre sus nuevas relaciones positivas con los voluntarios y el personal de Puentes para la Paz.

¡Escoja Bendecir!

¡Tenemos la opción! Podemos escoger bendecir o maldecir. Nuestra decisión determina si experimentaremos bendición o maldición.

Como dijo Moisés a los hijos de Israel: “Al cielo y a la tierra pongo hoy como testigos contra ustedes de que he puesto ante ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida para que vivas, tú y tu descendencia, amando al SEÑOR tu Dios, escuchando Su voz y allegándote a El; porque eso es tu vida y la largura de tus días, para que habites en la tierra que el SEÑOR juró dar a tus padres Abraham, Isaac y Jacob” (Deut. 30:19-20).

Génesis 12:3 nos señala el camino a la bendición: “Bendeciré a los que te bendigan, y al que te maldiga, maldeciré. En ti serán benditas todas las familias de la tierra.”

Únase a nosotros hoy en este gran esfuerzo de reconciliación. Únase en la edificación de puentes de amor. Únase en la demostración de amor cristiano por medio de las acciones justas. Su regalo generoso hacia uno de nuestros proyectos, o al Área de Mayor Necesidad, ¡provocará grandes cambios! Que Dios le bendiga a medida que bendice a Su pueblo escogido.

Bendiciones desde Israel,
Rebecca Brimmer, Presidenta Ejecutiva Internacional

(Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos)