Puentes para la Paz se Muda y Necesitamos su Ayuda

agosto 8, 2019
Print Friendly, PDF & Email

Queridos amigos:

Edificio donde se ubicará nuestra nueva oficina.

¡Hay cambios en el aire! El año pasado fue muy emocionante. Israel celebró 70 años desde su renacimiento, y el presidente Donald Trump trasladó la embajada de Estados Unidos a Jerusalén. Otros países también están trasladando embajadas u oficinas gubernamentales de enlace a la capital. Al mismo tiempo, Israel ha decidido que todas sus propias oficinas gubernamentales deben trasladarse a Jerusalén, capital de Israel. Las cifras en turismo se dispararon con más de 4.1 millones de visitantes a Israel en 2018. En 2019, esa cifra será enormemente superada. Mientras escribo esto, escucho el sonido de martilleo mientras otro edificio de multipisos se construye cerca de la sede que hemos tenido por años en la antigua Calle de los Profetas (Ha Nevi’im).

Todo eso ha impactado drásticamente el costo de propiedades en Jerusalén. Este año, el contrato de arrendamiento para nuestra sede estaba pautado a renovarse por otros cinco años. Para nuestra sorpresa, los propietarios decidieron casi duplicar la renta, la que ya era significativa. Incluso, después de muchas negociaciones, nos querían cobrar US $24,000 mensuales, lo cual era más de lo que estábamos dispuestos a pagar. Preferíamos que más de nuestro dinero ministerial llegase a los proyectos de ayuda que a los bolsillos de nuestro arrendador. Por cierto, no somos los únicos afectados. Otros ministerios se han tenido que mudar de propiedades en el centro de Jerusalén, las que habían arrendado por varias décadas, porque los alquileres han aumentado demasiado.

Por lo tanto, comenzamos a buscar oficinas adecuadas más alejadas del centro, pero pronto descubrimos que no había mucho en el mercado. Mientras procuraba el rostro del Señor en oración sobre este asunto, un versículo de la Biblia quedó grabado en mi corazón: Confía en el SEÑOR, y haz el bien; habita en la tierra, y cultiva la fidelidad” (Sal. 37: 3). Entendí que Puentes para la Paz debería continuar siendo fiel a su misión en hacer el bien en la Tierra de Israel, mientras confiaba en el Señor para que nos guiara con favor y provisión hacia un nuevo comienzo en otro lugar.

Estaremos ahora mucho más cerca a nuestro banco de alimentos y Centro de Asistencia en Jerusalén.

Finalmente, después de mucha búsqueda, encontramos una buena solución. Hemos firmado el contrato para nuestras oficinas en un bonito edificio de apartamentos mucho más cercano a nuestro banco de alimentos, el Centro de Asistencia en Jerusalén. Nuestro equipo administrativo y educativo se ubicará en el nuevo local, y también obtuvimos espacio adicional en el Centro de Asistencia para el resto del personal. La buena noticia es que nuestro ahorro en renta es significativo. ¡Podremos hacer más para el Reino!

Ahora tenemos que adaptar el nuevo espacio para suplir nuestras necesidades, entonces mudarnos y luego devolver la propiedad anterior a los dueños en óptimas condiciones. Todo eso requiere dinero, tiempo y trabajadores expertos. La primera estimación sitúa los costos en US $150,000. Eso es modesto en comparación con costos de remodelación en otros espacios que analizamos. La buena noticia es que después de ese desembolso inicial, ahorraremos más de US $100,000 anualmente debido a la reducción en alquiler. ¡Alabado sea el Señor!

Por favor, envíenos un generoso regalo hoy para ayudarnos a hacer estos cambios, en vistas al futuro que Dios nos ha preparado. Todos los obsequios que excedan la cantidad necesaria para mudanza y renovación se añadirán a nuestro presupuesto educativo para permitirnos continuar ministrando la Palabra de Dios a las naciones.

Gracias por su amor, su apoyo y sus oraciones por nuestro personal y voluntarios durante este tiempo de transición.

Bendiciones desde Jerusalén,
Rebecca J. Brimmer
Presidenta Ejecutiva internacional

 

Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos