Permite que tu Luz Alumbre

octubre 7, 2019
Print Friendly, PDF & Email

Acompáñeme un momento a Beit Shemesh, una ciudad en pleno crecimiento entre Tel Aviv y Jerusalén, cuya historia data desde la antigüedad. El nombre significa Casa del Sol, y se refiere al evento bíblico cuando el sol se detuvo en el valle de Ajalón por palabra de Josué. Es un lugar donde lo antiguo y lo moderno se encuentran, con un elemento en común: está habitado por los hijos de Israel. Desde el comienzo del moderno Estado de Israel, Beit Shemesh ha recibido a inmigrantes judíos de todo el mundo, incluyendo grandes grupos desde Marruecos, Etiopía, Rusia, Ucrania y Estados Unidos.

Es un lugar donde Dios ha permitido que Puentes para la Paz esté bendiciendo por los pasados 15 años. Doscientos diez niños actualmente en nuestro Programa de Niños Escolares asisten a seis escuelas distintas en Beit Shemesh. Nuestro Equipo de Reparación de Viviendas ha trabajado en muchos hogares de ancianos en el área. Hemos ayudado a sobrevivientes del Holocausto, y cincuenta familias actualmente reciben alimento cada mes a través de nuestro Programa de Adopción de Comunidad Israelí. También ayudamos a algunas escuelas para que modernicen sus equipos.

Cambiando el Futuro, Un Niño a la Vez

Hace quince años, las escuelas en Beit Shemesh eran consideradas como de bajo aprovechamiento escolar en comparación con el promedio nacional. Hoy día, con la ayuda de Puentes para la Paz, sus escuelas y estudiantes tienen un alto rendimiento educativo. En el pasado, algunos niños no tenían textos escolares. En Israel, los padres deben pagar por los libros, y algunas familias no podían siquiera comprar suficiente comida. Por lo tanto, los libros estaban fuera de su alcance. ¿Cómo puede uno aprender sin libros? Muchas familias tampoco podían pagar los almuerzos escolares de sus hijos. ¿Cómo puede uno concentrarse cuando tiene hambre?

Los niños en el Programa de Niños Escolares reciben un almuerzo caliente todos los días escolares. Les proveemos sus textos, manuales de trabajo, materiales escolares, uniformes y una mochila nueva cada año. Pagamos los programas de enriquecimiento luego de horas escolares y el costo para salidas extracurriculares. Incluso, cubrimos su costo para el viaje de escuela secundaria a Polonia durante la Marcha de los Vivientes. Les brindamos un nivel equitativo con sus compañeros de clase. Los donantes de Puentes para la Paz han respondido, y juntos les damos a estos niños una esperanza digna para el futuro. Cada niño necesita dos patrocinadores que se comprometan a orar por ellos y donar US $65 mensuales.

Muchos de los padres son inmigrantes que luchan por abrirse camino en su nuevo país. Recientemente, recibimos una carta de los padres de Sam (de 10 años), que está en nuestro programa de Niños Escolares:

“Nos encantaría agradecerle por este programa maravilloso que es de tanta ayuda. Mi esposo y yo pasamos todo el día trabajando y no tenemos ninguna clase de ayuda por otra parte en Israel porque no tenemos familiares en este país. Por eso es que su ayuda es de tan gran significado para nosotros. Aun cuando el tiempo está malo, nuestro hijo corre a la escuela, porque allí le espera un almuerzo caliente y fresco, además de actividades deportivas. Es muy emocionante para nosotros como padres escuchar a nuestro hijo hablar de lo feliz que está con lo que ustedes hacen. Queremos agradecerles por ayudar con los materiales escolares. La mochila que le dieron, y todos los útiles escolares que estaban en la mochila, nos ayuda mucho económicamente. Muchas gracias por los regalos de cumpleaños y vacaciones. Sam se siente muy feliz. Gracias por las postales, regalos y cartas de personas muy amorosas desde diferentes rincones del mundo. Con orgullo, nuestro hijo les dice a sus amigos cuánto ama a Puentes para la Paz. En nombre de toda nuestra familia, queremos agradecerles todo eso y desearles mayor éxito en lo que hacen.”

El Año Escolar ha Comenzado

La escuela comenzó en septiembre y nos comprometimos a continuar ayudando a 400 niños en 4 ciudades (210 de ellos en Beit Shemesh), pero aún necesitamos 138 patrocinadores. Actualmente estamos utilizando fondos de reserva para compensar el déficit. Necesitamos urgentemente a más patrocinadores, para no tener que decirles a estos niños, padres y escuelas que no podemos seguir ayudando. Nuestra oración es que recibamos muchos más patrocinadores para que podamos agregar más niños y más escuelas al programa.

Escuela Levine

La Escuela Levine es una escuela primaria en Beit Shemesh que necesita con urgencia materiales para pintar y limpiar el edificio. Esta es la escuela más pobre de Beit Shemesh; 80-90% de los estudiantes son de familias muy pobres, y 75% de los estudiantes son etíopes. Sus muebles son muy viejos y desgastados. Necesitan nuevas mesas y sillas para las aulas. Espero que podamos ayudarles. A pesar de que no podamos patrocinar a todos los niños necesitados en la escuela Levine, por lo menos podríamos brindarles así a cada niño un mejor ambiente para el aprendizaje.

Únase a Nosotros

Nuestras acciones suplen a las necesidades de niños y sus familias. Al mismo tiempo, nuestro amor cambia las actitudes del pueblo judío en Beit Shemesh hacia los cristianos. Jesús (Yeshúa) dijo que debemos ser la luz del mundo. Él nos ha permitido brillar con Su luz en la ciudad llamada Casa del Sol. ¿Se convertirá usted en patrocinador y enviará US $65 mensuales para suplir a las necesidades de un niño? ¿O nos ayudará con un regalo especial para ayudar a la Escuela Levine y así mejorar la atmósfera de todo el estudiantado? Sus regalos hacen gran diferencia para el Pueblo del Pacto de Dios que vive en Beit Shemesh.

Bendiciones desde Israel,
Rebecca J. Brimmer
Presidenta Ejecutiva Internacional

 

Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos