×

Debit/Credit Payment

Credit/Debit/Bank Transfer

GRACIAS

noviembre 2, 2020
Print Friendly, PDF & Email

Den gracias al Señor, invoquen Su nombre; den a conocer Sus obras entre los pueblos. Cántenle, cántenle; hablen de todas Sus maravillas”. (Salmos 105:1-2)

ESTE MES, millones de personas en los Estados Unidos celebrarán el Día de Acción de Gracias. El mes pasado, nuestros hermanos y hermanas canadienses también lo hicieron. Sin importar dónde vivimos, nosotros, como creyentes, podemos testificar de la bondad del Señor. Durante el Día de Acción de Gracias, nos deleitaremos con comida deliciosa, disfrutaremos de nuestras familias y agradeceremos a Dios por Sus bendiciones. Algunos pueden decir que no tenemos mucho que agradecer este año. El mundo ha experimentado una pandemia, manifestaciones y disturbios raciales que, en muchos casos, han provocado la pérdida de empleos e ingresos. Parecía un bombardeo tras otro.

Aun así, mi corazón está lleno de gratitud hacia el Señor y Su pueblo en todo el mundo. Aunque hemos enfrentado desafíos por todos lados, es en medio del caos que Dios ha estado con nosotros; y tú también has estado con nosotros. Nuestro trabajo en Israel ha continuado sin pausa. De hecho, estamos ayudando a más personas a medida que las necesidades son mayores.

Patrick Verbeten

Patrick Verbeten, nuestro director de operaciones de Israel, interactúa con aquellos que ayudamos con regularidad. Mira lo que dice: «Me considero grandemente privilegiado de interactuar con israelíes a diario. Si me preguntan cuál creo que es el sentir de la gente y cuál es la narrativa que escucho continuamente, la respuesta sería: «¡Gracias!» Tanta gente está muy agradecida de que estemos junto a ellos en estos momentos de desesperación.

«Estos tiempos de desesperación exigen medidas creativas, y los equipos de operaciones han estado trabajando diligentemente para encontrar formas innovadoras de continuar bendiciendo a las personas que servimos. Debido al bloqueo y al transporte limitado, los nuevos inmigrantes tienen dificultades para llegar a nuestras oficinas para recoger sus `Regalos de Bienvenida a Inmigrantes´. Los juegos de cocina, artículos escolares, mantas y Biblias son tan importantes ahora como lo han sido siempre para estas nuevas familias inmigrantes.

«Nuestro equipo decidió que si estas familias inmigrantes no pudieran venir a nosotros, iríamos a ellos. Y eso es exactamente lo que hicimos. Durante el último mes, hemos traído estos regalos —junto con una sonrisa y un mensaje de amor y esperanza de los cristianos de todo el mundo— directamente a la gente en varias comunidades en el norte de Israel. Su respuesta es siempre la misma: «Todah rabah» (hebreo), «spasibo» (ruso), «¡gracias!»

«Los desafíos económicos aquí en Israel nos presentan muchas necesidades a diario. Recientemente me presentaron a Na’ima Perl, quien está en nuestro Programa de Adopción. Na’ima me preguntó si me podía compartir algo. Las palabras que salieron de su boca fueron: «¡Gracias, gracias, gracias!» por la ayuda que le habíamos brindado. No fueron sus palabras las que me conmovieron tan profundamente, sino la expresión que pude leer en sus ojos por encima de su cubreboca. No es fácil confundir las lágrimas grandes y húmedas que corren por el rostro de un miembro de la comunidad que está agradecido y conmovido».

Mientras escribo este mensaje, Israel está nuevamente en encierro, con advertencias del Ministerio de Salud y el gobierno diciendo que lo más probable es que permanezcamos en alguna forma de bloqueo hasta finales de enero. Esta es una noticia devastadora para los pobres y los nuevos pobres. Mucha gente habrá estado sin trabajo durante la mayor parte de un año. La mayoría de la gente en Israel simplemente no tiene ahorros que duren un año. Aproximadamente el 20% de la fuerza laboral ha estado funcionando con un porcentaje mucho menor de ingresos, con los programas gubernamentales como el de desempleo o los paquetes de estímulo. Los trabajadores independientes y los propietarios de pequeñas empresas a menudo no han recibido nada. Los comedores comunitarios están abrumados por las necesidades, al igual que organizaciones como Puentes para la Paz.

Mientras celebras con la generosidad que el Señor te ha dado, ¿nos ayudarías a continuar alimentando al pueblo de Israel en su momento de necesidad? Juntos podemos mostrar el amor de Dios de manera práctica.

Estamos muy agradecidos de tener socios como tú. ¡Gracias, todah rabahspasibo! Todos los días oro por tu salud y bienestar. Que experimentes el poder de milagros de Dios en tu vida, hogar, iglesia, escuela y comunidad.

Bendiciones desde Israel,

Rebecca J. Brimmer

Presidenta Ejecutiva Internacional

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora del Centro de Recursos Hispanos