×

PayPal

Credit/Debit/Bank Transfer

En Alas de Águilas

junio 4, 2021
Print Friendly, PDF & Email

Judíos yemenitas esperando para abordar el avión rumbo a Israel

En 1949, el recién nacido Estado de Israel se embarcó en una misión de rescate para llevar a los judíos de Yemen a Israel. Dicha operación, llegó a ser conocida por dos títulos: operación “En Alas de Águilas” y operación “Alfombra Mágica”, finalmente resultó en que prácticamente toda la comunidad judía yemenita se fuera a Israel. Ellos fueron trasladados en avión, he escuchado que los judíos yemenitas nunca habían viajado en avión; su rabino los animó a no tener miedo leyendo la Escritura de Éxodo 19:4b que dice: “…y cómo los he tomado sobre alas de águilas y los he traído a Mí…”. El versículo 5 continúa: “Ahora pues, si en verdad escuchan [también podría traducirse como prestar atención]… Mi voz y guardan Mi pacto, serán Mi especial tesoro entre todos los pueblos, porque Mía es toda la tierra…”. La gente entró tranquilamente en los aviones. Para 1950 más de 50,000 judíos yemenitas ya vivían en Israel.

Los judíos yemenitas no fueron la única población que Israel rescató en sus dos primeros años de ser estado. En total, llegaron alrededor de 650,000 nuevos inmigrantes de todo el Medio Oriente y norte de África.

Crecientes tensiones en sus países de origen causaban la confiscación de sus propiedades y, a menudo, se les negaba la ciudadanía. Llegaron a Israel desamparados. Su llegada duplicó la población judía de Israel y estiró severamente la capacidad del estado recién formado para proveer a los nuevos ciudadanos. Durante años vivieron en campamentos de tiendas de campaña improvisados ​​porque simplemente no había apartamentos para ellos.

Esta semana, visité una ciudad en el centro de Israel llamada Bnei Ayish, que es uno de los lugares donde los judíos yemenitas finalmente fueron establecidos. Muchos años después, en la década de los 90, inmigrantes de Rusia se unieron a esta pequeña ciudad de 7,000 habitantes. Hoy en día, esta ciudad está dividida en dos grupos de población con culturas completamente diferentes.

Desafortunadamente, también hay mucha pobreza en este pequeño pueblo. El ciclo de pobreza sin un centavo que pasa a hijos y nietos no se ha roto en muchos inmigrantes, por lo que un cuarenta y cinco por ciento de la población necesita ayuda del departamento de Bienestar Social.

El alcalde Arieh Garla, judío yemenita quien tiene un corazón por la gente de su ciudad, nos recibió con la típica hospitalidad yemenita: una mesa en su oficina desplegaba un buen desayuno casero con pan yemenita horneado en casa y variedad de salsas. Estaba tan feliz cuando le dijimos que nos gustaría agregar su ciudad a nuestro programa ‘Adopta una Ciudad Israelí’, que les proporcionará un cargamento mensual de comida para 100 familias. Luego le dijimos que también nos gustaría ayudar a las personas con necesidades dentales (no cubiertas por la medicina socializada israelí). Finalmente, descubrimos que tenían una necesidad desesperada de computadoras y equipo de oficina. Pudimos ayudar con tres computadoras portátiles y un escáner/fax. Les dijimos que también podíamos traer grupos para ayudar a limpiar y embellecer la ciudad. La respuesta del alcalde fue hermosa: «Vengan por dos días y pasen la noche en nuestras casas». Él abrió su corazón a nosotros ¡cristianos que los representamos a ustedes!

Rebecca Brimmer con Arieh Garla, Presidente Municipal de Bnei Ayish

Un pueblo más de Israel ahora ha sido impactado por cristianos que aman a los judíos, viniendo a compartir con ellos en sus momentos de necesidad. Gracias por ser parte de este encuentro, tus donativos marcan la diferencia. Es nuestro corazón asociarnos con el Señor para traer al pueblo judío a casa, darle la bienvenida y ayudarlo a prosperar en su nueva patria. A veces simplemente toma un poco más de tiempo. Si tú deseas adoptar esta u otra ciudad necesitada, únete a nuestro programa ‘Adopta una Ciudad Israelí’. Tus donativos para el ‘Fondo de Alimentos’; ‘Asistencia Dental’ y ‘Asistencia en Crisis’, nos permiten satisfacer necesidades reales con respuestas prácticas. De igual manera, tus donativos hacia nuestro ‘Fondo para Nuevos Inmigrantes’ nos permiten ayudar a los nuevos inmigrantes. Todo esto es el llamado de Dios para nosotros, mostrar apoyo y amor al pueblo de Israel a través de ayuda práctica.

Recuerda las palabras de Jesús (Yeshúa): “En cuanto lo hicieron a uno de estos hermanos Míos, aun a los más pequeños, a Mí lo hicieron” (Mt 25:40 NBLA).

Bendiciones desde Israel

Rebecca J. Brimmer

Presidenta Ejecutiva Internacional

 

Traducido por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos
Revisado por Fernanda González –  Voluntaria en Puentes para la Paz