Desde Dan a Beersheva

junio 15, 2013
Print Friendly, PDF & Email

shutterstock

La Biblia está escrita de una manera bellamente descriptiva. Por ejemplo: “Y todo Israel, desde Dan hasta Beersheva, supo que Samuel había sido confirmado como profeta del SEÑOR” (1 Sam. 3:20). Los hijos de Israel enseguida hubiesen pensado en la ciudad de Dan, en el extremo norte, y Beersheva, cerca del extremo sur, y hubiesen visualizado toda la tierra de Israel.

Durante los pasados diez años, Puentes para la Paz ha expandido su distribución de alimento para cubrir toda la tierra de Israel, desde Dan hasta Beersheva. Por medio de nuestro proyecto Adopción de una Comunidad Israelí, proveemos alimento a 1,800 familias en 18 distintas comunidades. Este es un proyecto especial porque trabajamos por medio de los alcaldes en cada pueblo.

Brindando Esperanza a Arad

Arad es uno de los pueblos que ayudamos, y tuve la oportunidad de visitarlo recientemente. La alcaldesa Tali Ploskov recibió a nuestro grupo por más de una hora, y nos compartió su historia (en hebreo). Llegó a Israel en 1990 como inmigrante desde Moldova. Era parte de una masiva ola de aliyá (inmigración a Israel) desde la antigua Unión Soviética a principios de la década de 1990. Como muchos más, llegó con su esposo, sus dos hijos, dos maletas y $10 estadounidenses en su bolsillo. Inmediatamente comenzó a trabajar como empleada de limpieza en un hotel cerca del Mar Muerto. Pronto la gerencia del hotel descubrió que era bilingüe, que hablaba tanto el ruso como el hebreo. Dentro de poco tiempo la hicieron supervisora, sirviendo como intermediaria para el personal de habla rusa y la gerencia de habla hebrea. Cuando su familia se enteró de que la habían promovido en su empleo, comentaron en broma que pronto Tali sería la primer ministra. Bueno, ¡ya va de camino! Ella es una de solamente cinco alcaldesas en todo Israel.

www.wikipedia.org / Ynhockey

Arad es un poblado del desierto, y siempre ha sido percibido como un lugar polvoriento a donde nadie quiere ir. Pero todo eso ha cambiado. Hoy día, nueva industria ha llegado a la comunidad, se puede observar nueva construcción y hay una sensación de nueva esperanza. Esas son buenas noticias para el desarrollo de ese pueblo y sus casi 27,000 habitantes, 40% de los cuales llegaron como inmigrantes, mayormente desde la antigua Unión Soviética.

Alcaldesa Tali Ploskov

En la actualidad, proveemos alimento para 150 familias en Arad. El departamento de Servicio Sociales del pueblo ayuda a sobre 1,700 familias en dificultades económicas. Esta alcaldesa conoce lo que es vivir en necesidad. Comprende muy bien las luchas del nuevo inmigrante. Fue muy evidente que siente gran cariño hacia el pueblo de Arad. Ella, como la mayoría de los alcaldes, está enfrascada en desarrollar la infraestructura de su comunidad. Habló sobre carreteras, acceso por tren, la industria y mucho más. Pero su rostro se iluminó cuando habló de su visión para ayudar a los adolescentes de Arad por medio de un centro de estudios luego de horas escolares para que progresen académicamente, socialicen en un ambiente seguro y se conviertan en ciudadanos ejemplares.

Cuando le dije a la alcaldesa Ploskov que cristianos alrededor del mundo desean proveer alimento a los israelíes, se vio muy conmovida. Es siempre nuestra meta que cada israelí que recibe nuestra ayuda conozca que cristianos donan su dinero porque aman al Dios de Israel y desean ver cumplidos los planes de Dios respecto a Israel y el pueblo judío. Ponemos rótulos en hebreo que expresan eso en cada organización a la que ayudamos. También distribuimos imanes con el mismo mensaje a cada familia que recibe nuestra ayuda para que sepan que sus hermanos y hermanas cristianas desean servirles en amor.

Al final de nuestra reunión, nos detuvimos para tomar algunas fotos. Cuando nos paramos lado a lado, la alcaldesa Ploskov tomó mi mano y la apretó cálidamente. Supe en ese momento que yo representaba a todos los cristianos quienes amamos y apoyamos a Israel.

Arad es una de las 18 comunidades que Puentes para la Paz ayuda como parte del proyecto Adopción de una Comunidad Israelí. Desarrollamos relaciones con todos los alcaldes y los trabajadores sociales de la localidad; ayudamos a personas que atraviesan momentos de necesidad; y el pueblo judío aprende del amor de Dios en acción. Yeshúa (Jesús) dijo: “Así brille la luz de ustedes delante de los hombres, para que vean sus buenas acciones y glorifiquen a su Padre que está en los cielos” (Mat. 5:16).

Sea una Bendición para una Comunidad Israelí

Necesitamos individuos, iglesias y escuelas que quieran auspiciar a una comunidad por medio de nuestro proyecto Adopción de una Comunidad Israelí. Su regalo de $150 al mes (con el compromiso de un año) permitirá que extendamos el amor cristiano desde Dan hasta Beersheva. Le enviaremos una descripción a todo color de la comunidad y su alcalde. Un donativo especial (sin compromiso anual) nos permitirá suplir algunas necesidades adicionales de la comunidad, como el centro juvenil en Arad. Sabemos que, a medida que el pueblo de Israel vea nuestras buenas obras, glorificarán a nuestro Padre que está en los cielos.

Bendiciones desde Israel,
Rebecca Brimmer,
Presidenta Ejecutiva Internacional

(Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos)

www.wikipedia.org/ Ynhockey