Antisemitismo Promueve Aliyá

julio 15, 2014
Print Friendly, PDF & Email

Atlapix/shutterstock.com

Cada día nos enteramos de nuevos actos antisemitas que amenazan a las comunidades judías en una gran diversidad de lugares. Recientemente, leímos en la página de Internet de Arutz Sheva sobre un pueblo en Guatemala cuyo alcalde requirió el registro de cada miembro en la pequeña población judía allí. La situación para ellos empeoró después de eso, según lo explica un residente judío:

«Subieron fotos de [Adolfo] Hitler al sitio de Internet y hablaron mal de los judíos en nuestro poblado, diciendo que nos pondrían en hornos de cremación,» expresó. «Hace quince días, un grupo de adolescentes que había visto el Internet se nos acercaron y comenzaron a tirarnos piedras… Al día siguiente, el sitio Web estaba lleno de insultos antisemitas y fotos horribles,» continuó diciendo. «Algunos quisimos escapar esa noche porque escuchamos rumores de que preparaban un linchamiento.» En menos de 24 horas, varios niños comenzaron a lanzar piedras a un grupo de mujeres de la comunidad judía, y gritaban: «¡Ustedes mataron a Jesús!» Entonces uno de ellos les lanzó un tipo de bomba hecha a mano (Arutz Sheva).

Mundialmente, los judíos son acosados y amenazados mientras oran. Son violentamente atacados, algunos apenas escapando mientras otros terminan muertos, como la pareja israelí que fue acribillada frente al Museo de Bélgica a finales de mayo. Otros son agredidos con la acusación de que mataron a Jesús. Al parecer, existen cristianos que olvidan que Jesús dijo que nadie le quitaría la vida, sino que Él mismo pondría Su vida por las ovejas (Juan 10).

Listos para Huir

Es horrendo que el odio y la violencia antisemita aún amenacen a la judería mundial. Como resultado, muchos judíos franceses han comprado apartamentos en Israel. Por el momento, algunos todavía no se han mudado esperando a que la situación en Francia empeore, pero están listos para hacer una rápida huida. Por otro lado, muchos se han mudado a Israel, decidiendo que Francia ya se encuentra demasiado peligroso. La comunidad en Francia usualmente tiene las finanzas para hacer dicho retorno, pero muchos otros no tienen esa ventaja. Por eso existe el Proyecto Rescate, iniciado hace varios años, para ayudar a los judíos que quieran regresar a Israel, especialmente en tiempos de crisis.

Nos da mucho gusto anunciar que para el pasado 30 de abril, el Proyecto Rescate había ayudado a 45,708 inmigrantes que actualmente viven en Israel. Este año, la cifra mensual ha duplicado debido a los judíos en Ucrania quienes procuran huir por causa de la situación tan precaria allá. Hemos ayudado a cientos de judíos ucranianos llegar a Israel durante este momento de conflicto, y ayudamos a miles más en sus gestiones para que puedan salir lo más pronto posible. Anticipamos que esos números crezcan a medida que el pueblo judío procura escapar de la persecución, el caos y la amenaza de guerra, como en Ucrania. Los miembros de nuestro equipo en el Proyecto Rescate trabajan actualmente con 27,000 judíos en áreas de la previa Unión Soviética, además de con personas en Suramérica.

¿Qué Ocurre Luego?

Una vez que los inmigrantes llegan a Israel, aún requieren de nuestra asistencia. Generalmente llegan con sólo un par de maletas y nada más. Ellos necesitan un lugar donde vivir, tienen que aprender el idioma, tendrán que tomar nuevos adiestramientos profesionales relacionados a su carrera, y usualmente sólo pueden encontrar empleos de bajo ingreso hasta que mejoren sus destrezas lingüísticas. Casi el 50% de nuestro presupuesto en alimento va hacia estos inmigrantes recién llegados, quienes luchan por adaptarse en su nueva tierra. Primero los bendecimos con regalos, incluyendo frazadas, utensilios de cocina, materiales escolares y Biblias por medio del Programa de Bienvenida. Cientos entran al Programa de Adopción y reciben nuestra ayuda durante un año entero.

Hace poco, un grupo de visitantes a Puentes para la Paz en Jerusalén tuvieron la oportunidad de conocer a una de nuestras familias «adoptadas.» La joven mujer judía-ortodoxa se observaba cansada y estresada. Debido a su joven edad y el pequeño niño a su cargo, son muchas las cosas que tenía que atender. Encima de eso, ella y su esposo hicieron aliyá (inmigración a Israel) dejando atrás a su familia extendida, y no cuentan con otros familiares ni amigos en Israel. Su situación es extremadamente estresante, pero sus palabras impactaron mucho al grupo de Puentes para la Paz:

«En Puentes para la Paz, ustedes realmente cumplen la profecía bíblica, y lo hacen en esta forma,» comenzó ella. «Para algunos, el aliyá es demasiado difícil. No conocen el idioma, no tienen dinero, no tienen suficiente apoyo económico…simplemente no lo pueden lograr y terminan yéndose de Israel. Pero ustedes en Puentes para la Paz ayudan a muchas personas, como a mi esposo y a mí, para que sea posible. Gracias a ustedes, tenemos comida, tenemos ayuda para otros gastos, tenemos un grupo de apoyo y tenemos a gente alrededor del mundo que ama a Dios y ora por nosotros. Sin ustedes, no lo hubiésemos logrado tampoco, pero gracias a ustedes, sabemos que lo podemos logar.»

Tenemos la habilidad de ayudar a miles de judíos mudarse a Israel, atravesar una mejor transición y luego establecerse porque muchos cristianos aportan hacia nuestros proyectos, y expresan su amor y apoyo por Israel. Por medio de nuestras acciones, cumplimos la profecía bíblica de cuidar a los necesitados en Israel y de demostrarles el amor de Dios.

¿Se unirá a nosotros al bendecir a Yeshúa y a Su familia terrenal? «…En verdad les digo que en cuanto lo hicieron a uno de estos hermanos Míos, aun a los más pequeños, a Mí lo hicieron» (Mat. 25: 40). Oramos para que usted escoja uno de nuestros programas de asistencia a inmigrantes y demuestre el amor de Dios al pueblo judío mientras regresan en cumplimiento de la profecía bíblica.

Bendiciones desde Israel,
Rebecca J. Brimmer
Presidenta Internacional y CEO

(Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos)