Advertencia

enero 5, 2021
Print Friendly, PDF & Email

Dios usó a menudo a los profetas de Israel para advertir sobre alguna amenaza inminente. Hoy en día, muchas voces están gritando ¡cuidado!, exclamando palabras de advertencia y llamados a la acción. Hace setenta y cinco años, terminó la Segunda Guerra Mundial, poniendo fin a uno de los mayores derramamientos de sangre de todos los tiempos, incluido el asesinato sistemático de 6 millones de judíos. En la actualidad, mientras algunos antiguos enemigos de Israel le tienden una mano de paz, otros están tocando tambores de guerra. El mundo permanece en las garras de una pandemia mundial; reina la confusión y el odio no se encuentra en encierro.

  • Tras el asesinato del principal científico nuclear de Irán, Mohsen Fakhrizadeh, llevado a cabo con armas de control remoto, Irán amenaza a Israel con severas represalias.
  • Los grupos terroristas Jizbolá en el Líbano y Jamás en Gaza, continúan exhalando palabras de odio, lo que incita a los jóvenes a cometer actos terroristas.
  • El antisemitismo va en aumento. Incluso en Estados Unidos, donde el pueblo judío ha encontrado refugio, el informe del Comité Judío Estadounidense sobre antisemitismo revela que el 37% de los judíos estadounidenses toman medidas para ocultar su identidad judía en público. Este también es el caso en Europa, donde muchos hombres judíos no usan kipás (pequeña cubierta redonda de tela, usada por los varones judíos en la cabeza) en público. El director de la agencia de seguridad nacional de Alemania dice que el nivel de antisemitismo está aumentando en Alemania; los expertos afirman que es el mayor nivel de antisemitismo desde la Segunda Guerra Mundial.
  • Las tasas de desempleo en Israel van en aumento, además de estar muy afectado por el coronavirus.

Llamando a los cristianos a la acción

Durante el Holocausto, muchos cristianos actuaron para salvar vidas judías. Nunca olvidaré el testimonio de Berthe de Francia. Una viuda cristiana la escondió de los nazis. Berthe (pronunciado Bert) era una niña en grave peligro y una familia cristiana la salvó, arriesgando su propia vida. Esta viuda tan solo salvó a una niña, por lo que no es tan conocida como Oskar Schindler, Raoul Wallenberg, Sempo Sukihara o incluso Corrie Ten Boom. Sin embargo, la Mishná (primera colección escrita posbíblica de la tradición oral judía) enseña que “quien salva una vida, se considera como si hubiera salvado un mundo entero”. Hoy, la acción de la viuda ha salvado la vida de 17 personas, ya que Berthe llegó a Israel, se casó y tuvo hijos, nietos y ahora incluso bisnietos.

Comparto esto porque puede parecer imposible hacer grandes cosas, pero todos podemos hacer algo, y juntos, Dios puede usarlo para salvar multitudes. Cuando los 5,000 reunidos alrededor de Jesús (Yeshúa) no tenían nada para comer, un niño pequeño ofreció lo que tenía: cinco panes y dos peces. Con esta modesta ofrenda, Jesús alimentó a la multitud.

Mientras la oscuridad rodea al mundo, es hora de que los verdaderos creyentes en Dios se levanten y permitan que la luz de Dios brille a través de ellos.

Puentes para la Paz

Nosotros hemos decidido levantarnos a favor del Dios de Israel y el pueblo de Israel, sin importar cuán difícil o arriesgado se vuelva. Nos enfrentaremos al antisemitismo, ya que una vez más está asomando su horrenda cabeza. Llegaremos con amor a los necesitados en Israel; alimentándolos, alentándolos, reparando hogares en ruinas, apoyando a los solitarios sobrevivientes del Holocausto; ayudando a los niños, a las viudas, a los huérfanos, a los inmigrantes y a los que están de luto. Continuaremos alimentando a los judíos ancianos y olvidados de la ex Unión Soviética que nunca podrán venir a Israel. Continuaremos ayudando a los judíos a regresar a casa mientras Dios los está rescatando de sus opresores. Continuaremos ayudando a las víctimas del terrorismo y la guerra. Seguiremos dejando brillar nuestra luz.

Continuaremos hablando a favor de Israel en todo el mundo. El Señor nos ha dado una voz y la usaremos para Su gloria y Sus propósitos.

Juntos

En medio de estos tiempos difíciles, Dios está levantando cristianos que no huirán, que se acercarán con amor y darán para llevar a cabo los proyectos de Dios. Gracias por ser uno de estos héroes de la fe. Tus oraciones y contribuciones nos han permitido llegar al pueblo de Israel. Cada donativo cuenta, pequeño o grande. Tu acción hoy puede parecer pequeña o insignificante, pero Dios puede multiplicar nuestros dones para nutrir a las multitudes. Por favor, elije tu proyecto favorito o realiza un donativo a nuestro fondo de Mayor Necesidad en Israel. Es una inversión en el Reino de Dios, y seremos fieles en usarlo sabiamente. Damos gracias a Dios todos los días por tu fidelidad a Él, a Israel, al pueblo judío y a Bridges for Peace (Puentes para la Paz). Le pedimos que te proteja y te cubra de todo mal. Le pedimos que te bendiga mientras tú bendices a Israel (Génesis 12:3).

Bendiciones desde Israel,

Rebecca J. Brimmer

Presidenta y CEO Internacional

 

Traducido y adaptado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos
Revisado por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz