NOTICIAS
×

Debit/Credit Payment

Credit/Debit/Bank Transfer

Veterana periodista de Al Jazeera asesinada en el intercambio de fuego de las FDI en Samaria

mayo 11, 2022
Print Friendly, PDF & Email

Akleh era una periodista veterana de ‘Al Jazeera’.

Una veterana periodista de Al Jazeera murió el miercoles en un enfrentamiento armado entre las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y terroristas palestinos en Yenín, una ciudad gobernada por palestinos en el norte de Samaria que ha estado en el centro de las recientes tensiones en Judea y Samaria, también conocida como Cisjordania.

Shireen Abu Akleh, una ciudadana palestina-estadounidense de 51 años, murió de una herida de bala en la cabeza, dijo el Ministerio de Salud palestino. Sin embargo, no está claro qué lado disparó la bala que mató a Akleh.

La Autoridad Palestina (AP), así como Al Jazeera, se apresuraron a culpar a Israel. La cadena con sede en Catar interrumpió su programación habitual para informar sobre la muerte de Akleh y emitió un comunicado, diciendo que responsabiliza a Israel por «el terrible crimen» y el «asesinato de nuestra colega».

La declaración de las FDI fue más cautelosa y explicó que el ejército estaba investigando el incidente.

Según la declaración, las fuerzas de las FDI ingresaron a Yenín para arrestar a sospechosos de terrorismo en un intento de sofocar la ola de terror más mortífera en Israel en años atrapando a posibles terroristas antes de que puedan atacar.

Las tropas fueron objeto de un “fuego masivo” y, en consecuencia, respondieron al fuego, dijo el ejército. «Durante la operación en el campo de refugiados de Yenín, los sospechosos dispararon una enorme cantidad de disparos contra las tropas y arrojaron artefactos explosivos. Las fuerzas [israelíes] respondieron al fuego».

«Es posible los periodistas fueron alcanzados por los disparos efectuados por los palestinos armados», continuó el comunicado.

Las imágenes de video de la escena corroboran la versión de los hechos del ejército. Un clip muestra a un pistolero palestino —enmascarado, con un chaleco antibalas y armado con un arma automática— disparando salvajemente a la vuelta de una esquina contra lo que se supone que son las tropas israelíes. Luego, el pistolero se retira para unirse a un grupo de palestinos mientras grita: «Golpeamos a un soldado. Está tirado en el suelo». Mientras tanto, se pueden escuchar disparos resonando por las calles de Yenín.

A partir de ahí, la escena desciende al caos cuando queda claro que alguien ha sido golpeado. Se puede escuchar al mismo pistolero gritando —ahora con más urgencia— y se puede ver a los transeúntes corriendo en busca de ayuda.

La pregunta planteada por los partidarios de Israel en las redes sociales es la siguiente: si no hubo soldados israelíes heridos en la operación de esta mañana, ¿podría ser Akleh la persona que el pistolero vio caer? Si es así, eso significaría que su muerte fue causada por disparos palestinos, no israelíes. Además, si Akleh —que vestía un chaleco antibalas y un casco que la identificaba como miembro de la prensa— había estado de pie entre o cerca de palestinos armados que disparaban contra las tropas israelíes, ¿es su muerte, por trágica que sea, la culpa de Israel?

El Primer Ministro israelí, Neftalí Bennett, dejó en claro que respaldaba a los militares. «Según la información que tenemos en nuestras manos en este momento, es muy probable que los palestinos armados, que dispararon ampliamente, sean los que provocaron la desafortunada muerte de la periodista», dijo el primer ministro en un comunicado.

En una entrevista con Army Radio, el portavoz de las FDI, Ran Kojav, habló sobre la posibilidad de que los disparos israelíes mataran a Akleh. «Pero incluso si los soldados dispararon o hirieron a alguien que no estaba involucrado, esto sucedió en la batalla, durante un tiroteo, donde esta palestina está con los tiradores. Así que esto puede pasar».

Akleh, continuó Kojav, estaba «filmando y trabajando para un medio de comunicación en medio de palestinos armados».

Funcionarios de salud palestinos y testigos han rechazado la posibilidad de que la muerte de Akleh pueda atribuirse a disparos palestinos errantes, señalando con el dedo a Israel.

Sin embargo, Israel parece estar bastante convencido de su inocencia. El Ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, ha ofrecido una investigación patológica conjunta con Israel trabajando codo con codo con los palestinos para determinar la verdad detrás de «la triste muerte de la periodista Shireen Abu Akleh».

Y así comienza el juego de espera por los resultados de la investigación.

Lamentablemente, parece que, como de costumbre, Israel ya ha sido juzgado y declarado culpable en el tribunal de las redes sociales.

 

 ENFOQUE DE ORACIÓN: Oremos contra la propagación de falsas acusaciones contra Israel sin las pruebas adecuadas. Agradezcamos al Señor por la voluntad del ejército israelí de investigar y llegar al fondo del incidente, y oremos para que se revele la verdad a través de la investigación israelí.

 VERSO BÍBLICO: ««Ningún arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se alce contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos del Señor, y su justificación procede de Mí», declara el Señor».

 – Is 54:17 NBLA

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz

 

Publicado en mayo 11, 2022

Fuente: Un artículo por Ilse Strauss, originalmente publicado por Bridges for Peace (Puentes para la Paz), el 11 de mayo de 2022.

Fotografía por: Prachatai/Flickr.com

Fotografía con licencia: Flickr