×

PayPal

Credit/Debit/Bank Transfer

Sección «perdida» de la muralla que defendía a Jerusalén antes de la conquista babilónica es desenterrada en la Ciudad Antigua

julio 16, 2021
Print Friendly, PDF & Email

La sección de la antigua muralla de Jerusalén recientemente excavada en el Parque Nacional de la Ciudad de David

La Autoridad de Antigüedades de Israel [AAI] informó el martes que las excavaciones arqueológicas en el Parque Nacional de la Ciudad de David, en la Ciudad Antigua de Jerusalén, han desenterrado los restos de una muralla de la Edad del Hierro. Fue construida en el período del Primer Templo, que fue diseñada para proteger a Jerusalén de los ataques del este.

La AAI está realizando la excavación en colaboración con la Fundación de la Ciudad de David, como parte del proceso de desarrollo del parque.

Según los directores de la excavación, el Dr. Filip Vukosavović del Centro de Investigación de la Antigua Jerusalén, y el Dr. Joe Uziel y Ortal Chalaf de la AAI, la muralla desenterrada protegió a Jerusalén de “una serie de ataques durante el reinado de los reyes de Judá hasta la llegada de los babilonios, que lograron atravesarla y conquistar la ciudad”.

Los arqueólogos dijeron: «Se pueden observar restos de las ruinas en las excavaciones arqueológicas. Sin embargo, no todo fue destruido; partes de las murallas, que se mantuvieron y protegieron la ciudad durante décadas y más, permanecen hasta el día de hoy».

La sección recién excavada del muro conecta dos segmentos previamente excavados en la ladera este. En la década de 1960, la arqueóloga británica Kathleen Kenyon descubrió una sección del muro en la parte norte de la pendiente y la fechó en los días del Reino de Judá.

Aproximadamente una década después, el arqueólogo Yigal Shiloh excavó una sección larga del muro en excavaciones en la parte sur de la pendiente. A lo largo de los años, se han planteado dudas sobre si estos edificios de piedra eran restos de la muralla de la ciudad de la época del Primer Templo. Sin embargo, la nueva sección parece probar que los restos eran todos parte de la muralla que una vez defendió la antigua Jerusalén.

La reconstrucción de las secciones desenterradas en las excavaciones de principios del siglo XX ha permitido a los investigadores rastrear casi 30 metros (98 pies) de la muralla sobreviviente, hasta una altura de 2.5 metros (ocho pies) y un ancho de hasta cinco metros (16.4 pies).

En 2 Reyes 25:10, la Biblia describe la conquista babilónica de la ciudad así: «Todo el ejército de los caldeos que estaba con el capitán de la guardia derribó las murallas alrededor de Jerusalén” (NBLA).

Pero parece que la parte oriental del muro resistió el ataque babilónico, posiblemente debido a la naturaleza escarpada de la ladera oriental de la Ciudad de David, que se inclina hacia el Valle de Cedrón en un ángulo de más de 30 grados.

La evidencia de la destrucción de Babilonia se puede ver en un edificio que estaba al lado de la muralla, que contenía filas de jarrones de almacenamiento que se rompieron cuando el edificio se quemó y colapsó. Las asas de los jarrones estaban estampadas con rosetas, símbolos asociados con el reino de Judá. También se descubrió un sello de piedra babilónico con los símbolos de dos dioses babilónicos, Marduk y Nabu. Cerca de allí, los arqueólogos encontraron una bulla (impresión de sello hecha en arcilla), que estaba inscrita con el nombre judeo «Tsafan«.

Los últimos hallazgos de la excavación en curso están programados para presentarse en octubre en la conferencia de la AAI: ‘Nuevos estudios en la arqueología de Jerusalén y su región’.

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en julio 16, 2021

Fuente: Un artículo por Yori Yalon, originalmente publicado por Israel Hayom vía Jewish News Syndicate, el 14 de julio de 2021. (El vocabulario respecto al tiempo ha sido modificado para reflejarse en nuestra publicación del día de hoy). Puedes ver el artículo original en este link.

Fotografía por: Kobi Harati/City of David/jns.org