Se descubre una inscripción antigua que dice: “Cristo, nacido de María”

enero 25, 2021
Print Friendly, PDF & Email

El sitio donde se descubrió la inscripción.

La Autoridad de Antigüedades de Israel [IAA, por sus siglas en inglés], recientemente desenterró una inscripción dedicada a Jesús, el Hijo de María; en el pueblo de Et-Taiyiba, en el valle de Jezreel. La inscripción griega, grabada en piedra, proviene del marco de una puerta de entrada que data del período bizantino (finales del siglo V d.C.). Fue descubierta incorporada en una de las paredes de un magnífico edificio que data de la época bizantina o del primer período islámico, las excavaciones permitieron ver dos salas que contenían pavimento de mosaicos con diseños geométricos.

La inscripción fue recuperada en una excavación arqueológica, dirigida por Tzachi Lang y Kojan Haku de la IAA, previa a la construcción de una carretera dentro del pueblo. Como parte de la política de la IAA de fomentar el interés público en arqueología, participaron en la excavación estudiantes, voluntarios y trabajadores de la comunidad local.

Según la Dra. Leah Di-Segni, investigadora del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén, quien descifró el texto, es una inscripción dedicatoria que fue grabada mientras se colocaban los cimientos de la iglesia. La inscripción dice: “Cristo, nacido de María. Esta obra, de [Theodo]sius, el piadoso obispo más temeroso de Dios, y el miserable T[omás], fue construida desde los cimientos… Cualquiera que entre debe orar por ellos”.

Según Di-Segni, la fórmula “Cristo, nacido de María” se usaba comúnmente al comienzo de las inscripciones y documentos de la época. Di-Segni añade que «la inscripción saluda a los que entran y los bendice. Por lo tanto, está claro que el edificio es una iglesia y no un monasterio. Las iglesias saludaban a los creyentes a su entrada, mientras que los monasterios solían no hacerlo».

Teodosio, a quien el texto se refiere como el fundador del edificio, fue uno de los primeros obispos cristianos. Se desempeñó como arzobispo regional, la autoridad religiosa suprema de la metrópoli de Beit Shean, a la que pertenecía Et-Taiyiba.

El Dr. Walid Atrash, de la IAA explica: «Esta es la primera evidencia de la existencia de la iglesia bizantina en el pueblo de Et-Taiyiba y se suma a otros hallazgos que dan cuenta de las actividades de los cristianos que vivían en la región».

Según los directores de la excavación, Tzachi Lang y Kojan Haku de la IAA: «La excavación produjo hallazgos de una variedad de períodos, arrojando luz sobre la larga secuencia de asentamientos en Et-Taiyiba en el valle, y sobre su estatus entre los asentamientos locales».

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en enero 25, 2021

Fuente: Porciones de un comunicado de prensa originalmente publicado por Israel Antiquities Authority (Autoridad de Antigüedades de Israel), el 20 de enero de 2021. (El vocabulario respecto al tiempo ha sido modificado para reflejarse en nuestra publicación del día de hoy).

Fotografía por: Einat Ambar-Armon/Israel Antiquities Authority