Se acerca la gran fecha límite: 1 de julio

julio 1, 2020
Print Friendly, PDF & Email

Ofra, una comunidad judía en Samaria

El Primer Ministro Benjamin Netanyahu continúa presionando para comenzar la aplicación de la soberanía israelí sobre las comunidades judías en Judea y Samaria, así como en el Valle del Jordán, en esta fecha.

Sin embargo a medida que se acerca el miércoles 1 de julio, el futuro de este “corazón bíblico” continuamente llamado Cisjordania, parece incierto ya que la comunidad internacional se ha involucrado junto con las Naciones Unidas, la Unión Europea y los Estados Árabes; condenando estos planes de soberanía del Estado Judío, en la región.

Al obtener Israel el control sobre este territorio, se estaría alineando con el propuesto plan de paz del Presidente Donald Trump para la región, que vería a Israel aplicar su soberanía sobre las salpicadas comunidades judías dentro de un Estado Palestino desmilitarizado, representando el 30% de Judea, Samaria, y el Valle del Jordán.

Sin embargo, según los informes, el Estado Judío ha estado esperando el visto bueno de aprobación estadounidense antes de proceder, y aún no lo ha recibido.

La semana pasada el embajador de los Estados Unidos en Israel voló a Washington DC, para sostener múltiples reuniones con los altos mandos estadounidenses pertinentes al tema. Aunque según los informes Trump no asistió a las primeras reuniones, sí se esperaba se uniera más tarde y analizara el tema, e incluso, diera una última llamada al respecto.

Sin embargo eso aún no ha sucedido; el enviado especial de Trump para la región está ahora en Israel, y durante esta semana sostendrá conversaciones con Netanyahu y el Primer Ministro alterno Benny Gantz, sobre cómo avanzar.

Con la reacción internacional sobre estos planes de soberanía israelí, los funcionarios judíos y los estadounidenses sopesan diferentes opciones: si Israel debe controlar toda la tierra asignada bajo el plan de paz de Trump o comenzar lentamente, comenzando con las comunidades judías cercanas a Jerusalén y extendiéndose lentamente.

Comenzando en grande o pequeño, la Autoridad Palestina [AP] ha dejado en claro, que cualquiera de los dos caminos generará una reacción violenta. La AP dijo que su gente <<rechaza el plan de anexión estadounidense-israelí, ya sea completo o parcial>>, dijo el domingo un portavoz de la AP.

Un funcionario de la ONU para los Derechos Humanos en los Territorios Palestinos, pidió a la UE que <<desarrolle un menú de medidas contra el Estado judío>> si procede con soberanía, y que <<se debería revisar y estar dispuestos a suspender o degradar los diversos acuerdos comerciales y de cooperación con ellos>>.

El Rey Abdalá II de Jordania se ha postulado como el hombre que moviliza a las naciones contra este movimiento, que según él desestabilizaría la región. El rey amenazó también con degradar las relaciones diplomáticas con Israel y revisar el tratado de paz entre existente entre ambas naciones.

Netanyahu no estuvo de acuerdo y dijo en un mensaje de video Cristianos Unidos con Israel [CUFI] que <<el aplicar la soberanía en la regiónpor el contrario de retrasar el proceso de paz, lo avanzará”>>. Señalando que <<el plan de paz no “desarraigará ni un solo judío o árabe”>>. Netanyahu agregó que <<la soberanía traerá de regreso la realidad de las necesarias negociaciones; y del reconocimiento de que “el pueblo judío tiene el válido derecho, legal, histórico y moral sobre la región de Judea y Samaria”>>.

A medida que se acerca el 1 de julio, parece poco probable que Israel avance en línea con el objetivo del primer ministro. También parece incierto cómo procederá el Estado Judío, si aplicará la soberanía a gran escala o comenzará en pequeño.

Traducido por Chuy González – Voluntario en Puentes para la Paz
Adaptado por Raquel González – Coordinadora Puentes para la Paz

Publicado en julio 1, 2020

Fuente: Porciones de un artículo originalmente publicado por Bridges for Peace (Puentes para la Paz), el 29 de junio de 2020.

Fotografía por: Sarah Yoder/bridgesforpeace.com