×

Debit/Credit Payment

Credit/Debit/Bank Transfer

¿Quiénes son los Palestinos? – Parte 2

septiembre 13, 2010
Print Friendly, PDF & Email

El palestinianismo fue definido en 1964 por medio del Convenio de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), cuando Jordania ocupaba «la Margen Occidental,» término jordano [para ese territorio] desde 1950 para distinguirlo de la Margen Oriental del Río Jordán, y cuando Egipto ocupaba a la Franja de Gaza. En referencia al «pueblo árabe palestino,» el Convenio declaró su meta de declarar una «guerra santa» (jihad) para «liberar a Palestina,» o expresamente para destruir a Israel.

No criticó a la Margen Occidental y Franja de Gaza (como territorios ocupados), ya que eso hubiese amenazado a los árabes que dominaban dichas áreas [o sea, los jordanos y los egipcios]. Los denominados «refugiados» árabes fueron convenientes víctimas en su guerra contra Israel; el palestinianismo se convirtió en un falso nacionalismo para el sionismo, una declaración de guerra contra los judíos…

Dedicados a una lucha armada, su meta nunca ha cambiado; no han sido capaces de derrotar a Israel militarmente, pero la estrategia árabe es demonizar y de-legitimar a Israel, creando otro estado árabe, o un estado árabe-palestino además de Jordania. Para lograr eso, inventaron una historia, una identidad y una etnia para competir con el sionismo y la historia judía, y resultó el palestinianismo.

Según el Convenio de la OLP y los Estatutos de Hamás (1988), el propósito del palestinianismo es «liberar a Palestina» y destruir a Israel; no hay reflejo alguno de valores sociales ni culturales positivos.

El palestinianismo…no es más que un simple ideal político-militar, actualmente dirigido por las organizaciones terroristas de Fatah y Hamás. Sin embargo, fue legitimado por las Naciones Unidas…en 1974. El año siguiente, la ONU pasó su infame resolución «Sionismo es Racismo,» justificando la demonización de Israel y dirigiendo la ONU hacia la destrucción de Israel.

El mito del palestinianismo funcionó porque los medios de comunicación aceptaron las alegaciones y metas de los árabes y la OLP. Casi todos los medios, por ejemplo, comenzaron a usar el término «palestino» y la supuesta «ocupada Margen Occidental,» reforzando las alegaciones palestinas en vez de utilizar los términos auténticos que aparecían en mapas anteriores, como Judea y Samaria, en referencia a su historia judía. El término «Margen Occidental» es una declaración política y no geográfica.

Para principios de la década de 1990, algunos políticos israelíes, los medios de tendencia izquierdista, el mundo de la academia, la elite cultural y algunos jueces aceptaron el término «palestinianismo» como modo de expresar su oposición a los «asentamientos,» y también con la expectativa de ser reconocidos por la OLP. Sus esfuerzos culminaron con los Acuerdos de Oslo (1993), lo que oficialmente dio aceptación israelí al término.

Académicos anti-israelíes por todo el mundo promueven la supuesta arqueología, sociedad y cultura palestina como un mensaje político. Y el mercadeo funciona: cada vez que alguien usa el término «palestino,» se reconoce y refuerza el mito. Sin embargo, el palestinianismo, a pesar de su carencia de raíces históricas, culturales y sociales, está generalmente reconocido como una entidad política que exige derechos soberanos y propiedad territorial. La pregunta no es que si lo obtendrán, sino dónde estará ubicado.

…Pero un segundo estado árabe-palestino además de Jordania, que fue creado en 1922 y cuya población es dos-terceras parte palestina, no resolverá los asuntos fundamentales del conflicto. Este conflicto no es territorial, sino existencial; para ellos, el reconocimiento del estado judío es anatema. Eso explica por qué los líderes árabe-palestinos rehúsan aceptarlo en ninguna de sus formas.

El problema, según el palestinianismo, no es la «ocupación» de 1967, sino la existencia misma de Israel. Lo perciben como una tierra que debe ser exclusivamente árabe, como parte integral del mundo árabe, bajo soberanía puramente árabe. La consecuencia es obvia: no van a ceder ni hacer excepción. Promueven [su agenda] por los medios de comunicación, en las mezquitas, en las escuelas, en su incitamiento anti-judío, en su negación del Holocausto y la historia judía, y rechazan el derecho de la auto-determinación judía nacional. Por definición, el palestinianismo es el mayor obstáculo para la paz.

MOTIVO DE ORACIÓN: Ore para que la mentalidad del palestinianismo sea desenmascarada y que el pueblo palestino deje de propagar tal mentira.

ESCRITURAS: «Oh SEÑOR, ten piedad de mí; mira mi aflicción por causa de los que me aborrecen, Tú que me levantas de las puertas de la muerte, para que yo cuente todas Tus alabanzas, para que en las puertas de la hija de Sion Me regocije en Tu salvación» (Salmo 9:13-14).

 

(Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos)

Publicado en septiembre 13, 2010

Fotografía por: Escudo de Armas de Hamas, Wikipedia

Fuente: Moshe Dann, Ynet News