¿Por qué Abbás no Acepta “Dos Estados para Dos Pueblos”?

junio 26, 2017
Print Friendly, PDF & Email

Presidente palestino Mahmoud Abbas

Existe una falsa creencia de que Mahmoud Abbás está finalmente listo a aceptar la solución de dos estados propuesta por las Naciones Unidas en noviembre de 1947, cuando publicó el mandato de dividir a “Palestina” [nombre dado por los romanos para toda la región], dando una parte al pueblo judío y otra al pueblo árabe. Los judíos aceptaron esa partición y nombraron la nación judía según su verdadero nombre histórico: Israel. Los árabes, por otro lado, rechazaron la división y declararon que ellos nunca aceptarían a un estado para el pueblo judío, aunque el pueblo palestino tampoco lo pudiesen tener.

Su deseo de que nunca exista un estado para el pueblo judío era mayor que el deseo de obtener su propio estado palestino. Por lo tanto, se unieron con los ejércitos árabes vecinos para tratar de destruir a Israel y echar sus residentes al mar. Fracasaron en aquel entonces y, hasta el día de hoy, aún continúan oponiéndose a un estado para el pueblo judío más de lo que desean su propio estado árabe-palestino. Por tal razón, Abbás rehúsa decir que aceptaría la fórmula propuesta por las Naciones Unidas de “dos estados para dos pueblos.”

Por su parte, el presidente estadounidense Trump ha expresado optimismo en poder forjar “el máximo acuerdo” entre los israelíes y palestinos. Eso ha puesto al durmiente proceso de paz nuevamente en el centro de la atención mundial.

Previo a su reunión con el Presidente Trump en Washington, Abbás anunció en una publicación alemana: “Estamos dispuestos a colaborar con él y a reunirnos con el Primer Ministro israelí bajo el liderato de Trump para hacer la paz.” Entonces Abbás expresó su apoyo a la solución de dos estados diciendo: “Ya es tiempo de que trabajemos en los requisitos para ello.” Eso fue interpretado como una disposición por parte de Abbás en aceptar la idea de que también exista un estado para el pueblo judío.

Pero hasta el momento, Abbás realmente rehúsa la legitimidad de una nación-estado específicamente para personas judías. Considere las propias palabras de Abbás. En una entrevista en 2003, dijo: “Lo he dicho previamente, y lo diré de nuevo: Nunca reconoceré que el estado [de Israel] sea judío, ni [el concepto de] un ‘estado judío.’”

Cuando se le preguntó sobre Israel como una nación-estado para el pueblo judío (durante la generosa oferta de paz de Ehud Olmert en 2008), el líder palestino dijo: “Desde una perspectiva histórica, existen dos estados: Israel y Palestina. En Israel hay judíos y otras personas viviendo allí. Esa es la manera en que lo reconoceremos, y nada más.”

En una entrevista posterior por el periódico Al-Quds, Abbás reiteró esa renuencia de reconocer a Israel como la nación-estado para el pueblo judío. Dijo: “Para nosotros, existe un estado de Israel y no reconoceremos a Israel como un estado judío. He dicho que ese es asunto de ellos, y que se pueden llamar como ellos quieran, pero no pueden esperar que aceptemos eso.”

Sin embargo, Abbás está comprometido con crear a Palestina como un estado musulmán fundado sobre la Ley Sharía, a pesar de que hay muchos palestinos cristianos que componen la población de árabes-palestinos (aunque van en disminución). El Artículo 4 de la Ley Básica Palestina dice que Islam es la religión oficial en Palestina y que los principios de la Ley Sharía Islámica serán su principal fundamento legislativo.

Cuando el liderato y el pueblo palestino deseen más su propia nacionalidad de lo que quieran evitar la nacionalidad para el pueblo judío, entonces se logrará la meta de la Resolución de 1947 de las Naciones Unidas: “dos estados para dos pueblos.”

Un buen inicio para ello sería que Abbás finalmente acepte la Resolución y pronuncie las siguientes palabras: “Yo acepto la Resolución de 1947 de la ONU que propone dos estados para dos pueblos.” Eso no sería demasiado pedir por parte de un líder que quiera establecer una nación palestina puramente musulmana.

MOTIVO DE ORACIÓN: Ore para que el mundo vea que las objeciones de Abbás en que Israel sea únicamente un “estado judío” contradice su propia premisa de que un futuro estado palestino ha de ser puramente musulmán. Ore para que esas objeciones no sean tomadas en cuenta por las Naciones Unidas ni por otras naciones.

VERSO BÍBLICO: “Cuando entres en la tierra que el SEÑOR tu Dios te da, y la poseas y habites en ella, y digas: ‘Pondré un rey sobre mí, como todas las naciones que me rodean’…Y cuando él se siente sobre el trono de su reino, escribirá para sí una copia de esta ley en un libro, en presencia de los sacerdotes Levitas. La tendrá consigo y la leerá todos los días de su vida, para que aprenda a temer al SEÑOR su Dios, observando cuidadosamente todas las palabras de esta ley y estos estatutos, para que no se eleve su corazón sobre sus hermanos y no se desvíe del mandamiento ni a la derecha ni a la izquierda, a fin de que prolongue sus días en su reino, él y sus hijos, en medio de Israel” (Deuteronomio 17:14, 18-20).

 

Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora PPP Centro de Recursos Hispanos

Publicado en junio 26, 2017

Fuente: Porciones de un artículo por Alan M. Dershowitz, Gatestone Institute, 12 de junio de 2017

Fotografía por: www.wikimedia.org

Fotografía con licencia: Wikimedia