Perpetuando la Mentira de los Refugiados Palestinos

diciembre 23, 2019
Print Friendly, PDF & Email

Oficina de UNRWA en Shechem

El 13 de diciembre, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidió extender por tres años más el mandato de su agencia para servir a los refugiados palestinos, conocida como la Agencia para los Refugiados de Palestina en el Oriente Próximo [UNRWA], ocasionando gran celebración entre los líderes de la Autoridad Palestina y Hamás. La decisión recibió el apoyo casi unánime de toda la asamblea general, con 169 países votando a favor, 9 absteniéndose y 2 en contra, que fueron Israel y EE.UU.

Esta votación, si se examinase más de cerca, representa una simple victoria pírrica que otra cosa. UNRWA se creó hace 70 años en diciembre de 1949, sólo 5 días después de la creación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

En su fundación, la UNRWA clasificó a 711,000 palestinos como refugiados. Hoy día, después de ciertos cambios en dicha definición para incluir a los descendientes de esos palestinos, se alega que el número de los refugiados se encuentra cerca de los 5.5 millones.

Pero, ¿por qué fue necesario crear una segunda agencia para refugiados? Fue porque el liderato árabe en ese momento quería usar la difícil situación de los refugiados para combatir la existencia de Israel. ¿Y quién pagó el precio por esa decisión? Los refugiados mismos, cuya situación se ha convertido en una herida abierta sin solución.

Los enormes presupuestos recibidos por la UNRWA podrían haber construido una mansión a cada familia de refugiados y fundado una fuerte infraestructura industrial y económica para el bienestar de todos.

[En contraste con los refugiados palestinos], unos 850,000 judíos fueron expulsados ​​de países árabes donde residían y sus posesiones fueron confiscadas, también calificándolos como refugiados. Pero ninguno de ellos, ni sus descendientes hoy día, se consideran todavía como refugiados. Sólo los refugiados palestinos continúan con ese título.

La única institución que promulga la idea del “derecho del retorno palestino” es UNRWA, derecho que no aparece en ninguna ley internacional.

Pero ese es un engaño, porque realmente no existen 5.5 millones de refugiados palestinos. Un censo de 2017 en el Líbano encontró que sólo hay 174,000 refugiados palestinos en su país, quienes sufren de lo que podría describirse como víctimas de apartheid. En Jordania, ya se les ha otorgado la ciudadanía, lo que según UNRWA niega su condición de refugiado.

Entonces, hay una definición general para la mayoría de los refugiados y una específica sólo para los palestinos. La solución al problema palestino debería ser la misma que se les recomendó en 1949, que es una rehabilitación total en el país donde se encuentren.

Es probable que no haya necesidad de desmantelar la UNRWA de inmediato. Hay necesidad de formular un plan que otorgue la ciudadanía a los palestinos que viven en los países árabes dentro de tres a cinco años, con presupuestos para que puedan ser asimilados. El resto de ellos, por muchos o pocos que sean, deberían ser tratados directamente por ACNUR, o la Agencia de la ONU para Refugiados.

MOTIVO DE ORACIÓN: Ore por la intervención de Dios en esta situación de los alegados refugiados palestinos. Ore para que la verdad sobre esta mentira salga a la luz y que las naciones decidan cerrar esta agencia de las Naciones Unidas, que sólo perpetúa el sufrimiento del pueblo palestino e impide cualquier intervención por su bienestar y asimilación en los países donde se encuentren.

VERSO BÍBLICO: “El testigo veraz no mentirá, pero el testigo falso habla mentiras…La sabiduría del prudente está en entender su camino, pero la necedad de los necios es engaño” (Proverbios 14:5, 8).

 

Traducido y adaptado por Teri S. Riddering
Coordinadora PPP Centro de Recursos Hispanos

Publicado en diciembre 23, 2019

Fuente: Porciones de un artículo por Ben-Dror Yemini, Ynetnews, 15 de diciembre de 2019

Fotografía por: Victorgrigas/wikimedia.org

Fotografía con licencia: Wikimedia