NOTICIAS

Peligros en Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU

enero 2, 2017
Print Friendly, PDF & Email

La resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, adoptada el 23 de diciembre respecto a la política de asentamientos israelíes, ha sido recibida con reacciones mixtas y hasta extremas. El liderato palestino, habiendo iniciado la resolución, celebra su aprobación como una afirmación por parte de la comunidad internacional, incluyendo Estados Unidos, sobre sus alegaciones contra Israel.  [Puede bajar el documento PDF aquí.]

Por otro lado, Israel ve esta resolución como el principal impedimento para reanudar las negociaciones de paz, dado que permite a los palestinos evitar el proceso de negociación por haberse predeterminado los asuntos centrales que todavía están sobre la mesa. Como tal, seriamente perjudica cualquier posible regreso al proceso de negociaciones.

Sin embargo, la resolución (como todas las previas resoluciones respecto a Israel) fue adoptada bajo el sexto capítulo de los Estatutos de la ONU y como tal no es mandatorio. Contiene una serie de determinaciones políticas y recomendaciones para la comunidad internacional, pero no se convierte en ley, y las determinaciones carecen de validez legal en torno a los asentamientos de Israel por ser meras declaraciones.

Gran parte de la terminología repite la terminología utilizada por las Naciones Unidas en previas resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General (como una referencia a «territorio palestino ocupado desde 1967, incluyendo el este de Jerusalén»).

Pero hay referencias nuevas alegando que «el estatus quo no es sostenible» y que Israel está «afianzando la realidad de un solo estado,» frases que pudieran parecer inspiradas, o son directamente citadas, del Presidente estadounidense Barack Obama, el Secretario de Estado John Kerry o el Vice-presidente Jo Biden.

De la misma manera, hay expresiones que nunca han sido usadas en importantes resoluciones del Consejo de Seguridad respecto al proceso de paz (como la referencia a «una solución de dos estados basada en las líneas de 1967»), las que conllevan la clara intención de predeterminar asuntos nunca antes acordados durante las negociaciones.

La referencia a las «líneas del 4 de junio de 1967» como una base para reiniciar negociaciones también aparece como un nuevo elemento, reflejando previas declaraciones de Obama y Kerry, y contradice la Resolución 242 del Consejo de Seguridad de 1967, la que representa el punto de partida para todo proceso de paz árabe-israelí y donde sólo se exige realizar negociaciones para obtener «fronteras seguras y reconocidas.» (Los Acuerdos de Oslo tampoco hacen referencia a las líneas de 1967.)

A pesar de las declaraciones y recomendaciones contenidas en la resolución intentando predeterminar el estatus de los territorios, el este de Jerusalén, las fronteras y los asentamientos, tal resolución pudiese contradecirse a sí misma cuando exige negociaciones sobre «todos los asuntos de estatus final» para alcanzar «una abarcadora, justa y duradera paz.»

Por lo tanto, aunque esta resolución no sustituye a la Resolución 242, contiene elementos que pudiesen intentar modificar la Resolución 242 y ejercer influencia para que las negociaciones se muevan en una dirección en particular.

Estados Unidos, por medio de su decisión de no vetar la resolución, posibilitó la aprobación de esta Resolución 2334 del Consejo de Seguridad, la que hace alusión al «territorio ocupado palestino, incluyendo el este de Jerusalén.»

Eso implica que Estados Unidos acepta como un hecho que los territorios y el este de Jerusalén pertenecen a los palestinos, pese a que siempre ha concordado con Israel en que no existe una determinación legal, un acuerdo, un tratado ni otro documento que establezca eso como un hecho.

MOTIVO DE ORACIÓN: Como declaró otro previo embajador a las Naciones Unidas, John Bolton, en un artículo de Wall Street Journal, el Presidente Obama «esencialmente ha endosado la narrativa política-legal palestina» y «ha rendido a América como cómplice en el asalto contra Israel.» Sobre todo, ore por Israel para que Dios lo proteja, y ore también por Estados Unidos y todas las naciones que se han opuesto a Israel en estos momentos. Ore para que vean el error de su torcido camino y se arrepientan de su rebelión contra Dios.

VERSO BÍBLICO: «El SEÑOR hace nulo el consejo de las naciones; frustra los designios de los pueblos. El consejo del SEÑOR permanece para siempre, los designios de Su corazón de generación en generación» (Salmo 33:10-11).

 

(Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos)

Publicado en enero 2, 2017

Fotografía por: ACLJ

Fuente: Porciones de un artículo por el previo embajador Alan Baker, Centro para Asuntos Públicos de Jerusalén