NOTICIAS
×

Debit/Credit Payment

Credit/Debit/Bank Transfer

Niña halla moneda de 2,000 años posiblemente acuñada en el Templo

noviembre 29, 2021
Print Friendly, PDF & Email

Liel Krutokop y su hermana

Una niña de 11 años descubrió en Jerusalén una moneda antigua hecha de plata pura, que se usaba para el comercio en Jerusalén hace unos 2,000 años, durante el período del Segundo Templo.

La rara moneda fue descubierta por la niña que vino con su familia a la ‘experiencia arqueológica’ operada por la Ciudad de David, junto con la Autoridad de Parques Nacionales en el ‘Proyecto de Cribado Emek Tzurim’ en Jerusalén. Los eruditos creen que la moneda desenterrada se extrajo de las muchas reservas de plata que se guardaban en el Segundo Templo y probablemente fue acuñada por un sacerdote del Templo que unió fuerzas con la ‘Gran Revuelta’ de los judíos contra los romanos, poco antes de la destrucción del Segundo Templo.

La moneda pesa alrededor de 14 gramos [0.5 oz]. En un lado tiene una inscripción de una copa con la leyenda ‘shekel israelí’, y junto a la copa están las letras hebreas ש”ב, abreviatura de ‘segundo año’; el segundo  año de la ‘Gran Revuelta’ de los judíos contra los romanos (67-68 d.C.). En el reverso de la moneda hay una inscripción identificada por los expertos como la sede del Sumo Sacerdote, y junto a ella aparece en escritura hebrea antigua las palabras ‘Santa Jerusalén’.

Según el Dr. Robert Kool, jefe del Departamento de Monedas de la ‘Autoridad de Antigüedades de Israel’ [AAI]: «Este es un hallazgo raro, ya que de los muchos miles de monedas descubiertas hasta la fecha en excavaciones arqueológicas, sólo unas 30 son monedas hechas de plata del período de la ‘Gran Revuelta’».

La moneda fue descubierta en tierra proveniente de excavaciones arqueológicas realizadas por la AAI en el ‘Camino de Peregrinación’, en el Parque Nacional de la Ciudad de David.

Según el arqueólogo Ari Levy, director de la excavación en nombre de la AAI: «Esta calle, que conectaba el estanque de Siloé al sur de la Ciudad de David con el Monte del Templo al norte, era la calle principal de Jerusalén durante el período del Segundo Templo, donde miles de peregrinos marcharon de camino al Templo. No hay duda de que aquí habría habido un amplio comercio. Prueba de ello son los muchos pesos y monedas de bronce que hemos encontrado aquí. Pero encontrar una moneda rebelde hecha de plata pura es definitivamente muy especial y emocionante».

El Dr. Kool teoriza que la plata de la que se hizo la moneda provino de las abundantes reservas de plata en el Templo, y que fue acuñada en la plaza del Monte del Templo, posiblemente por uno de los sacerdotes que trabajó en coordinación con los líderes rebeldes y los asistió. ¿Dónde más se podía encontrar plata en tal cantidad y calidad en aquellos días? Solo en el Templo. «Si es así, podemos decir con cautela que esta moneda es, aparentemente, uno de los únicos artículos que podemos tener hoy que se originó en el Templo mismo. Todo el mundo conoce el Arco de Tito en Roma y las descripciones del botín sacado del Templo que aparecen en él, pero no hay muchos que están familiarizados con las enormes reservas de plata que había en el Templo».

El Dr. Amit Reem, arqueólogo del distrito de Jerusalén de la AAI, agregó: «Esta inscripción reveló que el famoso Coliseo que todos conocemos en Roma fue construido por los romanos con los despojos saqueados del Templo de Jerusalén. [La inscripción] dice: “El emperador Vespasiano (quien, junto con su hijo Tito, reprimió la revuelta judía y destruyó el Templo) ordenó la construcción de este nuevo anfiteatro (el Coliseo) con su parte del botín”. Uno solo puede imaginar la extensión del botín y la cantidad de dinero que los romanos encontraron en los almacenes del Templo».

Como parte de la excavación, la tierra arqueológica se envió para un tamizado húmedo en el ‘Proyecto de Cribado Emek Tzurim’, y la persona que tuvo el privilegio de descubrir el hallazgo fue Liel Krutokop, de 11 años, de Petah Tikva, que vino con sus padres y su hermana para hacer un tamizado arqueológico en la Ciudad de David.

«Vertimos el cubo con la tierra en el colador, y mientras filtramos las piedras que estaban adentro, vi algo redondo». Así es como la niña describió los emocionantes momentos de exponer el raro hallazgo. «Al principio, no sabía qué era, pero se veía diferente a todas las otras piedras. Mi padre se lo llevó a uno de los asistentes y ella se lo mostró a un arqueólogo. Lo miró y dijo que era una moneda de plata que necesitaba ser limpiada. Estaba muy emocionada».

Según la niña: «Cuando llegué a Emek Tzurim pensé que debía haber monedas simples en los cubos, pero no pensé que encontraría una moneda yo misma, y ciertamente no una moneda tan rara de plata pura. Tuve suerte de encontrarla, pero también quiero agradecerle a mi hermana por elegir el balde que tamizamos. Si ella no hubiera elegido este cubo en particular, probablemente no habría encontrado la moneda».

Según el Dr. Kool: «Una moneda es un signo de soberanía. Si te rebelas, usas uno de los símbolos más obvios de independencia y acuñas monedas. La inscripción en la moneda expresa claramente las aspiraciones de los rebeldes. La elección de utilizar la escritura hebrea antigua, que ya no se usaba en ese momento, no es accidental. El uso de esta escritura llegó a expresar el anhelo del pueblo de la época por los días de David y Salomón y los días de un reino judío unido, días en que el pueblo de Israel tenía total independencia en la tierra».

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en noviembre 29, 2021

Fuente: Porciones de un comunicado de prensa originalmente publicado por Israel Antiquities Authority (Autoridad de Antigüedades de Israel), el 23 de noviembre de 2021. (El vocabulario respecto al tiempo ha sido modificado para reflejarse en nuestra publicación del día de hoy).

Fotografía por: Israel Antiquities Authority