Netanyahu se dirige a Washington para firmar un acuerdo de paz histórico

septiembre 16, 2020
Print Friendly, PDF & Email

El Presidente estadounidense Trump y el Primer Ministro Netanyahu

Una delegación de paz israelí encabezada por el Primer Ministro Benjamín Netanyahu partió hacia Washington anoche, para firmar un acuerdo de paz histórico, no con uno, sino con dos estados del Golfo: los antiguos enemigos Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

La atmósfera estaba llena de expectación mientras la delegación pasaba por las banderas de Israel y Estados Unidos, que ondeaban orgullosamente junto a las de los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein en los escalones del avión de El Al; muy acertadamente llamado «Petah Tikva» (Puerta de la Esperanza) junto con la palabra “Paz”, en inglés, hebreo y árabe.

<<Siendo el primer ministro israelí con más años de servicio, y habiendo realizado muchos viajes al extranjero, Benjamín Netanyahu se embarca en éste, quizá el que deje mayor huella que algún otro>>, resumió la situación Owen Alterman, corresponsal principal de asuntos internacionales de i24News.

Después de 72 años de hombros fríos, propuestas rechazadas y escasas dos naciones árabes reconociendo el derecho del estado judío a existir, acompañado siempre con acuerdos de ‘tierra por paz’; la marea parece estar cambiando. En menos de un mes, tanto Emiratos Árabes Unidos como Bahréin acordaron normalizar sus lazos con el estado judío. Primero los Emiratos Árabes Unidos el 13 de agosto; y luego Bahrein el viernes pasado; en lo que Netanyahu aclamó como un ‘acuerdo de paz por paz’.

En resumen, los acuerdos consecutivos, y la especulación de que más naciones árabes sigan este ejemplo; no significan simplemente algunos aliados más, en la esquina de Israel. Sino que marca un cambio dramático en la actitud hacia Israel, en los bolsillos del mundo árabe, y marca el comienzo de una nueva era de oportunidades para Jerusalén, Abu Dhabi, Manama y; con suerte, el resto del atribulado Oriente Medio.

Los términos exactos de los acuerdos aún no se han publicado, y con algunas cláusulas finales que habían quedado punteadas y cruzadas; Netanyahu pondrá la pluma sobre el papel, junto con los ministros de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, durante la ceremonia formal de firma en el césped sur de la Casa Blanca; mañana.

En un discurso televisado antes del viaje de anoche, Netanyahu elogió el ‘Acuerdo de Abraham’ negociado por Estados Unidos; como uno «histórico».

<<Ahora tenemos dos acuerdos de paz históricos mas con otros dos países árabes, en tan solo un mes>>, dijo el primer ministro. <<Estoy seguro de que a todos nos entusiasma y aplaudimos esta nueva era>>.

<<Esta será una paz diferente>>, prometió Netanyahu, haciendo referencia a los varios intentos fallidos, por asegurar un acuerdo de ‘tierra por paz’ con los palestinos. <<Será una paz cálida; una paz económica; además de una paz diplomática; será una paz entre naciones>>.

En la cuenta regresiva para la ceremonia oficial de firma, los medios de comunicación internacionales y hebreos, especulan que Marruecos, Omán y Sudán, pueden ser los próximos en unirse al círculo de paz cada vez más amplio, en Oriente Medio. De los tres países, Omán parece ofrecer la perspectiva más prometedora después de que el Sultanato, dio públicamente la bienvenida al acuerdo, entre Israel y Bahrein.

Sin embargo, no todos están igualmente entusiasmados con la paz y la prosperidad en el Medio Oriente. Los palestinos, resentidos por haber sido dejados al margen después de décadas, de evitar las propuestas de paz ofrecidas por Israel; están mal- llorando. El Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, y Jamás, la organización terrorista que gobierna la Franja de Gaza; emitieron un comunicado conjunto, pidiendo a su pueblo que protestara por las declaraciones «vergonzosas», con un «día de rechazo popular» este domingo próximo.

Irán, el principal estado patrocinador del terrorismo en el mundo y el señor supremo del terror de Jamás, se unió al coro de indignación de los palestinos acusando a Bahrein de “socios en los crímenes del régimen sionista, causantes de una constante amenaza para la seguridad de la región y del mundo  Islámico”.

Sin embargo, el guiño a la desaprobación más ridícula es sin duda, para Turquía. En un caso clásico de “mira quien habla”, Ankara condenó los esfuerzos de Manama [capital de Baharain] por establecer vínculos con Jerusalén; olvidando convenientemente; las relaciones diplomáticas formales entre Israel y Turquía.

Está claro que el ‘statu quo’ que ha marcado la pauta para Oriente Medio durante el siglo pasado, se está disolviendo rápidamente. A medida que la desafiante ambición de Irán por lograr una hegemonía regional crece, antiguos adversarios están reevaluando sus alianzas; forjando nuevas y estratégicas colaboraciones.

Será interesante ver cómo se asientan las arenas movedizas durante los próximos meses.

 

Traducido y adaptado por Chuy González – Voluntario en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en septiembre 16, 2020

Fuente: Un artículo originalmente publicado por Ilse Strauss, Bridges for Peace (Puentes para la Paz), el 14 de septiembre de 2020.

Fotografía por: Haim Zach / GPO / Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel / flickr.com

Fotografía con licencia: Flickr