×

Debit/Credit Payment

Credit/Debit/Bank Transfer

Netanyahu: «Paz Impuesta desde Afuera Nunca Funcionará»

noviembre 21, 2016
Print Friendly, PDF & Email

El 11-21-16-2Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu pidió al presidente saliente Barack Obama que refrene de apoyar, durante sus semanas finales en la Casa Blanca, cualquier iniciativa de paz en las Naciones Unidas que tenga la intención de imponer cierta solución al conflicto israelí-palestino. Netanyahu dijo que una paz impuesta desde afuera nunca funcionará. «Simplemente no funcionará.»

Hablando durante una conferencia por video ante la Asamblea General de las Federaciones Judías de Norte América celebrada en Washington el 15 de noviembre, Netanyahu se refirió a una declaración hecha por Obama en 2011, estableciendo que el camino a la paz entre Israel y los palestinos se resuelve mejor por las dos partes involucradas, y no por jugadores externos. «Realmente espero que el Presidente Obama se atenga a esa política que expresó.»

La reconciliación entre Israel y los palestinos no se alcanzará por medio de «declaraciones y resoluciones en las Naciones Unidas,» reiteró Netanyahu, sino a través de un proceso conjunto de negociaciones que culminen con un acuerdo que ambas partes encuentren aceptables.

«La única manera en que alcanzaremos una paz funcional y perdurable es que las partes la acuerden,» enfatizó Netanyahu. El Primer Ministro señaló los acuerdos que Israel ha hecho con sus vecinos Egipto y Jordania como ejemplos de tratados que han sobrevivido la prueba de muchas décadas. Eso se debe a la manera en que la paz fue negociada y finalmente acordada.

Explicó Netanyahu: «[Esos acuerdos] permanecen porque hubo negociaciones mutuas, compromisos mutuos, acuerdos mutuos, y han funcionado. Han atravesado muchas, muchas tormentas. Hemos visto convulsiones en el Medio Oriente, pero esos tratados de paz aún perduran porque fueron negociados entre las partes. Si uno trata de imponer la paz desde afuera, nunca funcionará.»

Netanyahu también clarificó a su audiencia la razón por la cual Israel objeta presiones externas para la paz. Primero, dijo, «endurecerá la posición palestina.» Sobre todo, «ya que las posiciones palestinas se endurecerán, echaría hacia atrás el proceso. Lo podría echar hacia atrás varias décadas.»

Netanyahu mencionó que nuevas posibilidades pudiesen surgir entre los vecinos del Medio Oriente al ellos valorar la posición de Israel en su manejo de las principales amenazas terroristas en la región, que son Irán y el Estado Islámico (o ISIS). Dijo: «Pienso que eso abrirá nuevas opciones de paz, y probablemente nos ayude a progresar hacia algún tipo de resolución con los palestinos.»

Sin embargo, el Primer Ministro insistió que la única cosa que pudiese interferir con una reconciliación mutua sería «tratar de imponer la paz desde afuera.» Por esa razón, expresó sus esperanzas de que «el Presidente Obama continúe con…la política tradicional de Estados Unidos» en refrenar de presionar a Israel a través de organizaciones internacionales que encierren a Jerusalén en cierta posición.

El discurso de Netanyahu se dio en momentos cuando circulaban rumores de que Obama pudiese apoyar una resolución de las Naciones Unidas condenando la construcción israelí en Judea y Samaria. El liderato de la nación judía se preocupa de que Obama pudiese orquestar un empuje final para imponer o adelantar [su concepto de] paz entre Israel y los palestinos antes de que se despida de la Casa Blanca en enero de 2017. Tal solución forzada pudiese suceder ante el Consejo de Seguridad de la ONU, donde EE.UU. decida no utilizar su poder del veto contra resoluciones anti-israelíes.

Más aún, según Ynet News, un oficial de la Casa Blanca dijo a reporteros judío-americanos esta semana de que Obama considera tomar una decisión a último momento. El informe dice que el actual presidente considera una cantidad de opciones, incluyendo «dar el apoyo de EE.UU. a una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas contra los asentamientos o en torno a una solución de dos estados.» Un segundo escenario podría ser un «acto declarativo, como un discurso, donde se presenten sus principales puntos de posición sobre el conflicto.» La última opción es que Obama no haga nada.

En todo caso, aseguró el oficial de la Casa Blanca, Obama discutiría su decisión con el presidente-electo Donald Trump antes de actuar.

Con todavía dos meses por delante antes de que Obama finalice su término y que Trump lo sustituya, la espera puede ser larga.

MOTIVO DE ORACIÓN: Ore para que Dios le dé sabiduría a Netanyahu mientras considera las opciones en reanudar el proceso de paz, y que Obama no tome una decisión negativa para Israel ante el Consejo de Seguridad.

VERSO BÍBLICO: «El que anda con sabios será sabio, pero el compañero de los necios sufrirá daño» (Proverbios 13:20).

(Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos)

Publicado en noviembre 21, 2016

Fotografía por: Ashernet

Fuente: Ilse Posselt, Bridges for Peace