Motines sobre Monte del Templo Provocados por Incitamiento Palestino

agosto 19, 2019
Print Friendly, PDF & Email

Este año, el 11 de agosto, Tisha B’Av, conocido como el día más triste del calendario judío debido a la destrucción de ambos Templos, coincidió con la festividad musulmana Eid Al-Adha, que marca el final del Haj o peregrinación a la Meca. Miles de musulmanes se reunieron sobre el Monte del Templo, mientras que miles de judíos se reunieron frente al Kotel, o Muro de los Lamentos. Unos pocos visitantes judíos fueron permitidos subir al Monte del Templo, pero los incitamientos de la Autoridad Palestina provocaron motines y disturbios en el lugar.

Los manifestantes musulmanes comenzaron los disturbios, atacando a la policía israelí y obligando a las fuerzas israelíes de seguridad a utilizar medidas de dispersión antidisturbios como gases lacrimógenos y balas de goma para controlar a la multitud. Sesenta y un musulmanes resultaron heridos y cuatro oficiales israelíes resultaron heridos durante la escaramuza, según la Creciente Roja, organización humanitaria relacionada a la Cruz Roja.

Vale enfatizar que ninguno de los judíos que visitaron el Monte del Templo estuvo involucrado en violencia o algún tipo de “provocación.” La única violencia que hubo en el lugar sagrado provino de los palestinos, quienes atacaron a la policía con piedras y sillas, y lanzaron insultos a los visitantes judíos.

Según el Times of Israel, los visitantes judíos permitidos a subir al lugar entraron y salieron en pocos minutos. Pero describiendo sus visitas pacíficas como “incursiones de colonos y extremistas judíos,” funcionarios de la Autoridad Palestina y los medios de comunicación acusaron al gobierno israelí de ocasionar repetidas “provocaciones y ataques contra los lugares sagrados en Jerusalén, particularmente la mezquita Al-Aksa.”

Mahmoud Habbash, quien se desempeña como Juez Supremo de la Ley Sharía y es asesor al presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbás, llegó a describir los judíos que visitaban el Monte del Templo como “terroristas.” Habbash también acusó a los visitantes judíos de “profanar el Haram al-Sharif y provocar el sentimiento de los musulmanes.” Además, hizo un llamado a todos los musulmanes para que “defiendan la mezquita Al-Aksa de conspiraciones israelíes y violaciones barbáricas.”

Habbash hacía eco de la notoria declaración de Abbás en septiembre de 2015 de que los palestinos no permitirán que los judíos “contaminen la mezquita Al-Aksa con sus sucios pies.” Pocos días después de que Abbás hiciera esa declaración, los palestinos lanzaron la «Intifada por Cuchilla» contra Israel. En los siguientes 12 meses, 40 israelíes fueron asesinados por apuñalamientos y atropellamientos por parte de terroristas palestinos.

Las naciones árabes, como Jordania, Arabia Saudita y Qatar, se unieron al liderato palestino condenando el permiso del gobierno judío en permitir que israelíes suban al Monte del Templo y sus métodos de dispersión de multitudes, repitiendo las acusaciones de “violaciones israelíes” y “agresión israelí.”

Al condenar la respuesta israelí al motín más reciente en el Monte del Templo, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, recurrió a Twitter para proclamar: “Los musulmanes tenemos poder para poner fin a esta tiranía, pero sólo si nos unimos.”

En el léxico palestino, un judío que camina pacíficamente por el Monte del Templo es un “agresor,” mientras que un palestino que arroja piedras y sillas a los agentes de la policía y abusa de los visitantes es la verdadera “víctima.” Esta es la imagen que Abbás, Hamás y la Yihad Islámica procuran crear en las mentes de su gente y del resto del mundo.

Los líderes palestinos son maestros en condenar y deslegitimar a Israel y a los judíos. Se han especializado en este comportamiento por décadas. Sin embargo, cuando se trata de denunciar crímenes cometidos contra su pueblo por parte de sus hermanos árabes, los líderes palestinos están felices de mirar al otro lado.

MOTIVO DE ORACIÓN: Ore para que los incitamientos del liderato palestino no produzcan su expectativa de crear otra Intifada violenta, sino que Dios pueda calmar el ánimo entre la población general palestina. Ore para que Dios proteja al pueblo judío mientras realiza sus actividades diarias, y que los terroristas sean detenidos antes de perpetrar sus ataques.

VERSO BÍBLICO: “‘Tensan su lengua como su arco; la mentira y no la verdad prevalece en la tierra; porque de mal en mal proceden, y a Mí no Me conocen,’ declara el SEÑOR.” (Jeremías 9:3).

 

Traducido y adaptado por Teri S. Riddering
Coordinadora PPP Centro de Recursos Hispanos

Publicado en agosto 19, 2019

Fuente: Porciones de un artículo por Kate Norman, Bridges for Peace, 12 de agosto de 2019, y por Bassam Tawil, Gatestone Institute, 16 de agosto de 2019

Fotografía por: VOA News/YouTube/screenshot