NOTICIAS
×

Debit/Credit Payment

Credit/Debit/Bank Transfer

Miles de personas asisten al funeral del israelí Eliyahu Kay, víctima del terrorismo

noviembre 24, 2021
Print Friendly, PDF & Email

Miles de personas asistieron al funeral de Eliyahu Kay, víctima del terrorismo.

Eliyahu (‘Eli’) David Kay, de 25 años, un inmigrante sudafricano en Israel que fue asesinado en un ataque terrorista en la Ciudad Antigua de Jerusalén el domingo, mientras se dirigía a orar en el Muro Occidental, fue sepultado en presencia de miles de dolientes en el cementerio de Har HaMenujot de Jerusalén el lunes por la tarde. Miles más vieron el funeral en vivo en línea.

Kay, que trabajaba como guía turístico en la Fundación del Patrimonio del Muro Occidental, fue asesinado a tiros por el terrorista afiliado a Jamás y residente de Jerusalén, Fadi Abu Shkhaydem, un extremista que solía escupir odio contra Israel durante los sermones que pronunciaba en las mezquitas de la zona.

Otros cuatro israelíes, dos civiles y dos policías fronterizos, resultaron heridos en el ataque. Uno de los civiles heridos, un rabino de unos 20 años, permanece en estado grave pero estable y fue sometido a múltiples cirugías el domingo. Hasta el lunes, se decía que estaba en coma inducido en un hospital de Jerusalén.

Abu Shkhaydem, quien acribilló a sus víctimas con una metralleta, fue asesinado por personal de seguridad con la ayuda de un civil armado pocos segundos después de su alboroto asesino.

Kay llegó a Israel en 2016, y después de estudiar en una yeshiva [escuela religiosa] en Kiryat Gat, al sur de Tel Aviv, se alistó en la unidad de paracaidistas de las Fuerzas de Defensa de Israel [FDI] como soldado solitario, donde obtuvo el rango de sargento.

Después del ejército, Kay se ofreció como voluntario en el programa posterior al ejército de la organización HaShomer HaChadash, trabajando en agricultura en la comunidad fronteriza de Gaza del Kibbutz Nirim. La organización publicó en las redes sociales que «después de terminar el programa, Eli incluso se quedó más tiempo para ser coordinador de campo y dirigió el trabajo agrícola de un grupo de graduados».

Sus padres, Avi y Devorah Kay, y los tres hermanos que le sobrevivieron, Kasriel, Chanan y Na’ama, emigraron a Israel desde Johannesburgo el año pasado para unirse a él y actualmente viven en Modi’in. Tanto su hermano mayor como el menor se alistaron en las FDI también, y un miembro de la familia le dijo a JNS que Eli fue su inspiración para unirse al ejército.

Kay fue el padrino de boda de su hermano mayor Kasriel hace varias semanas y una relación seria de noviazgo en el momento de su muerte.

Creía en el Estado de Israel

Sus abuelos y otros familiares de Sudáfrica y Gran Bretaña llegaron a Israel para el funeral.

Los participantes del funeral que esperaban la ceremonia cantaron canciones judías solemnes, con un participante llevando una bandera israelí y luego la bandera de la brigada de paracaidistas de Kay.

En representación del gobierno, el Ministro de Asuntos de la Diáspora de Israel, Nachman Shai, se dirigió al fallecido y dijo:

«La tierra de Israel, que tanto amabas, te despide con tristeza. Hoy, nos despedimos del paracaidista, el guerrero, el estudiante de la ‘yeshiva’, el ciudadano del Estado de Israel que vino aquí a Israel para cumplir un sueño; un sueño por el que finalmente perdió la vida. Que Dios vindique su muerte».

Kasriel dijo: «Cuando Di-s * quiere llevarse a alguien, Él elige el momento, dónde y cuándo».

Kasriel le preguntó a la multitud: «Cuando salgamos de aquí hoy, ¿qué cambiará en nuestras vidas? ¿Qué haremos para que la memoria de mi hermano sobreviva para siempre? ¿Qué haremos para perpetuar lo que él defendió para que estas cosas [ataques terroristas] no sucedan

Kasriel dijo que todos en Israel tienen su misión, desde el primer ministro hasta el niño más pequeño. «Todos deben asumir la responsabilidad de nuestro país. Todos tienen un papel [ya sea sirviendo en el ejército o de otras formas], y Eli hubiera querido que todos dieran su 100%; lo mejor de su capacidad en lo que sea que les sirva para proteger y hacer avanzar nuestro país».

Michaya Beasley, comandante adjunto de la compañía de Kay durante un año en los paracaidistas, que trabajó muy de cerca con él, le dijo a JNS que «el rasgo más importante que tenía era su naturaleza cálida y compasiva. Realmente creía en ‘v’eahavta l’reiacha kamocha’ (‘ama a los demás como a ti mismo’)».

«Él realmente creía en el Estado de Israel, la Tierra de Israel y la ‘Torá’ [Gn-Dt] de Israel, y todo lo que hizo se derivó de allí», dijo Beasley.

Beasley señaló que «Eli motivó a sus soldados que lo miraban y admiraban, así como a sus comandantes, como alguien que dejó todo en Sudáfrica para venir y servir en un ejército lejano. Y a pesar de que el ejército es muy duro, nunca vaciló en su creencia y siempre estuvo concentrado en hacer lo que era necesario hacer».

La prima de Kay, Chaya Fuss, le dijo a JNS que «Eli fue un pionero, lleno de amor por la tierra de Israel. Él abrió el camino para que toda su familia dejara a su familia, amigos y comunidad para hacer ‘aliá’ [inmigración a Israel]».

Fuss agregó que su familia y amigos «están devastados por esta pérdida en la tierra que amaba, haciendo lo que amaba, sosteniendo sus amados objetos sagrados. Eli amaba a su familia unida, a sus amigos y a su país. Fue amado por todos».

Como si estuviera hablando con él, Fuss agregó: «Hemos escuchado un sinfín de historias de valentía, bondad y espíritu durante las últimas 24 horas. Que tu alma [Eli] se eleve a las alturas más altas y nos proteja a todos en el próximo mundo, como lo hiciste por nosotros en este».

* Los judíos ortodoxos no pronuncian ni escriben el nombre del Señor para mostrarle reverencia.

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en noviembre 24, 2021

Fuente: Un artículo por Josh Hasten, originalmente publicado por Jewish News Syndicate el 22 de noviembre de 2021. (El vocabulario respecto al tiempo ha sido modificado para reflejarse en nuestra publicación del día de hoy). Puedes ver el artículo original en este link.

Fotografía por: Olivier Fitoussi/Flash90/JNS.org