×

PayPal

Credit/Debit/Bank Transfer

Lluvia cae durante Sucot

septiembre 28, 2021
Print Friendly, PDF & Email

Puentes para la Paz celebrando Sucot

La ciudad de Jerusalén se despertó el viernes por la mañana con gotas de lluvia en los automóviles y pavimento mojado en las carreteras y estacionamientos. Más adelante esa tarde, mientras nosotros, un grupo de voluntarios de Puentes para la Paz, escuchábamos una enseñanza sobre Sucot (Fiesta de los Tabernáculos), sentimos que las gotas de lluvia atravesaban el techo de palma de nuestra sucá (cabaña temporal). El regreso de las lluvias tempranas después del verano seco y caluroso es motivo de regocijo adicional durante el tiempo alegre de Sucot.

La «lluvia temprana» de este año empezó justo a tiempo. Por lo general, la temporada de lluvia debe durar desde la fiesta de otoño de Sucot hasta la fiesta de primavera de Pesaj (Pascua). Según el sitio web My Jewish Learning, el martes (Shmini Atzeret o el octavo día de Sucot) se inserta una breve oración pidiendo lluvia en la segunda bendición de la oración de Amidá y se recitará hasta Pesaj.

El Señor estableció un patrón para la temporada de lluvias anual cuando sacó al pueblo judío de Egipto y les entregó la Tierra Prometida. Al transmitir las instrucciones de Dios a los israelitas, Moisés incluyó estas palabras: “Y sucederá que si obedecen mis mandamientos que les ordeno hoy, de amar al Señor su Dios y de servirle con todo su corazón y con toda su alma, Él dará a la tierra de ustedes la lluvia a su tiempo, lluvia temprana y lluvia tardía, para que recojas tu grano, tu vino nuevo y tu aceite” (Dt 11:13-14 NBLA).

Aunque el 80% del agua potable de Israel proviene del agua de mar desalada, las lluvias tempranas son importantes para la agricultura, ya que ablandan la tierra reseca para prepararla para la siembra de cultivos de invierno. Y parece que toda la nación presta atención al nivel del Kinneret (Mar de Galilea), regocijándose cuando está lleno y esperando ansiosamente las lluvias invernales cuando no lo está.

Igualmente importantes, aunque no visibles, son los acuíferos subterráneos que aportan el agua necesaria para la agricultura. Tanto el Kinneret, los arroyos y ríos como los acuíferos dependen de la lluvia que cae del cielo. Incluso con cinco plantas desalinizadoras masivas, la Tierra de Israel todavía necesita y da la bienvenida a las lluvias tempranas y tardías.

Aunque la mayoría de nosotros no estábamos preparados para la lluvia en la sucá el viernes pasado, nos regocijamos. Nuestra maestra hizo una pausa en su presentación del banquete de bodas y todos miramos hacia arriba con una sonrisa en nuestros rostros. Sin embargo, quizás la mejor expresión fue la de la hija de ocho años de uno de los miembros de nuestro personal israelí. ¡Se levantó de un salto y salió corriendo de la sucá para abrazar por completo las primeras gotas de lluvia de la temporada!

 

ENFOQUE DE ORACIÓN: Demos gracias al Señor por la bendición de la lluvia durante la celebración de Sucot; por el continuo cuidado de Dios sobre Su nación y Su pueblo. Oremos por un año de lluvia abundante que llene los acuíferos y el Kinneret al máximo. Oremos para que mientras el Señor envía Su lluvia desde los cielos, Su paz también caiga suavemente sobre la tierra desde Dan hasta Beersheva.

VERSO BÍBLICO: «Haré de ellos y de los alrededores de mi collado una bendición. Haré descender lluvias a su tiempo; serán lluvias de bendición«.

Ez 34:26 NBLA

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en septiembre 28, 2021

Fuente: Un artículo por Janet Aslin, originalmente publicado por Bridges for Peace (Puentes para la Paz), el 27 de septiembre de 2021.

Fotografía por: Mary Lee Becker/bridgesforpeace.com