¿Cuál Es el Lenguaje del Amor de Dios?

por: Rvda. Rebecca J. Brimmer, Presidenta Ejecutiva Internacional

Print Friendly, PDF & Email

El libro escrito por el consejero de matrimonio, Gary Chapman, llamado Los Cinco Lenguajes del Amor: Cómo expresar devoción sincera a su cónyuge ha vendido más de 12 millones de copias. Enseña cinco formas principales de expresar y recibir amor y sugiere que cada persona tiene su propio lenguaje de amor. Las cinco formas son: tiempo de calidad, palabras de afirmación, contacto físico, regalos y actos de servicio. Si está interesado en aprender más, puede ir a 5lovelanguages.com y tomar una prueba para descubrir su lenguaje de amor. Nosotros recientemente lo hicimos con nuestro equipo en Israel, fue una gran actividad interactiva que nos ayudó a entendernos a nosotros mismos y a los demás mejor. Después de un tiempo de discusión les hice la pregunta: «¿Cuál creen ustedes que es el lenguaje de amor de Dios?”.

Jesús (Yeshúa) dijo que el mayor mandamiento es amar a Dios con todo nuestro ser (Mr. 12:30). Entonces, la pregunta que tengo es: ¿Cómo recibe Dios nuestro amor? ¿Cuál es Su lenguaje de amor?

Actos de Servicio

Los actos de servicio son mi lenguaje de amor y me emocioné al darme cuenta de que Dios también recibe amor a través de nuestro servicio. En el libro de Éxodo encontramos la primera vez que Dios conecta el amarlo con guardar Sus mandamientos: “… y muestro misericordia a millares, a los que me aman y guardan Mis mandamientos” (20:6). Lo que sigue son los Diez Mandamientos que se encuentran en Éxodo 20 y Deuteronomio 5 y las mismas palabras se encuentran en ambas listas.

Claramente Dios está diciendo que aquellos que Lo aman lo demuestran guardando los mandamientos.

El Rabino Shlomo Yitzjaki, hoy día conocido generalmente por el acrónimo Rashi, fue un rabino francés medieval y autor de un comentario exhaustivo sobre el Talmud (comentario rabínico sobre las tradiciones judías y las Escrituras hebreas) y la Tanaj (Antiguo Testamento). Su comentario sobre Deuteronomio 6:5 dice: «Y amarás al Señorcumple Sus mandamientos por amor porque uno que actúa por amor no es como el que actúa por miedo (está en un plano superior)”.

Le preguntaron a nuestro amigo judío ortodoxo Moshe Kempinski acerca de cómo deben guardar los cristianos los mandamientos. Su respuesta es interesante: «El cumplimiento de la ley no tiene nada que ver con la salvación. El cumplimiento de la ley es simplemente el cumplimiento de voluntad de un amado, el máximo Amado Divino. Si sé que mi esposa realmente desea algo, entonces el mayor regalo de amor será dándole lo que ella desea. Si sé que Di-s [los judíos no deletrean todo el nombre de Dios por respeto] desea que yo cumpla los mandamientos, entonces el cumplimiento de ese deseo se convierte en un regalo de amor”.

En el Nuevo Testamento (Escritos Apostólicos) encontramos a Jesús (Yeshúa) diciendo cosas muy parecidas. Juan 14 tiene cuatro versículos que enfatizan el mismo concepto. «Si ustedes me aman, guardarán Mis mandamientos… El que tiene Mis mandamientos y los guarda, ese es el que me ama; y el que me ama será amado por Mi Padre; y Yo lo amaré y me manifestaré a él… Si alguien me ama, guardará Mi palabra; y Mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos con él morada. El que no me ama, no guarda Mis palabras; y la palabra que ustedes oyen no es Mía, sino del Padre que me envió”. (Jn. 14:15, 21, 23, 24)

Esto es muy claro para mí. Si Dios sabe que Lo amamos por medio de nuestros actos de servicio —nuestro guardamiento de Su Palabra y Sus mandamientosentonces yo necesito tomar ésto en serio. Para guardar Su Palabra no debo leerla solo para recibir conocimiento sino para saber cómo actuar de una manera que complazca a mi amado Señor.

Tiempo de Calidad

Al principio de la Biblia vemos que Dios deseaba pasar tiempo en el jardín con Adán y Eva. Mientras leemos a través de la Biblia es evidente que Dios ama cuando pasamos tiempo con Él. ¿Cuánto tiempo quiere Dios pasar con nosotros? ¿Cómo pasamos tiempo de calidad con Él? La respuesta parece fácil: oración, meditación y tiempo en Su Palabra. Sin embargo, muchos de nosotros batallamos para encontrar tiempo para pasar con Él. Hay tantas distracciones que reclaman nuestro tiempo limitado. Si encontramos más tiempo para nuestras actividades recreativas que para tener un tiempo con Dios, ¿Siente Él nuestro amor?

El Señor le habló a Josué diciendo: «Este libro de la ley no se apartará de tu boca, sino que meditarás en él día y noche, para que cuides de hacer todo lo que en él está escrito. Porque entonces harás prosperar tu camino y tendrás éxito” (Jos. 1:8).

Jesús (Yeshúa) sintió la necesidad de pasar tiempo a solas con Dios. «Después de despedir a la multitud, subió al monte a solas para orar; y al anochecer, estaba allí solo” (Mt. 14:23).

Uno de los grandes escritores cristianos, Andrew Murray, dijo: «Bloquee el mundo, retírese de todos los  pensamientos mundanos y las ocupaciones y enciérrese solo con Dios para orarle en secreto. Deje que este sea su principal objetivo en la oración: reconocer la presencia de su Padre celestial”.

El salmista dice: “Confíen en Él en todo tiempo, Oh pueblo; derramen su corazón delante de Él; Dios es nuestro refugio. Selah” (Sal. 62:8)

El apóstol Pablo dijo: «Perseveren en la oración, velando en ella con acción de gracias”. (Col. 4:2)

1 Crónicas 16:11 nos enseña: « Busquen al Señor y Su fortaleza; busquen Su rostro continuamente”.

En solo estos pocos pasajes bíblicos encontramos algunos consejos fuertes: mediten día y noche, derramen su corazón, conságrense, busquen Su rostro continuamente. Si usted es como yo se siente convictado. Me imagino que pocos de nosotros pasamos suficiente tiempo de calidad con Él. Creo que cerraré mi puerta, bloquearé todas las distracciones y pasaré algún tiempo con Él.

Palabras de Afirmación

Me encanta escuchar palabras de afirmación, ¿le gustará al Señor también? La Biblia, especialmente los Salmos, está llena de mandatos para alabar y adorar a Dios. Los salmistas ciertamente entendieron la necesidad del alma humana para alabar a Dios. ¿Habrán entendido también el deseo de Dios de recibir nuestras palabras de alabanza y adoración? Tantas escrituras están relacionadas con la alabanza y la adoración a Dios que debe ser una de Sus cosas favoritas. El Salmo 150 nos dice que Lo alabemos con instrumentos en el santuario y en la expansión. El Salmo 34:1 dice:     «Bendeciré al Señor en todo tiempo; continuamente estará Su alabanza en mi boca.» El Salmo 149 agrega la idea de danzar, cantar una nueva canción, adorar congregacionalmente e incluso de cantar en la cama.

Deuteronomio 6:13 dice: “Temerás solo al Señor tu Dios; y a Él adorarás y jurarás por Su nombre.” Jesús aludió a este pasaje cuando le dijo a Satanás: “¡Vete, Satanás! Porque escrito está: `Al Señor tu Dios adorarás, y solo a Él servirás´” (Mt. 4:10).

Me encanta alabar y adorar al Señor, pero ¿qué pasa cuando no tenemos ganas? Asaf, uno de los escritores de los Salmos, dijo: «Ofrece a Dios sacrificio de acción de gracias, y cumple tus votos al Altísimo” (Sal. 50:14).

Regalos

¿Quiere Dios regalos de nosotros? Como Creador Él puede hablar cualquier cosa a la existencia. ¿Qué podríamos posiblemente darle a Él? Veamos Isaías 66:1-2: «Así dice el Señor: ‘El cielo es Mi trono y la tierra el estrado de Mis pies ¿Dónde, pues, está la casa que podrían edificarme?¿Dónde está el lugar de Mi reposo? Todo esto lo hizo Mi mano, y así todas estas cosas llegaron a ser’, declara el Señor. ‘Pero a este miraré: Al que es humilde y contrito de espíritu, y que tiembla ante Mi palabra’”.

Es verdad que Dios desea un regalo de nosotros. Él quiere que Le demos nuestros corazones. Él desea humildad, espíritus contritos y alguien que Lo toma y a Su palabra en serio. Él estableció el sistema sacrificial, la mayoría del cual tenía menos que ver con las ofrendas por el pecado y más que ver con las de alabanza. La palabra para sacrificio en hebreo es korbán que proviene de una palabra que significa acercarse. Dios siempre ha deseado compañerismo con nosotros. Cuando nos acercamos con nuestras ofrendas Él sabe que Lo amamos.

Aún así, en varios lugares la Biblia dice que los sacrificios y las ofrendas quemadas no son tan importantes para Él. Veamos un par de versículos: “Porque me deleito más en la lealtad [o misericordia, la palabra hebrea es jésed, que más a menudo se traduce como misericordia] que en el sacrificio, y en el conocimiento de Dios que en los holocaustos.” (Os. 6:6) Vea también Miqueas 6:6-8.

Jesús (Yeshúa) también habló sobre el tema: «Pero vayan, y aprendan lo que significa: ‘Misericordia quiero y no sacrificio’; porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores” (Mateo 9:13). La parte en comillas simples está tomada de Oseas 6:6. Mateo 12:7 también alude al pasaje de Oseas.

¿Son los regalos el lenguaje de amor de Dios? No estoy segura pero la Escritura es clara en que Dios espera que Su pueblo apoye los propósitos de Su Reino, incluso los regalos al Templo, a la sinagoga, a la iglesia, al pueblo judío y a la familia de Dios.

Toque Físico

Dios creó el contacto físico como una forma de expresar amor, pero la Escritura no indica que Él necesita nuestro toque físico para sentir nuestro amor.

Lenguaje de Amor de Dios

Mientras nosotros podemos tener uno o dos lenguajes de amor, parece que Dios es multilingüe! Él puede ver la motivación de nuestro corazón. Estoy segura de que todas nuestras expresiones de amor son una bendición cuando provienen de un corazón de amor por Él.  Cuando Jesús (Yeshúa) dijo que debemos amar a Dios con todo nuestro corazón, mente, alma y fuerza, Él estaba diciendo con todo nuestro ser. Si amamos a Dios con todo lo que hay dentro de nosotros, seguramente lo mostraremos con actos de servicio prácticos, con palabras de alabanza y adoración, pasando tiempo de calidad con Él, dándole regalos y extendiéndonos para tocar Su corazón. Personalmente creo que la manera más fuerte es realizando acciones prácticas debido a la declaración: «Si ustedes me aman, guardarán Mis mandamientos” que se encuentra en Éxodo, Deuteronomio y Juan. Pero usted puede decidir por sí mismo de qué manera piensa que Dios recibe amor. Lo más importante es que Lo ama y que Él es la prioridad de su vida.

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz

[Bajar Estudio en Formato PDF]

 

 

Bibliografía

Ciuciu, Asheritah. “31 Inspiring Quotes about the Importance of Quiet Time.” One Thing Alone Ministries.
onethingalone.com/31-inspiring-quotes-about-the-importance-of-quiet-time
Kempinski, Moshe Avraham. The Teacher and the Preacher: A Dialogue. Jerusalem: Shorashim of the Old City Publications, 2007.
Silberman, Rabbi A.M. ed. Chumash with Rashi’s Commentary. Jerusalem: Feldheim Publishers, 1934.

Explore