NOTICIAS
×

Debit/Credit Payment

Credit/Debit/Bank Transfer

Lapid: Irán no tiene intención de volver al acuerdo nuclear

noviembre 17, 2021
Print Friendly, PDF & Email

Negociaciones entre Irán y líderes mundiales en 2015

Irán no tiene la intención de volver a unirse al Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC). Este fue el mensaje del Ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, al Enviado Especial de Estados Unidos para Irán, Rob Malley, durante una reunión en Jerusalén el lunes.

En cambio, advirtió Lapid, los mulás simplemente están tentando y perdiendo el tiempo con negociaciones sobre el reinicio del plan nuclear de 2015 hasta que la posibilidad de volver a unirse sea imposible, informó Ynetnews.

Malley estuvo en Israel en la primera etapa de un viaje de 10 días al Medio Oriente con escalas en Bahréin, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita, mientras la administración Biden toca la base con sus aliados en la región antes de la reanudación de las negociaciones entre Irán y líderes mundiales. Las conversaciones han estado estancadas desde la elección del Presidente ultraconservador de Irán, Ebrahim Raise, en junio y están programadas para reiniciarse el 29 de noviembre en Viena.

El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, espera que las negociaciones de Viena terminen con un PAIC resucitado. Malley también. Después de todo, es uno de los arquitectos originales del acuerdo y uno de sus mayores defensores en la administración Biden.

Israel adopta una posición completamente diferente. Jerusalén no solo está completamente en contra del PAIC, sino que también cree que Irán está utilizando las negociaciones como una cortina de humo para ganar más tiempo mientras corre hacia la línea de meta de la fuga nuclear.

Esta no es una nueva postura. Los poderes fácticos de Israel han expresado abiertamente sus preocupaciones. Y Lapid aprovechó la reunión de lunes para reiterar el punto. «Realmente no queremos que los estadounidenses piensen que Israel se siente cómodo con lo que está sucediendo», citó el Jerusalem Post a un alto funcionario. «No estamos cómodos».

La preocupación de Jerusalén es bien merecida. Incluso mientras presiona por un regreso al PAIC, la administración Biden es muy consciente de que las probabilidades de éxito son escasas, según el Jerusalem Post. Irán ve las negociaciones simplemente como un paso hacia el alivio de las sanciones, y lo ha admitido.

«Las conversaciones no serán sobre el tema nuclear», dijo el principal negociador Ali Bagheri Kani, citado por la prensa estatal iraní Press TV. «El objetivo principal de estas conversaciones desde el punto de vista de la República Islámica de Irán es eliminar las sanciones ilegales impuestas a la nación iraní por el gobierno de EE. UU., después de que el ex Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sacara a EE. UU. del acuerdo en 2018».

Si Irán no se mueve y Estados Unidos persiste en su esperanza de marcharse con un acuerdo intacto, explica el Jerusalem Post, el único resultado posible será un escenario de ‘menos por menos’ en el que EE. UU. derogue las sanciones a cambio de que Irán pida que se detenga sus esfuerzos nucleares sin retroceder en los avances nucleares y balísticos que ha hecho recientemente fuera del alcance original del PAIC.

Aunque esta situación está lejos de ser ideal para Estados Unidos y las potencias mundiales, sería desastrosa para Israel. Deja a un archienemigo comprometido con la destrucción del estado judío con los medios mejorados para ejecutar sus planes y los fondos disponibles para disfrutar de un mundo de travesuras, como llenar las arcas de efectivo de los representantes terroristas de Jizbolá Jamás encaramados en la frontera de Israel.

El escenario de ‘menos por menos’ dejará a Israel en una posición que no tomará voluntariamente. De hecho, los líderes políticos y de defensa en Jerusalén han dejado en claro que Israel está trabajando duro para protegerse de la amenaza iraní.

El Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), Aviv Kojavi, dijo la semana pasada al Comité de Asuntos Exteriores y Defensa del Knéset (Parlamento) que las FDI «están acelerando la planificación operativa y la preparación para hacer frente a Irán y la amenaza nuclear militar».

Los comentarios de Kojavi se produjeron nueve meses después de que instruyó a las fuerzas armadas para que comenzaran a redactar planes operativos de ataque; tres semanas después de que se asignaran 5,000 millones de NIS (1,600 millones de dólares estadounidenses) para preparar la ejecución de dichos planes; y dos semanas después de un informe de que la Fuerza Aérea israelí (IAF, por sus siglas en inglés) supuestamente estaba listo para comenzar a entrenar para un ataque para desmantelar el programa nuclear de Irán a principios del próximo año.

¿La línea de fondo? Israel sabe muy bien que las amenazas de aniquilación judía rara vez son vacías. También sabe que la comunidad internacional se apresura a hacer la vista gorda cuando se trata de la angustia judía. Israel está extremadamente preocupado por la amenaza existencial iraní que se avecina y ve acercándose precariamente y continúa expresando esas preocupaciones con claridad.

Jerusalén pone poca o ninguna esperanza en una solución diplomática y, una vez más, continúa expresando esas preocupaciones con claridad. Quizás el estado judío cree que la única solución viable puede ser militar, y ahora ha comenzado a expresar esa preocupación con claridad.

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en noviembre 17, 2021

Fuente: Un artículo por Ilse Strauss, originalmente publicado por Bridges for Peace (Puentes para la Paz), el 16 de noviembre de 2021.

Fotografía por: Dragan Tatic/Bundesministerium für Europa, Integration und Äusseres/commons.wikimedia.org

Fotografía con licencia: Wikimedia