La iglesia del sitio bautismal del Jordán —libre de minas— organiza la primera misa en 54 años

enero 12, 2021
Print Friendly, PDF & Email

La Capilla de San Juan Bautista a orillas del Río Jordán

Un puñado de clérigos, invitados VIP, periodistas y soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) se reunieron el pasado domingo en la Capilla Franciscana de San Juan Bautista, a orillas del Río Jordán cerca de Qasr Al-Yahud —el lugar tradicional donde, según los informes, Jesús fue bautizado— para celebrar la primera misa en este lugar en 54 años.

La pausa de más de medio siglo llegó a su fin con la reciente finalización de una operación de dos años encabezada por Israel, para eliminar miles de minas terrestres del área, que alguna vez fue un lugar de peregrinaje popular para los cristianos, pero luego se convirtió en una zona de guerra entre Israel y su vecina Jordania, durante la Guerra de los Seis Días en 1967 y la Guerra de Yom Kippur en 1973.

La iglesia y el recinto de la capilla sirvieron como campo de batalla entre las FDI y el ejército del Reino Hachemita durante los conflictos. Una vez que la batalla se calmó y los soldados se retiraron, la iglesia, junto con otras seis iglesias en la región, quedaron rodeadas por 6,500 minas terrestres.

El Padre Francesco Patton, custodio de Tierra Santa para la Iglesia Católica Romana, dirigió la misa del domingo para celebrar la fiesta del ‘Bautismo del Señor’, observada el 10 de enero por la Iglesia Católica Romana y algunas iglesias luteranas, anglicanas y metodistas.

Patton compartió con el Times of Israel [periódico israelí]: «Para nosotros hoy es la fiesta del bautismo de Jesús. Conmemoramos cuando Juan el Bautista bautizó a Jesús en el Río Jordán. Pero hoy es una fiesta especial porque después de 54 años y tres días, tenemos la oportunidad por primera vez de celebrar… dentro de nuestro sitio y para nosotros es un día muy importante».

Patton señaló que el Presidente israelí, Reuven Rivlin, fue fundamental en el proceso de limpieza de minas terrestres y rehabilitación de la tierra, para restaurar la franja desierta a orillas del Río Jordán, convirtiéndola otra vez en en un sitio apto para la adoración cristiana.

El proceso de limpieza se inició en 2018 y vio a las FDI trabajando junto con ‘HALO Trust’, una organización de desminado con sede en el Reino Unido, durante dos años hasta que se eliminó recientemente la última de las 6,500.

En honor al papel fundamental del ejército israelí en la restauración de la iglesia cristiana y su recinto, se invitaron a varios comandantes de las FDI y jóvenes soldados a unirse a la procesión de clérigos y monjes; una prueba más de la próspera coexistencia religiosa y libertad en Israel.

 

ENFOQUE DE ORACIÓN: Celebremos ante el Señor por este hermoso ejemplo del respeto y la tolerancia de Israel por el cristianismo, y por los lugares cristianos que salpican la Tierra. Demos gracias por el compromiso y la reverencia de Israel son un faro de luz para que otros países del Medio Oriente sigan sus pasos. Oremos para que Dios abra los ojos de los cristianos alrededor del mundo, para apreciar la verdadera naturaleza de Israel, a pesar de los informes que inundan los medios internacionales.

VERSO BÍBLICO: Y a los extranjeros que se unan al Señor para servirle, y para amar el nombre del Señor, para ser Sus siervos… Yo los traeré a Mi santo monte, y los alegraré en Mi casa de oración. Sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptados sobre Mi altar; porque Mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos”.

Isaías 56:6a-7 NBLA

 

 Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en enero 12, 2021

Fuente: Un artículo por Ilse Strauss, originalmente publicado por Bridges for Peace (Puentes para la Paz), el 11 de enero de 2021.

Fotografía por: Eduard Marmet/wikimedia.org

Fotografía con licencia: Wikimedia