Hablando claramente sobre el «Acuerdo del Siglo”

marzo 4, 2020
Print Friendly, PDF & Email

La publicación del plan «Paz a la Prosperidad» ha creado una tremenda confusión e incertidumbre tanto en el entorno político israelí como en el estadounidense. Las implicaciones del plan son demasiado detalladas para un análisis fácil. Sin embargo, es crucial garantizar la seguridad nacional de la región, para todos los que puedan levantarse del sofá y votar.

El presidente estadounidense Trump (izquierda) y el primer ministro Netanyahu en la Casa Blanca justo antes de que revelaran el plan de paz en enero.

El plan «Paz a la Prosperidad» cambia las reglas del juego. Por primera vez, los derechos históricos y legales de Israel no solo han sido reconocidos sino incorporados como la piedra angular de una visión para el futuro. Sin embargo, los peligros inherentes al plan actual no deben inducir a los votantes a un falso sentido de complacencia.

La organización no gubernamental Regavím ha elaborado un mapa que refleja la realidad que resultará si se implementa el “plan”. Por el momento, este propone un proyecto para un estado palestino que podría poner en riesgo casi cada centímetro de Israel, y cede secciones significativas del territorio soberano israelí en las zonas fronterizas con Gaza.

Las próximas elecciones de Israel y Estados Unidos son cruciales para ambos países y determinarán quién llevará a cabo las negociaciones en el futuro. Si Israel no transmite un mensaje claro inmediatamente, las negociaciones después de las elecciones podrían tomar este silencio como un acuerdo implícito. Un gobierno de unidad podría tener libertad para negociar sobre la base de un plan sin contestar. Si el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu gana la reelección, podría afirmar que las elecciones fueron un referéndum sobre el plan. Si el ex jefe de Estado Mayor de las FDI [Fuerzas de Defensa de Israel] Benjamín (Benny) Gantz se convierte en primer ministro, su Partido Azul y Blanco ha aceptado el plan «tal cual», sin analizar realmente sus resultados.

La situación política en los Estados Unidos no es menos crucial. Los presidentes estadounidenses son elegidos para proteger los intereses estadounidenses, y estos a menudo cambian. Por lo tanto, es críticamente importante que Israel no haga un trato basado en entendimientos orales, ya que, hay un mundo de diferencia entre los enfoques de los candidatos de los dos principales partidos estadounidenses.

Los votantes israelíes deberían preguntarse: ¿Cómo se verá el mapa si el plan, en su forma actual, se implementa? ¿Cuál de las partes que solicitan nuestros votos se pronunciará contra los peligros que presenta el plan? ¿Cuál de los candidatos articulará las necesidades básicas de Israel y exigirá los ajustes necesarios a los «mapas conceptuales» que servirán de base para las negociaciones?

Es crucial que los votantes israelíes y estadounidenses sepan por quién y para qué votan.

ENFOQUE DE ORACIÓN: Debido a que las elecciones de Israel se llevarán a cabo el 2 de marzo, oremos con urgencia para que los votantes busquen al Señor en busca de orientación en su elección de liderazgo. Oremos para que la postura de cada partido acerca del “Plan de Paz” se revele claramente y que no se tomen decisiones apresuradas que puedan ser perjudiciales para la seguridad de Israel.

VERSO BÍBLICO: “Tú eres mi escondedero; de la angustia me preservarás; con cánticos de liberación me rodearás. (Selah) Yo te haré saber y te enseñaré el camino en que debes andar; te aconsejaré con Mis ojos puestos en ti.” Salmos 32:7-8 NBLA

Traducido y adaptado por Raquel González – Coordinadora PPP Centro de Recursos Hispanos

Publicado en marzo 4, 2020

Fuente: Porciones de un artículo por Naomi Linder Kahn (Directora de la División Internacional de la ONG israelí Regavím), originalmente publicado por el Instituto Gatestone el 16 de febrero de 2020. (El vocabulario respecto al tiempo ha sido modificado para reflejarse en nuestra publicación del día de hoy). Puedes ver el artículo original en este link: https://www.gatestoneinstitute.org/15637/deal-of-the-century.

Fotografía por: The White House/Joyce N. Boghosian/flickr.com

Fotografía con licencia: flickr.com