Estados Unidos e Irán se enfrentan en la ONU

septiembre 28, 2020
Print Friendly, PDF & Email

El Presidente de los Estados Unidos, Trump, pronuncia un discurso pregrabado en la 75a Asamblea General de la ONU (fotografía representativa).

En discursos ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el martes, Estados Unidos e Irán se criticaron mutuamente en una pelea verbal que es la última batalla en sus tensiones en curso.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó a Irán “el principal estado patrocinador del terrorismo en el mundo“ en su video discurso ante la asamblea; mientras que el presidente iraní, Hassan Rouhani, arremetió en su propia declaración virtual, calificando a los Estados Unidos de “terrorista e intervencionista extranjero“.

Las dos naciones han estado en desacuerdo desde que Trump se retiró del acuerdo nuclear de 2015 firmado por su predecesor, Obama. Los recientes esfuerzos de la administración Trump para iniciar sanciones contra el régimen islámico como castigo por no cumplir con las restricciones nucleares del acuerdo, también están alimentando el fuego.

Al promocionar las victorias internacionales bajo su presidencia, el presidente Trump elogió el logro de Estados Unidos de eliminar al “mayor terrorista del mundo, Qasem Soleimani“. Soleimani era el jefe de la Fuerza Quds de Irán que murió en un ataque estadounidense en enero. Los líderes del régimen lloraron en su funeral, y Rouhani llamó a Soleimani un “héroe asesinado“ en su propio discurso.

Trump también elogió las “sanciones paralizantes“ de Estados Unidos contra Irán. Rouhani afirmó en respuesta: “Estados Unidos no puede imponernos negociaciones ni guerra. La vida es dura bajo las sanciones. Sin embargo, la vida sin independencia es más difícil”.

El presidente del régimen continuó prometiendo que «cualquier administración estadounidense después de las próximas elecciones no tendrá más remedio que rendirse a la resistencia de la nación iraní».

Esa resistencia, sin embargo, parece estar batallando a medida que la moneda del régimen se está desmoronando bajo las sanciones de “máxima presión“ estadounidenses, además de estarse viendo la nación islámica fuertemente afectada por el virus.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, también usó su discurso para criticar al estado judío, afirmando en su acalorado discurso que «la ocupación y la opresión en Palestina … es la herida sangrante de la humanidad» y que la «mano sucia  allegada a la privacidad de Jerusalén … esta constantemente aumentando su audacia».

Mientras Erdogan hablaba, el embajador israelí ante la ONU, Gilad Erdan, se puso de pie y salió de la habitación, sacudiendo la cabeza.

Irán y Turquía criticaron a los Emiratos Árabes Unidos y a Bahréin, como traidores a la causa palestina por su reciente normalización de relaciones con Israel. Trump, sin embargo, elogió los Acuerdos de Abraham negociados por Estados Unidos, calificándolos de “el amanecer del nuevo Medio Oriente“ y prometiendo que pronto se unirán más estados árabes.

«Nunca he sido más optimista sobre el futuro de la región», dijo Trump. «No hay sangre en la arena. Esos días, con suerte, han terminado».

 

Traducido por Chuy González – Voluntario en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos

 

Publicado en septiembre 28, 2020

Fuente: Un artículo originalmente publicado por Kate Norman, Bridges for Peace (Puentes para la Paz), el 23 de septiembre de 2020.

Fotografía por: Official White House Photo by Tia Dufour/flickr.com

Fotografía con licencia: Flickr