“Yo los Traeré del Norte”

enero 2, 2019
Print Friendly, PDF & Email

Mapa de las áreas en Ucrania bajo ley marcial.

Ucrania se encuentra nuevamente en las noticias, a medida que la guerra entre Ucrania y Rusia alcanza nuevos niveles de intensidad. Recientemente, Rusia capturó tres barcos militares ucranianos y sus 23 tripulantes después de un fuerte tiroteo. Algunos de los marineros fueron heridos. En respuesta a estos acontecimientos, Ucrania declaró la ley marcial. Ahora, Rusia está amasando hombres y equipo en la frontera.

El corresponsal extranjero con sede en Ucrania, Nolan Peterson, dijo: “Este es el momento más peligroso que he visto en Ucrania en años. Esta noche, una guerra que muchas personas en los Estados Unidos sólo pueden imaginar, gracias a las películas de Hollywood, está a punto de estallar. Esta noche, en Ucrania nos acostamos a dormir sin saber qué nos espera el mañana.”

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, dijo: “Rusia lleva cinco años librando una guerra disimulada contra nuestro país. Pero este ataque contra los barcos militares ucranianos representa un nuevo nivel de agresión.”

En 2018, ochenta soldados ucranianos murieron y 560 resultaron heridos. La guerra está en su quinto año desde que Rusia invadió a Crimea en 2014. La mayor parte del mundo se ha olvidado porque otras noticias han dominado los titulares. Sin embargo, para aquellos que viven en esa pesadilla de guerra, las cosas sólo han empeorado. El área oriental de Ucrania ha sido la más afectada por la lucha. Su infraestructura básica ha sufrido grandes daños y en algunas áreas hasta los suplidos básicos son difíciles de obtener.

Una de las familias a las que ayudamos describió cómo se acurrucaban en el oscuro sótano de su apartamento sin electricidad ni agua corriente mientras escuchaban los frecuentes sonidos de disparos y explosiones. Nuestro conductor los pudo sacar a salvo, pero la esposa lloraba y temblada al contar los horrores que habían experimentado. Tal vez algunos se puedan acostumbrar a eso en cierta manera, pero la situación sigue aun empeorando.

Día tras día, nuestros conductores de rescate de Puentes para la Paz arriesgan sus vidas para entrar a las áreas devastadas por guerra y rescatar a familias judías. Los voluntarios cuentan historias de haber recibido disparos, de problemas que tienen en los puntos de control (rusos y ucranianos) y de cómo han escapado de campos minados. Los aterradores viajes duran a veces muchas horas. Todos nuestros conductores son cristianos que están llamados a ayudar a rescatar a los judíos, y pasan gran parte de su viaje en oración, tanto a la entrada como a la salida.

Sus pasajeros han atravesado grandes dificultades y a menudo sufren de terror y trauma. Una vez que llegan a la parte más segura de Ucrania, descansan en un hermoso campamento junto a un río mientras se preparan para venir a Israel. Los cristianos cubren el costo, proporcionando alojamiento seguro y comida. En general, tienen muy pocas posesiones. Todo debe ser provisto para ellos. Mientras esperan a que finalicen sus trámites, estudian hebreo y se preparan para su nueva vida en Israel. Finalmente llega el día de su partida. Nuestros conductores los llevan al aeropuerto y se dirigen con gran alivio hacia Israel. Les embarga una mezcla de alegría, esperanza y ansiedad. Una vez en Israel, comienza el proceso de adaptarse a una nueva patria, que incluye un nuevo idioma y nuevas costumbres. Sus prioridades son tomar más clases de hebreo y encontrar un empleo.

A menudo durante esta etapa, nuestro equipo de trabajadores en el Centro de Asistencia de Karmiel se reúne con estos nuevos ciudadanos israelíes y los bendicen con regalos para sus nuevos hogares. Recientemente recibimos esta breve nota de una de esas familias:

¡Querido Puentes para la Paz!

Somos la familia Rappaport de la ciudad de Kherson en Ucrania. Nuestra familia está formada por Heorhii, mi esposa Anna y nuestros dos hijos, Vladislav de 8 años y David de 6 años.

Su ayuda es muy oportuna para nosotros. Los días fríos en Israel se acercan y no teníamos espacio para frazadas en nuestro limitado equipaje hacia Israel. Las ollas y los utensilios de cocina son un gran regalo, ya que carecemos de fondos que nos permitan comprar todas esas cosas necesarias. Su asistencia disminuirá nuestros gastos financieros, dándonos margen para otras necesidades. ¡Gracias por su ayuda y apoyo!

Con corazones agradecidos,
La familia Rappaport

Su Ayuda es Necesaria

Una familia ucraniana ayudada por Puentes para la Paz.

Estoy muy agradecida de que hayamos podido ayudar a casi 70,000 judíos en su regreso a casa desde las tierras del norte. La Biblia dice: Yo los traigo del país del norte, y los reuniré de los confines de la tierra, entre ellos los ciegos y los cojos, la mujer encinta y también la que está dando a luz. Una gran compañía volverá acá (Jer. 31:8).

Somos algunos de aquellos a quienes Dios ha llamado para trabajar en este esfuerzo. ¿Se unirá usted a Dios para ayudar a cumplir Su Palabra profética? Juntos podremos rescatar a muchas más familias, brindándoles un refugio seguro, ayudándoles a obtener sus documentos y dándoles la bienvenida a su nuevo hogar con palabras de ánimo y regalos para su nuevo hogar.

El costo promedio para ayudar a una persona a regresar a casa es de $300. Junto con otros donativos más, su donación hacia el Proyecto Rescate, sea grande o pequeña, puede proporcionar esperanza a aquellos de Ucrania que todavía sufren bajo los traumas de guerra. Su regalo hacia nuestro proyecto de Regalo de Bienvenida a Inmigrantes también puede bendecir a un recién llegado con ollas, sartenes, utensilios de cocina, mantas, una Biblia o Tanaj (AT) en idioma ruso / hebreo y estuches escolares para los niños.

¿Por qué sólo leer acerca de la profecía bíblica cuando puede ser parte de ella? Estamos orando para que usted pueda enviar un regalo generoso hoy y ayudar traer el pueblo judío de regreso a casa.

Bendiciones desde Israel,
Rebecca J. Brimmer
Presidenta Ejecutiva Internacional

 

Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos