×

Debit/Credit Payment

Credit/Debit/Bank Transfer

¿Qué Está Ocurriendo en el Medio Oriente?

abril 15, 2011
Print Friendly, PDF & Email

He escuchado esa pregunta casi todos los días en recientes tiempos. Es tema de numerosos artículos periodísticos, y casi todos hablan sobre el rostro cambiante del Medio Oriente. También he escuchado con frecuencia la frase «Gog y Magog» respecto a la actual conmoción. No ha sido raro escuchar conversaciones entre cristianos sobre eventos del futuro y profecía bíblica, pero no es tan común escucharlas entre judíos. Pero recientemente me ha sorprendido escuchar cómo algunos judíos dicen que estos tiempos pueden conducir a Gog y Magog.

Pregunté a Danny, anterior oficial en la Fuerza de Defensa Israelí que normalmente no habla de asuntos religiosos, lo que pensaba sobre al caos en Egipto y otras naciones del Medio Oriente. ¡Su respuesta me sorprendió! Me dijo: «Dios nos está empujando hacia Gog y Magog, y luego vendrá la era Mesiánica.» Los rabinos refieren que la batalla de Gog y Magog precederá la venida del Mesías, según las profecías en Ezequiel. La Rebbetzin (esposa de rabino) Jungreis, judíos ortodoxos, dijo que éstos son los dolores de parto antes de la venida del Mesías. Ella los comparó con el proceso de alumbramiento, diciendo que cada madre reconoce que se acerca el momento del nacimiento del bebé cuando los dolores se hacen más frecuentes y fuertes hasta el punto de casi no poder soportarlos. Entonces cuando viene el bebé, todos se regocijan.

Se percibe gran inseguridad, producido por las manifestaciones y motines en toda la región. Líderes caen del poder, Irán envía barcos de guerra por el Canal de Suez al Mar Mediterráneo, el mundo sufre de problemas financieros, los precios de todo siguen subiendo, Rusia se reabastece de armas de manera sin precedente, y golpean fuertes desastres naturales en todas partes del mundo. Sí, parece que los dolores se acrecientan y se hacen más frecuentes.

Recientemente, todos quedamos pegados a la TV cuando el terremoto en Christchurch, Nueva Zelanda destruyó la ciudad y murieron muchas personas, incluyendo algunos israelíes. Poco tiempo después, quedamos aún más atónitos al escuchar sobre el terremoto midiendo 8.9 en la Escala de Richter en Japón, y el devastador tsunami que lo siguió. Científicos dicen que hace tiempo Israel debería experimentar su propio terremoto devastador. El pasaje de Gog y Magog (Ezequiel 38-39) dice que Dios vendrá contra los enemigos de Israel, y destruirá a los ejércitos enemigos con elementos naturales, incluyendo un masivo terremoto.

Nadie sabe cómo se verá afectado el mundo como consecuencia de los motines en el Medio Oriente, ni cuándo ocurrirá la guerra de Gog y Magog, pero sabemos que debemos estar preparados. Mi esposo y yo siempre tenemos lista una mochila de emergencia, incluyendo comida para 30 días, agua y un generador eléctrico. Puentes para la Paz tiene un plan de contingencia para nuestro personal y nuestros edificios. También es vital que nos preparemos espiritual, física y emocionalmente para poder soportar los tiempos de crisis que se avecinan. Pero no tenemos miedo ni nos sentimos derrotados, «porque mayor es Aquél que está en ustedes que el que está en el mundo» (1 Juan 4:4).

Expandiendo el Centro en Karmiel

Hace tres años abrimos un nuevo almacén de alimento en Karmiel en obediencia a la dirección del Señor. Dios nos decía que ministraríamos en Israel durante un tiempo de gran crisis. Actualmente, almacenamos sobre 500 toneladas de alimento para distribuir en casos de emergencia, y formamos parte de un plan de contingencia para el norte de Israel. Expandimos nuestras operaciones para mantener una distribución regular de alimento, junto con el Programa de Adopción, el Programa de Niños Escolares y el Programa de Adopción de Comunidades. Hasta el momento, el centro ha sido manejado por sólo cinco fieles y dedicados voluntarios.

Recientemente, sentimos que Dios nos decía que expandiéramos el trabajo en Karmiel y que fuese manejado por más voluntarios, de modo que podamos ayudar a más personas en necesidad. Mi esposo y yo dividiremos nuestro tiempo entre Karmiel y Jerusalén para que podamos fortalecer nuestro ministerio en el norte. También queremos añadir allá un equipo de Reparación de Viviendas. Desde los inicios del programa, hemos reparado un total de 800 viviendas en Jerusalén y pueblos cercanos, incluyendo algunos proyectos especiales y centros comunitarios. Ya que Puentes para la Paz recientemente llegó al área de Karmiel, éste es un programa ideal para alcanzar a la comunidad. Nuestro equipo trabaja directamente con los residentes y dueños de hogares, muchos de ellos ancianos o sobrevivientes del Holocausto, para reconstruir sus apartamentos arruinados. Eso incluye trabajo de empañetado, pintura, losetas, alambrado y plomería.

Pero para poder formar este equipo de Reparación de Viviendas en los próximos meses, tendremos que comprar herramientas y habilitar un nuevo taller de trabajo. También es necesario que expandamos nuestra distribución regular de alimento en Karmiel. Los precios de alimento siguen aumentando, y estamos clamando a Dios para que nos supla lo necesario para que alimentemos a 27,000 personas que dependen de nuestra ayuda.

Yo no me conformo con el estatus quo. Cuando vemos cómo suben los precios de alimento, pero nuestro presupuesto de alimento no crece de manera paralela, nos podríamos sentir tentados a decir que no podemos expandir nuestro alcance. Sin embargo, Dios es capaz de proveer lo que necesitamos para expandir nuestra distribución de amor a miles que claman por ayuda. Nos preparamos para ser usados por Dios en momentos de crisis, y debemos fielmente continuar cumpliendo nuestro llamado de alcanzar en amor cristiano al pueblo judío, que regresa a Israel desde todas partes del mundo.

¿Qué Puede Usted Hacer?

Primeramente, creo que debemos invertir nuestros bienes materiales en el reino de Dios. Yeshúa (Jesús) dijo: «No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen, y donde ladrones penetran y roban; sino acumulen tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni la herrumbre destruyen, y donde ladrones no penetran ni roban; porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón» (Mateo 6:19-21).

Hoy día, los asesores financieros no saben cómo aconsejar a los inversionistas para que no pierdan su capital, pero el plan financiero de Dios es seguro. Él promete una gran cosecha a los que siembran en Su obra. Dios está activo en Israel, cumpliendo antiguas profecías bíblicas. ¡Qué mejor inversión que la que supervisa el propio Dios Todopoderoso! Debemos entregar todos nuestros temores a Él, además de nuestras vidas y posesiones. Él cuidará de los Suyos.

Por favor, ore con nosotros mientras trabajamos firmemente en este ministerio del Señor a pesar de la turbulencia regional. Ore para que Dios llame y envíe a más voluntarios para trabajar en el norte de Israel, especialmente alguien con destrezas para supervisar el equipo de Reparación de Viviendas. Por favor, ore también para que Dios le diga cómo quiere que usted ayude a cumplir Su Palabra en Israel. Su donativo nos ayudará a expandir el Centro en Karmiel, y nos ayudará a comprar alimento para tocar los corazones de más israelíes con Su amor.

Mantengamos nuestra mirada arriba,
Rebecca J. Brimmer
Presidenta Ejecutiva Internacional

 

Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos