Mostrando amor a viudas y huérfanos

mayo 4, 2021
Print Friendly, PDF & Email

Ramona Lewis orando sobre sus rodillas

Mi madre fue viuda durante 12 años antes de reunirse con mi padre en el cielo en 2019. A menudo nos decía que Dios tiene un corazón especial para las viudas y que ella confiaba en que Él la cuidaba. Cuando las cosas se ponían difíciles, solía decir: “¡Dios mío!” Él era su fuente en todos los sentidos. Soy muy bendecida por haber tenido una madre piadosa que constantemente oraba. Cuando falleció, establecimos en su honor la ‘Fundación Ramona Lewis a Favor de Viudas y Huérfanos’.

Me encantan los pasajes de las Escrituras que muestran el carácter de Dios. Considera este: “Porque el Señor tu Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible que no hace acepción de personas ni acepta soborno. Él hace justicia al huérfano y a la viuda, y muestra Su amor por el extranjero dándole pan y vestido” (Dt 10:17-18 NBLA).

La mayoría de sobrevivientes del Holocausto a los que ayudamos han perdido a sus cónyuges. De hecho, hay muchas viudas ancianas en nuestros programas de alimentos que reciben asistencia alimentaria con regularidad. Es un honor para nosotros ayudar a suplir sus necesidades físicas, pero nuestro corazón se rompe al ver su soledad. Desafortunadamente, Israel también tiene muchas viudas jóvenes batallando al criar solas a sus familias.

Una familia en necesidad

Li, viuda y madre de cuatro

En octubre, el esposo de Li falleció repentinamente, dejándola a ella una madre joven, sola con cuatro hijos que criar. Su hijo mayor tiene ocho años y los más pequeños (gemelos) tienen tres. Con el corazón roto por la pérdida de su esposo, también se encontraba en graves dificultades financieras.

En el pasado ya habíamos ayudado a la madre de Li. Con su familia sumida en gran dolor, ella nos llamó para pedir que ayudáramos a su devastada hija. Durante los primeros meses la ayudamos con necesidades dentales urgentes. Después  su refrigerador se descompuso, así que lo reemplazamos. Más tarde necesitó una cama y pudimos apoyarla nuevamente.

A medida que se acercaba la Pascua, dándonos cuenta de cuántas necesidades tenía esta familia, nos movilizamos para bendecirlos de manera especial, les llevamos mantas nuevas; ollas y sartenes; obsequios para los niños; y vales de comida para que pudieran organizar una maravillosa cena de Pascua con toda la familia. Sabíamos que estábamos actuando conforme al corazón de Dios, quien claramente en Su Palabra dice que cuidará de la viuda. Estoy segura de que Li y sus hijos siempre recordarán a “los cristianos” que vinieron y mostraron amor a su familia.

Dee, una de nuestras voluntarias que estuvo presente para ayudar ese día, es quien pudo acercarse para darle un gran abrazo a Li. Dee nos contó lo fuerte que Li le devolvió el abrazo. Con lágrimas de alegría y gratitud Li recibió  los regalos que “los cristianos” le estaban entregando a ella y a sus hijos huérfanos. Te invito a ver el video del día en que visitamos esta joven viuda, dando clic aquí.

Hechos prácticos

Voluntarios llevando regalos para bendecir a la familia de Li.

El libro de Santiago es famoso por su práctica aplicación de la fe diciendo: «La religión pura y sin mancha delante de nuestro Dios y Padre es esta: visitar a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y guardarse sin mancha del mundo» (Santiago 1:27 NBLA).

Todos los días, el equipo cristiano de Puentes para la Paz se extiende en manera práctica para mostrar el carácter de Dios y el amor cristiano al pueblo de Israel. En este relato, ayudamos a una viuda. También nos acercamos a nuevos inmigrantes; niños de familias con dificultades socioeconómicas; sobrevivientes del Holocausto y más. En respuesta al aumento de necesidades provocadas por la pandemia, estamos agregando a cientos de personas más a nuestro Proyecto regular de Alimentos para que puedan recibir su paquete de alimentos continuamente, muchos de los que agregamos a la lista son viudas o madres solteras. Ya que Israel es un lugar caro para vivir, generalmente las familias dependen de dos salarios para llegar a fin de mes, por lo que los hogares monoparentales se encuentran a menudo entre los más necesitados de la sociedad.

Gracias

Cuán agradecidos estamos de que cristianos como tú han estado contribuyendo a nuestro Fondo para Viudas y Huérfanos, esto nos permitió bendecir a Li y sus preciosos hijos; y nos permitirá alcanzar con amor a otros en necesidad. Estamos agradecidos de servir a un gran Dios, que ama a la viuda, al huérfano y al extranjero. ¿Quiere Dios usarte hoy para mostrar Su amor? Tus generosos donativos nos permitirán llegar a más de los que lloran desesperados, pidiendo a Dios que los ayude.

Bendiciones desde Israel,

Rebecca J Brimmer

Presidenta Ejecutiva Internacional

 

Traducido  por Fernanda González –  Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos