¡Los Niños son el Futuro!

julio 15, 2016
Print Friendly, PDF & Email

AP0716_1Hace diez años comenzamos nuestro proyecto de Niños Escolares para ofrecer la oportunidad de tener mayor éxito académico a niños de niveles socioeconómicos bajos. En la actualidad, ayudamos a 400 estudiantes en 12 diferentes escuelas. Les proveemos una mochila nueva llena de libros de texto, libretas, una botella de agua, un estuche con todas las cosas que necesitarán durante el año escolar, y muchas cosas más. Reciben un almuerzo caliente cada día en la escuela, y les ofrecemos la oportunidad de participar en programas de enriquecimiento y pasadías después de horas escolares. De esa manera, invertimos en el futuro de esos niños. También cambiamos su percepción sobre los cristianos, ya que no perseguimos sino que bendecimos a los judíos.

A menudo digo que no podemos cambiar el doloroso pasado que el pueblo judío tuvo que atravesar, pero podemos cambiar su futuro. La Biblia tiene muchas maravillosas promesas para la Tierra y el pueblo de Israel. Sé que Dios está restaurando a Israel como parte de Su plan para la redención final. Hoy me senté al lado de un hombre judío, quien me dijo: «Estamos en el comienzo de la redención. ¡Ambos sabemos (los cristianos y los judíos) que el retorno del pueblo judío a Israel es parte del plan divino de redención!»

¡Cuando hablamos sobre el futuro, debemos reconocer que los niños son ese futuro! Casi siempre, los hijos de inmigrantes son quienes atraviesan más dificultades que los demás. Ellos llegan a Israel, tal como lo anunciaron los profetas. Pero esos primeros años son muy difíciles. Tienen que aprender a hablar hebreo, y sus padres necesitan ser nuevamente entrenados o certificados en sus profesiones. Aunque la educación para los niños es gratuita en Israel, casi siempre carecen de las finanzas para pagar otros gastos escolares. Los libros no son gratuitos, ni tampoco los almuerzos. A menos que les ayudemos, muchos de los niños se verán rezagados en sus estudios. Muchos nunca se pondrán a la par con sus compañeros de clase, y a menudo abandonan la escuela cuando son adolescentes. Por medio del Programa de Niños Escolares, podemos cambiar sus vidas.

Fortaleciendo sus Experiencias Educativas

Trabajamos de cerca con educadores israelíes para fortalecer las oportunidades educativas que ellos ofrecen. De esa manera, invertimos en su futuro. Hemos regalado unos carritos con computadoras portátiles a tres escuelas. Esos carritos incluyen 16 computadoras portátiles que pueden ser movidos a cualquier salón de clases. Hemos instalado un laboratorio de ciencias electrónicas en una escuela superior de varones para que puedan tener una profesión antes de entrar a su servicio militar. Hemos regalado instrumentos musicales, unidades de acondicionadores de aire y muchas pizarras computarizadas. Hemos hecho mejoras a patios de recreo por medio de voluntarios que se quedan a ayudar varios días después de sus tours. Hemos donado sistemas de sonido y proyectores digitales. Todo eso ha sido posible gracias a los regalos generosos de cristianos alrededor del mundo.

Añadiendo una Nueva Escuela
AP0716_2

Cuando comience el nuevo año escolar en septiembre, 30 niños en la escuela elemental Zaman Aran de Jerusalén se unirán a nuestro programa. Shirley Burdick, supervisora del Programa de Niños Escolares, explica cómo se inició nuestro contacto con ellos. «Fui a esa escuela porque conozco a la madre de una niña en cuarto grado que estudia allí. A menudo he compartido con la madre (que es también esposa de un rabino) sobre la labor de Puentes para la Paz cuando salimos juntas a caminar a nuestros perros, y hasta visitó el Centro de Distribución el año pasado. Me invitó a la escuela para su programa de Jánuca, y allí conocí a la directora escolar.» La escuela cuenta con 371 estudiantes. Es una preciosa escuela en medio de un vecindario no muy atractivo. Muchos niños de familias inmigrantes asisten a esa escuela, y sus padres simplemente no pueden proveer para todas sus necesidades. Cien de esos estudiantes necesitan ayuda, y aunque desearíamos ayudarles a todos, al presente sólo podremos incluir a 30 en el programa.

Salvar a una Vida es Salvar al Universo
AP0716_3

En el pensamiento judío, si uno salva a una vida, ¡es como si uno salvara a todo el universo! Recientemente recibimos la visita de una sobreviviente del Holocausto, quien compartió su historia con el grupo. Fue rescatada por una familia cristiana holandesa. Cuando nos contó acerca de sus hijos, nietos y bisnietos, 17 personas en total, quedé maravillada. Esa familia cristiana holandesa salvó la vida de una pequeña niña, ¡y de ella se produjo un universo!

Necesitamos dos auspiciadores por cada niño en nuestro programa. Pedimos al Señor que toque su corazón para que podamos cambiar el futuro de más inmigrantes y niños israelíes. ¿Podrá usted unirse para cambiar el futuro? Cambiamos la vida de niños israelíes, dándoles un futuro más brillante. Por medio de la tecnología, podemos cambiar la manera en que aprende una escuela entera. Podemos cambiar la manera en que maestros, familias y niños perciben a los cristianos. ¡Podemos cambiar el futuro! Necesitamos que los auspiciadores hagan un compromiso de todo un año. Recibirán una foto con información sobre el niño que auspician. También necesitamos donativos para hacer mejoras en escuelas a las que ayudamos. Ninguna contribución es demasiado pequeña. Las necesidades son enormes. Mi oración es que Dios bendiga a los niños de Israel por medio de regalos amorosos cristianos, y que también bendiga a los que hagan dichos regalos. «Bendeciré a los que te bendigan…» (Gén. 12:3).

Bendiciones desde Israel,
Rebecca J. Brimmer
Presidenta Ejecutiva Internacional

 

(Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos)