La Aliá en la era del coronavirus

agosto 2, 2020
Print Friendly, PDF & Email

Mientras orábamos sobre el 2020, pedimos tener una visión clara. ¿Cómo podríamos haber imaginado la nueva realidad en que vivimos? Viajes internacionales casi paralizados, informes diarios sobre las estadísticas de víctimas de coronavirus, luchas económicas, tasas de desempleo en niveles altos e incertidumbre sobre cuándo se resolverá la situación. Una de las consecuencias sorprendentes de la pandemia mundial es el hecho de que mas personas judías están eligiendo regresar a Israel este año que en otros años. De hecho, se cree que los números de aliá (inmigración judía a Israel) pueden ser tres veces más altos que el año pasado.

¿Porqué ahora? Para la comunidad judía en la diáspora (fuera de Israel), no importa cuáles sean sus circunstancias, si algo sale mal, saben que Israel los recibirá como ciudadanos. De repente, los viajes internacionales se detuvieron casi por completo, los problemas económicos golpearon y la pandemia impactó profundamente a las comunidades judías en muchas ciudades del mundo. De pronto, muchos se dieron cuenta de que había llegado el momento de hacer de Israel su hogar. La idea de «ir mientras todavía es posible» comenzó a escucharse. Algunos están mejor preparados para hacer la mudanza, otros necesitan apoyo. De cualquier forma, al llegar a Israel, todos entran en cuarentena de inmediato durante dos semanas.

Somos socios de Dios

Nada de esto sorprendió al Señor. Hace unos 2,500 a 3,000 años, los profetas de Israel fueron inspirados por Dios para escribir sobre el regreso del pueblo judío a su propia tierra. Durante muchos años hemos ayudado al pueblo judío a regresar a Israel desde los países de la antigua Unión Soviética, así como a los Bnei Menashé (descendientes de la tribu de Manasés) de la India. Continuaremos haciendo este trabajo sagrado mientras tengamos fondos.

Asociándonos con nuestros amigos judíos 

Hace un par de meses, el rabino Michael Freund de Shavei Israel (organización que ayuda a los descendientes de los judíos regresar a Israel), nos pidió que oremos por un gran avance que permita que los Bnei Menashé vengan a Israel. El proceso se ha retrasado porque no hubo gobierno (en Israel) durante más de un año, no se aprobaron presupuestos y muchas cosas tuvieron que detenerse. Acordamos orar; sabíamos que lo hacíamos de acuerdo con la voluntad de Dios: Él quiere que vuelvan a casa.

El rabino Freund nos acaba de enviar una noticia maravillosa. La nueva ministra de inmigración y absorción MK (miembro del Knéset/Parlamento), Pnina Tamanu, ha declarado: «Ningún judío tiene la “autoridad” de cerrar las puertas de Israel. Tampoco en tiempos de angustia … ». Ella prometió llevar a Israel a todos los que esperan en Etiopía, así como a los miembros de la comunidad Bnei Menashé en India.

Este es el gran avance por el cual hemos estado orando. En años anteriores, solo se les permitía regresar a unos cuantos de los Bnei Menashé, anualmente. Ahora es el momento de actuar y traer la mayor cantidad posible de esta comunidad a Israel. Ahora, mientras haya favor. Los Bnei Menashé que esperan en la India son personas genuinas, viven en circunstancias muy difíciles y al mismo tiempo están separados de sus familias que ya están en Israel. Cuesta $1,000 USD por persona traerlos a Israel, y miles están esperando. Los $1,000 USD cubren pasajes aéreos, transporte, visas, equipaje y otros gastos.

Rabino Freund y niños de los Bnei Menashé

El rabino Freund nos escribió pidiendo nuestro apoyo: «Les agradecería que oren por esta solicitud y consideren asociarse con Shavei Israel en este histórico regreso de la Tribu Perdida de Manasés a su patria ancestral. Hace más de 25 siglos, el profeta Isaías (11:12 NBLA) predijo que el SEÑOR “alzará un estandarte ante las naciones y
reunirá a los desterrados de Israel”. Ahora estamos presenciando el cumplimiento de esas palabras». 

Los cristianos somos una nación santa (1 Pedro 2:9). Creo que somos quienes Dios está llamando a traer a los exiliados de Israel a su tierra natal.

Inmediatamente enviamos una contribución de 100,000 NIS ($29,000 USD), que pagará los costos de 29 Bnei Menashé. ¿Quieres ser parte del plan de Dios para traerlos a casa? Tu donativo, no importa cuán grande o pequeño sea, nos ayudará a lograrlo.

Bendiciones desde Israel,

Rebecca J. Brimmer

Presidenta Ejecutiva Internacional

Traducido y adaptado por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos