×

Debit/Credit Payment

Credit/Debit/Bank Transfer

Denles Ustedes de Comer

abril 16, 2016
Print Friendly, PDF & Email

Miles se habían reunido para escuchar a Yeshúa (Jesús). Todo el día habían estado absorbiendo Su enseñanza. Ya había llegado la noche y no tenían nada que comer. Los discípulos presentaron el asunto a Yeshúa, y Su respuesta fue: «No hay necesidad de que se vayan; denles ustedes de comer» (Mat. 14:16). Claro está, ¡lo que sigue es uno de los más grandes milagros! Yeshúa multiplicó cinco panes y dos peces para alimentar a 5,000 hombres, además de mujeres y niños.

Ese pasaje ha resonado en mi corazón hoy porque una multitud de personas hambrientas tocan a las puertas de Puentes para la Paz cada mes. Actualmente, proveemos alimento a sobre 26,000 al mes. No queremos decir a los hambrientos que se vayan sin darles de comer. Pero, si no ocurre un milagro de multiplicación tendremos que eliminar a casi 1,160 familias (como 5,000 personas) de nuestra lista.

Tristemente, los donativos hacia el Proyecto de Alimento disminuyeron en 2015. Por otro lado, una importante organización que por años había hecho generosos donativos ha tenido que dejar de apoyar el programa.

Pedimos un Milagro de Multiplicación

WEB DWilliams_Elderly Woman_P6766Por lo tanto, hemos presentado nuestro problema al Señor y le hemos pedido un milagro de multiplicación. Le pedimos que hable a los corazones de cristianos en todas partes del mundo para que ayuden a alimentar al pueblo judío mientras regresan a su hogar en Israel, según profetizado en las Escrituras. Oramos para que los que ya hacen donativos para el Proyecto de Alimento puedan incrementar sus donativos. También pedimos al Señor que nos ayude a obtener mejores precios en la compra de los alimentos, permitiendo que rindamos más las finanzas. Y creemos que Dios puede hacer un milagro de multiplicación.

Para que podamos continuar ayudando a los que alimentamos, necesitamos que los donativos lleguen a un total de $240,000 en 2016. Eso significa que debemos recibir $20,000 más cada mes para el Proyecto de Alimento.

Salmo 72:12-13 dice: «Porque él librará al necesitado cuando clame, también al afligido y al que no tiene quien lo auxilie. Tendrá compasión del pobre y del necesitado, y la vida de los necesitados salvará.»

Dios ha llamado a Puentes para la Paz con el propósito de ser Sus siervos en el cumplimiento de ese texto bíblico. Nos ha ayudado a obtener camiones, almacenes, personal, contactos y favor en Israel. Podríamos hacer más con lo que nos ha dado si tuviésemos una multiplicación de alimento.

Recientemente recibimos la siguiente nota de una familia a la que ayudamos:

«Mi nombre es Ishack, padre de once (11) hijos, y nací en Marruecos. Mi esposa nació en Israel y sus padres vinieron de Trípoli. Conocí a mi esposa en Jerusalén y nos casamos allí en el año 2000. Poco después, nos mudamos al sur porque recibí una posición de maestro en un pequeño pueblo, Yeruham.

«Nuestra situación financiera no está fácil. Mi esposa está enferma y no puede trabajar. Soy maestro, y sólo yo sostengo a la familia. Es muy difícil alimentar a 11 niños con mi salario, además de cumplir con todo lo que ellos necesitan, aunque son pequeños.

«Estoy agradecido a ustedes, los cristianos en Puentes para la Paz, y por el hecho de que tengo un empleo en Israel. Ustedes son la razón por la que he podido sobrevivir todos estos años. Me entusiasma escribir mi historia y por fin tener la oportunidad de darles las gracias desde lo más profundo de mi corazón. Gracias por ayudarme, y por el continuo respaldo que recibo de ustedes. No ha sido simplemente el alimento mensual que ustedes nos entregan aquí en Dimona, sino que también recibimos un calentador, materiales escolares, ¡demasiadas cosas para mencionar!

«Esta semana recibí una frazada por parte de ustedes y me hizo sentir tan feliz al saber que existen personas buenas en esta vida que ayudan de esa manera. La frazada puso una sonrisa en los labios de uno de mis hijos. Para cualquier persona, eso es simplemente una frazada, pero para mí es algo grande y muy cálido. Muchísimas gracias. Que siempre estén allí para nosotros, las familias necesitadas.

«Les envío a ustedes una enorme gracias, y un abrazo si pudiera, con todo mi corazón para ustedes, amantes de Israel.»

Ellos No Tienen que Irse Hambrientos

Escucho el eco de las palabras de Yeshúa que nos llega desde las edades, diciendo: «No hay necesidad de que se vayan; denles ustedes de comer.» No quiero rechazar a una sola familia como la de Ishack. ¿Cómo podríamos enviar a casi 5,000 personas sin darles de comer?

Nosotros somos los llamados del Señor, los que Él usa para demostrar Su amor al pueblo de Israel. Yo sé que Él llama a la Iglesia hoy día: «¡Denles ustedes de comer!»

En enero, 1,213 cristianos donaron hacia nuestro Proyecto de Alimento. Si cada cual añadiera $20 más a su compromiso mensual, podríamos alcanzar el nivel necesario para seguir alimentando a las 26,000 al mes. Quizás algunos que ya donan a otros proyectos podrían considerar incluir otros $20 para el Proyecto de Alimento, pero cualquier cantidad sería bien apreciada.

Por favor, ore para saber cómo Dios quiere usarle para alimentar al pueblo de Israel: a los niños, ancianos, sobrevivientes del Holocausto, nuevos inmigrantes y árabes-cristianos. Seamos parte de Su milagro de multiplicación.

Bendiciones desde Israel,
Rebecca J. Brimmer
Presidenta Ejecutiva Internacional

 

(Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos)